Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

¿Qué fue antes? ¿La gallina o el huevo? Descúbrelo en Clusterduck

Clusterduck

Clusterduck es un curioso y divertido juego de clonación de patos en el que incubar cientos de huevos para que vayan naciendo Patos de los mismos y así podamos ir desbloqueando todas esas mutaciones genéticas que van surgiendo.

Un juego no común por el hecho de que esas mutaciones pueden dar en que nuestro pollo tenga una pata con una espada o que tenga algún músculo demasiado desarrollado. Un nuevo título para Android que tiene su comunidad de jugadores y que con un elegante estilo visual, va a conseguir que veamos muchos anuncios de publicidad por motu propio. Vamos a ello.

Que no, que fue la gallina antes…

Clusterduck

Clusterduck nos lleva a un interesante gameplay en el que sorpresivamente nos encontramos con que no hemos de emparejar o combinar los patos que van generándose, sino que nuestra tarea más bien es buscar esos nuevos elementos de clonación que surjan en nuevos tipos de pato.

Desde ese pato con un tupé muy rubielas u otro en el que su pata casi se ha convertido en el brazo de un tenista por lo bien perfilado que están sus músculos. Clusterduck principalmente quiere que hagas mutar a a mayor cantidad de patos y que sacrifiques a los que ya no te interesen por ese agujero situado en la parte inferior de la pantalla.

Nuestra misión es mover los patos por el espacio y pulsar en los huevos para incubarlos. Necesitarán un tiempo, así que cuanto más progresemos más minutos llevará el poder «cascar» el huevo para descubrir qué tipo de pato ha nacido.

Que sí, que fue el huevo… Clusterduck

Clusterduck

Cada pato está compuesto por la cabeza, por las alas y por el cuerpo. Desde el «patodicionario» podemos ver la gran variedad de cabezas, alas y cuerpos que multiplicados pueden dar exponencialmente a cientos de patos distintos. Y es aquí donde se encuentra uno de los puntazos de este juego llamado Clusterduck.

Es decir, que con cada generación nueva de patos se puede crear una nueva mutación que dé a cosas horripilantes en la forma de patos. Vamos que nos podemos encontrar a un pato con la cabeza como una espada, o el casco de un caballo como ala.

En donde incubamos a los patos tenemos una serie de nidos y un límite de patos para que coexistan, así que no queda otra cosa que coger el agujero y sacrificarlos cuando ya no quede más espacio para más. Es decir, que hemos de intentar tener una mayor variedad de patos que den a huevos que éstos generen más criaturas.

Descubre el secreto del agujero

Clusterduck

Clusterduck nos lleva ante un simpático casual en el que con esos patos dibujados nos da por conocer todas las mutaciones y si seremos capaces de desbloquear todas ellas. Nos podemos servir de los anuncios de publicidad para así adelantar el tiempo de incubación o desbloquear una nueva rareza en un huevo listo para que nazca un nuevo patito.

Visualmente tiene su aquel por las animaciones de los patos, la gran variedad de mutaciones y ese aspecto técnico que tampoco es que necesite mucho, pero que tiene lo justo para generar una generosa experiencia de juego.

En Clusterduck tenemos la publicidad activa en todo momento en la parte inferior y no nos «mete» una publicidad invasiva, sino que vamos a ser nosotros mismos los que pulsemos en el botón apropiado para que se lance una. Un juego curioso que os animamos a probar.

Opinión del editor

Incuba a cientos de patos para que vayan generándose diversas mutaciones cada una más rara.

Puntuación: 6

Lo mejor

  • Un juego curioso
  • Exponencial la gran cantidad de mutaciones que se pueden dar
  • Visualmente tiene su cosa

Lo peor

  • Está en inglés

Descarga Aplicación

Clusterduck (Free, Google Play) →



This post first appeared on Compilación Móvil, please read the originial post: here

Share the post

¿Qué fue antes? ¿La gallina o el huevo? Descúbrelo en Clusterduck

×

Subscribe to Compilación Móvil

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×