Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Violadores con beneficio y escrache



Betania Núñez
25 noviembre, 2016

Perderse de vista

La Justicia permitió que José Nino Gavazzo cambiara de domicilio. Del barrio Pocitos, donde el represor fue escrachado este año, Gavazzo se mudó a Parque Miramar, más concretamente a la calle Federico García Lorca 7818.

 
Federico García Lorca 7818, la nueva dirección de Gavazzo.

La Justicia permitió que José Nino Gavazzo cambiara de domicilio. Del barrio Pocitos, donde el represor fue escrachado este año, Gavazzo se mudó a Parque Miramar, más concretamente a la calle Federico García Lorca 7818. La resolución del juez Martín Gesto es del 15 de noviembre y fue acompañada por un segundo dictamen: al mudarse de Montevideo a Canelones, el magistrado declinó competencia y Gavazzo pasó a la órbita del Juzgado de Primera Instancia de Ciudad de la Costa.
Condenado a 25 años de penitenciaría por 28 homicidios muy especialmente agravados, Gavazzo obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria el 24 de diciembre de 2015, además de varias salidas transitorias, la más mediática para asistir al cumpleaños de 15 de su nieta el 27 de mayo. Finalmente Gavazzo no concurrió a la fiesta, ante el escrache que se realizó esa noche frente a su edificio. Una semana después Brecha difundió el testimonio de varios vecinos que aseguraban haberlo cruzado en las calles de Pocitos, lo que implicaba una violación a la prisión domiciliaria (véase edición del 3-VI-16), y para ese entonces Gavazzo ya había solicitado el cambio de domicilio.
Esa vez, sin embargo, el represor obtuvo la negativa de la justicia, ya que la Oficina de Supervisión de Libertad Asistida (Osla) esgrimió que no podría monitorearlo en el domicilio al que pretendía mudarse. La fiscal Dora Domenech dijo a Brecha que la decisión se revirtió a partir de un nuevo informe de la Osla, esta vez favorable: “Yo no me opuse porque la Osla informó que estaba en condiciones de vigilarlo en ese nuevo domicilio, siempre y cuando los traslados al hospital corrieran por cuenta de la familia. La familia presentó un escrito diciendo que se haría cargo de esos traslados y, por consiguiente, no tenía yo fundamentos para oponerme”. Ni la fiscal ni el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, supieron decir si la Osla subsanó sus problemas técnicos para habilitar la mudanza del represor o si el nuevo domicilio de Gavazzo es en una dirección diferente a la que había propuesto en primera instancia.
RESOLUCIÓN: decretos-dr-gesto


Decretos Dr Gesto by Alberto Cabrera on Scribd

>>> Escrache

13 de diciembre de 2017


Comunicado: ¿Por qué escrachamos a Cedrés?

La lucha por verdad, memoria y justicia está viva.
Esta memoria define a un torturador.
Señalar a alguien como torturador es decir: secuestró, encarceló,   violó, asesinó, robó. Es marcar que torturó y tortura porque la desaparición es el tormento prolongado en el tiempo.
Todos crímenes aberrantes que indignan al espectador que lo escucha.
Indignación que se transforma en justa bronca.
Bronca que crece ante la conciencia que la mayoría de estos torturadores andan sueltos, viviendo entre nosotros, amparados por la maldita impunidad.
La responsabilidad. ¿Dónde está?, ¿de quién es? 
El tiempo pasa…a tantas décadas faltan demasiadas piezas que hallar para armar este puzle. Gracias a los testimonios de miles de compañeras y compañeros se ha  armado una lista con cientos de nombres de torturadores identificados, pero sigue incompleta. Faltan muchos, que tienen responsabilidad real y se han mantenido absolutamente impunes. Algunos han pasado inadvertidos.  O por la función en el sistema de tortura que cumplieron. O porque simplemente, no siempre, las víctimas sobrevivientes al horror tuvieron la posibilidad de reconocer. O porque no pudieron individualizar a todos los responsables. O porque aún las victimas no han podido hablar.  
El que no haya ninguna denuncia concreta de tal o cual Militar ¿hace que este sea inocente?
La tortura -para cualquier propósito que sea y en nombre de quien fuere- requiere un torturador.
Torturador es aquel individuo responsable de planear y de causar dolor a otros.
¡Qué difícil se nos hace decir lo que vamos a decir!
En el sitio donde nadie dice una palabra.
Donde alguna persona es desnudada.
Rociada con agua
Amarrada
Donde otro comienza a aplicar descargas eléctricas hay un torturador.
El que ordena
El que mira
El que sabe
El que censura cartas
El que ordena que no se pueda cantar
El que te suspende la visita
El que maltrata al familiar
El que desnuda a un bebé. El que se lo roba, o sabe que se lo robaron.
El que lo entrega sonriente a una pareja que criara a esa niña bajo su código militar.
El que piloteo un avión y vio abrir las compuertas para tirarlos al mar
El que te llevó la comida y te vio desnuda y herida.
El médico asesor que te colocó en el pecho el estetoscopio  y dijo: pueden seguir
Dónde te empujan y ultrajan está el torturador. Actuando u ordenando.
Plenaria Memoria y Justicia, en cada escrache, en cada acto de condena social que ha realizado siempre ha sostenido que más allá de marcar la responsabilidad individual de determinado torturador, hay una responsabilidad institucional del Estado. Bajo esta opresión capitalista se enseña a torturar. La institución militar en pleno, quienes la sostienen, quienes la integran e integraron, quienes la defienden son responsables.
Acá no se trató de algún sicópata suelto al que se le fue la mano.
Acá hubo un plan sistemático y coordinado.
La tortura, el asesinato, el secuestro, el robo, no fueron excesos, fue la modalidad establecida por la institución militar y su obediencia debida.
Los mandos daban órdenes y los subordinados acataban…
TODOS SON RESPONSABLES.
TODOS SON TORTURADORES.
Después de tanto dolor, de tanta resistencia, de tantos testimonios, no podemos caer en la ingenuidad de creerle a algún militar que declara que: no sabía nada, que no hizo nada, que donde estuvo no pasó nada.
Es tan responsable el que dio las órdenes, el que conducía a los compañeros y compañeras a los “interrogatorios”, el que estaba en los centros de tortura escuchando los gritos sin hacer nada como el que el torturaba.
Es tan responsable el que aplicó la picana como el que hoy décadas después sigue callando y defendiendo el Terrorismo de Estado en nombre de haber salvado la patria.
Es por esto que los convocamos a sumarse al Escrache al Cnel. Guillermo Cedrés Burlando: Otro torturador impune
Viernes 22 de Diciembre:
Nos concentramos a las 19 Hrs. en Rivera e Hipolito Yrigoyen para marchar rumbo a su domicilio en Almería 4794
Para el verdugo
Para el que encubre
Para el que los defiende
CONDENA SOCIAL





>>> Prontuario

Fue Teniente Primero y ascendió luego a Capitán en el Golpe de Estado
Es un oficial preparado que estuvo en sitios claves durante el Terrorismo de Estado.
¿Alguien lo denunció?
  • Guillermo Cedrés es el Teniente Coronel Retirado que se puso al frente del antro fascista del Centro Militar.
  • Es el que estuvo en el Penal de Punta de Rieles llevando adelante la política de destrucción,  tortura sicológica planificada en la cárcel de mujeres.
  • Es el que estuvo en el Batallón Florida Infantería 1 del Buceo, dónde funcionó la Inteligencia Militar más selecta y rancia entre ellos Carlos Calcagno, Armando Méndez, Trabal, Cristi, Rebollo, Aguerrondo, Arquímedes Maciel  y tantos más.
  • Es el que estuvo en ese cuartel clave donde fueron asesinados varios compañeros (Alter, Arteche, Fachinelli).
  • Junto con el cuartel de Artillería 1 del Cerro donde estaba ese año la OCOA, este cuartel sirvió de base para fraguar la muerte de Silvia Reyes, Diana Maidanic y Laura Raggio. En ese operativo entre otros estuvo Armando Méndez. Ese abril de 1974 el coronel Aguerrondo y Rapela se enfurecieron. A Silvia la velaron en su casa a pocas cuadras del Florida. Los vecinos armaron un cortejo silencioso para despedirla. Los militares se molestaron por  las flores rojas en mano de las vecinas. ¿Dónde estuvo el actual Tte. Cnel Cedres?. 
  • Esta unidad aparte de ser centro de tortura también cumplió la gala legislativa. Hoy funciona en Camino Maldonado Km 14.
  • Este militar estuvo a cargo entre 1982-84 en el tiempo  que se tiró rápidamente abajo el cuartel, pocos meses antes de la salida de la dictadura entre 1982-84 ¿Por qué el responsable del cuartel Guillermo Cedrés avaló tirar abajo el cuartel? ¿O fue él que lo planificó?.
  • Este Teniente Coronel retirado calló y calla. Se construyó (en tiempo record) un complejo habitacional en el sitio donde estuvo la unidad militar.
  • Un informante militar dijo que allí habían enterrado a varios desaparecidos. Que allí estaba enterrada Elena Quinteros… Aun no sabemos qué sabe el defensor de los impunes.
  • Guillermo Cedres, fue parte de la transformación del Buceo. Desde Luis Alberto de Herrera hacia el Cementerio Inglés y el Cementerio del Buceo, previo a que se edificara el shopping y el  CH98 entre las calles Saldanha Da Gama y Nicolás Piaggio; los militares habían fomentado la prostitución, la distribución de la droga y la prepotencia represiva imperaba en el barrio.
Pero nada dijo ni dice el actual defensor de los impunes.
Esta condena quiere apuntar a borrar la “naturalizada” costumbre de torturar en Cuarteles,  Cárceles y Comisarías para que aquí y allá la memoria, desde su dolor, siga diciendo "no"…
El defensor de sus camaradas (los milicos)
Mientras Guillermo Cedrés fue presidente del Centro Militar señaló en varas ocasiones su postura de defensa y “camaradería” con los militares que cumplieron funciones en la última dictadura, en ellas expresó su molestia sobre los procesamientos de militares denunciados bajo el terrorismo de Estado.
El cúmulo de denuncias por violaciones a los derechos humanos "es algo premeditado", siendo parte de "la escalada de venganza de la que somos víctimas", transformándose en "un tema político y lo tiene que resolver el político", dijo Cedrés en Radio Carve. "El cacique (Mujica) tiene que llamar a los indios y ponerlos de acuerdo, que se arreglen. El puede hacerlo porque tiene suficiente dialéctica, convocatoria y carisma para poder hacer este tipo de cosas."
El procesamiento del general Miguel Dalmao por el "homicidio muy especialmente agravado" de la militante de la UJC, Nibia Sabalsagaray, fue uno de los casos más notorios. "Se trata de un general en actividad, que era alférez en ese momento. No tuvo nada que ver, (y) por estar de guardia se come ese sapo", valoró Cedrés.
Tras confirmarse el fallecimiento del general Miguel Dalmao, primer militar en actividad procesado por delitos cometidos durante la dictadura, Cedrés defendió la inocencia de Dalmao y criticó las acusaciones hechas por la ex fiscal Mirtha Guianze y por su subrogante María Camiño luego. Cedrés insistió en que la muerte de la maestra Nibia Sabalsagaray fue un suicidio y que Dalmao no estuvo involucrado en el hecho, señalando una intencionalidad en el proceso. "Todo lo de ellos está bien y todo lo de nosotros está mal", afirmó en ese sentido.
Sus camaradas consideran a Dalmao “un mártir” y afirman que “es inocente”. También están convencidos que Sabalsagaray se ahorcó en una celda en 1974 cuando estuvo detenida en  el Batallón de Transmisiones Nº 1.
Sabalsagaray tenía entonces 24 años, había nacido en Juan Lacaze, era profesora de literatura y militaba en el Partido Comunista. Un día, en una madrugada de la dictadura (1973-1985), la fueron a buscar a su casa y la devolvieron muerta.
La prosecución de los procesos contra militares, por tanto, puede alterar la paz social, en el sentido de provocar la resistencia por parte de personas inocentes acusadas sin pruebas, señaló. Sin embargo, el Centro Militar seguirá "siempre" manejándose legalmente, intentando "defender a nuestros camaradas".
Cuando Pedro Barneix se suicidó Guillermo Cedrés, lamentó la muerte de su "amigo", así lo recordó, y aseguró que no tuvo "ninguna responsabilidad" en la muerte de Aldo Perrini en 1974 por el que fue procesado.
Cuestionó además que "los servidores públicos no han sido resarcidos económicamente y sí las personas que han combatido al Estado uruguayo".
Cedrés reduce los Crímenes de Lesa Humanidad a problemas personales, de venganza y de antipatía.
En enero del 2011 manifestó que hay una "profunda inquietud" en filas castrenses por la convocatoria masiva en febrero (por los restos del profesor Julio Castro encontrados en el Batallón de infantería N.14) para que respondan por las torturas cometidas en los cuarteles durante la dictadura. "Nos parece algo muy ambiguo y grave, porque por una cuestión así se corre el riesgo de que llamen al voleo a cualquiera. Alcanza con que se tenga antipatía por un militar para que lo denuncien de haber torturado. Es demasiado", argumentó.
A su entender, desde el procesamiento del general Miguel Dalmao y del coronel (r) Juan Carlos Gómez "todo se aceleró. Los procesaron sin tener ningún elemento probatorio. Para toda la sociedad quedó claro que mandan a la gente a la cárcel sin pruebas, como dijo la ex ministra de Defensa, Azucena Berrutti. Estos anuncios nos llevan a pensar que puede ser peor". Cedrés siente que el móvil de los denunciantes "es la venganza", combinada con "un tema económico porque cada caso produce mucho dinero en los gastos de abogados. Estamos siendo agredidos por la Justicia. Éstas son cosas que pasaron hace cuarenta años. Con todos los problemas que tiene el Uruguay, con todas las viviendas que se necesitan para atender a los pobres, siguen con estos asuntos".
Capaz que con plata se animan a romper el silencio.
En mayo del 2015 Guillermo Cedrés, consideró que debería haber "algo que motive" a declarar a los militares que tengan información sobre el destino de los desaparecidos.
Cedrés fue consultado […] luego del acto de aniversario de la institución que agrupa a los retirados militares. En declaraciones recogidas por Subrayado, Cedrés recordó que "en el ámbito de la Justicia, el indiciado no comete falso testimonio, por lo que puede perfectamente no decir lo que hizo".
Por ese motivo, consideró que las personas que tienen información sobre los desaparecidos no lo dirán "si no hay algo que los motive". De todos modos, advirtió que "conmigo y con el 99 % de la Fuerza no van a averiguar nada porque no sabemos".
Plan Cóndor que no se llama Plan Cóndor sino coordinación entre los países para combatir el “terrorismo ideológico”
En conversación con Montevideo Portal, Cedrés señaló que no reconoció la existencia del Plan Cóndor, sino de coordinación entre los países de la región para combatir la Junta Coordinadora Revolucionaria. “Yo no le puse nombre”, dijo el militar, agregando que en aquel momento no se hablaba del Plan Cóndor como tal.
Para el militar, la coordinación entre los gobiernos “existe y debe existir” y comparó las coordinaciones de aquel momento con las que ahora realizan los gobiernos contra el narcotráfico.
“Para mí el terrorismo ideológico es igualmente terrible que el narcotráfico porque conlleva matar a cualquiera. Dicen ser inocentes pero eran secuestradores. Hugo Cores, Adalberto Soba y todos esos eran secuestradores y torturadores”, señaló.
Los restos de maestro Julio Castro, la teoría de los dos demonios y la negación del hallazgo en el predio del cuartel
En el 2011 Guillermo Cedrés es entrevistado para “En la mira VTV”, fue cuestionado por las prácticas de tortura y ejecución que hicieron los militares en la última dictadura, se hizo hincapié en la cuestión de los restos encontrados del maestro Julio Castro secuestrado por la dictadura cívico-militar en agosto de 1977 cuyos restos fueron encontrados en octubre del 2011 en los predios del Batallón de Infantería N.14 en Toledo.
El entrevistador le hace una pregunta que parafraseada sería la siguiente: ¿Cómo es posible que entierren un cuerpo (con la vigilancia y la seguridad que hay en un predio militar)? Cedrés responde “Lo enterraron en un predio que estaba fuera del cuartel, ¿no?, está cerca pero está fuera del cuartel, no tenía custodia militar, el centinela más cerca estaba a un kilómetro de allí, o sea no, no, no había quién controlara eso” y refiere que los enterramientos de otros estaban fuera de los predios del cuartel.
En esta entrevista Cedrés vuelve a llevar la sistematización de la tortura militar al plano de lo personal, los que torturaban “eran una ínfima minoría que eran los oficiales que se encontraban en los servicios que tenían que actuar directamente […] nosotros nunca recibimos la orden de matar a nadie, ni recibimos una orden de torturar a nadie.”
¿Qué pasa con el “pacto de silencio”?
“Lo rechazo, yo nunca lo sentí, en este tipo de operaciones hay una discreción en todas las acciones y los hechos, incluso hay una natural discreción para salvaguardar nombres de personas que han aportado informaciones, esto no es una cuestión pública que unos salga y lo comente al otro día y haga comentarios como si fuera un partido de futbol es una cosa bastante seria y reservada, con el secreto ese se evita dar a conocer nombres de personas.”
“Si existiera un pacto de silencio sería individual y no a nivel de su institución informó para TNU.”
2016 / Robo de archivos del equipo de antropólogos que investigan los hallazgos de los cuatro desaparecidos en los predios del cuartel
El robo se hizo en la oficina que estaba ubicada en una vivienda situada sobre la calle Paysandú y Magallanes, por fuera de lo que es el edificio central de la Facultad, se llevaron archivos de papel y un disco duro. Los autores además marcaron en un mapa colgado en la pared los domicilios de cada uno de los investigadores que integran el equipo, en una clara actitud de amenaza.

Durante la semana Santa, el equipo de investigadores volvió a su oficina y constató que el lugar había sido violentado y que varios discos duros de las computadoras existentes en el lugar habían sido formateados y que faltaban discos rígidos externos. Allí había información vinculada a causas judiciales que, en muchos casos, no estaba respaldada.

















This post first appeared on El Muerto, please read the originial post: here

Share the post

Violadores con beneficio y escrache

×

Subscribe to El Muerto

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×