Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Sudeste asiático en familia. Camboya. Amanecer en Angkor Wat. Banteay Srei. Parte 21.

Anteayer llegamos a Camboya, ayer pasamos el día haciendo el Circuito Corto de templos de Angkor, por la mañana visitando Angkor Wat y los templos de Angkor Thom: BayonBaphuon, el Palacio Real y Ta Keo, este fuera de Angkor Thom, y por la tarde Ta Prohm y Banteay Kdei.

Amanecer en Angkor Wat.
Amanecer en Angkor Wat.
Una de las cosas que más ganas teníamos de hacer en Angkor era ver el amanecer, y por fin, hoy había llegado ese día, así que, con los ojos llenos de legañas, a las 4.30 horas nos esperaba Thorn en la puerta del hotel para llevarnos una vez más a Angkor Wat.

Amanecer en Angkor Wat.
Estuvimos unas dos horas desde que llegamos hasta que nos fuimos.
Tocaba ver cómo asomaba el sol desde este templo y cuando llegamos todavía era de noche, no se veía nada que no fueran grupos de turistas que llegaban para deleitarse también con este amanecer.

Amanecer en Angkor Wat.
El madrugón mereció la pena.
Por suerte, al llevar una furgoneta de 9 plazas, los niños se quedaron con Thorn durmiendo en la van mientras nosotros disfrutábamos de este privilegio.

Amanecer en Angkor Wat.
Color dorado.
Como éramos tres y no teníamos claro desde donde saldrían mejores fotos, decidimos ponernos en dos ubicaciones diferentes, yo entre en las murallas y me puse frente a uno de los lagos que hay cerca del edificio principal de Angkor Wat mientras que Yolanda y mi hermana se quedaros fuera, a pie de foso, para ver las murallas y el templo desde fuera.

Amanecer en Angkor Wat.
El mismo amanecer desde fuera del templo.
Colores rosas y anaranjados comenzaron a divisarse en el cielo al mismo tiempo que las siluetas de las palmeras y el magnífico Angkor Wat aparecían ante nuestros ojos desde la penumbra.

Amanecer en Angkor Wat.
Mágico.
Ese momento que tanto esperaba había llegado, y mientras vivía ese hermoso amanecer, uno de los más mágicos de mi vida,agradecía a la vida por permitirme hacer realidad un sueño más.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Banteay Srei.
Un par de horas después estábamos desayunando fruta a las puertas del siguiente templo, algo alejado de los templos más visitados, a 20 km al nordeste del Baray Oriental, en las riberas del río Siem Reap, pero que merece mucho la pena, Banteay Srei.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
La joya de Angkor.
Banteay Srei o la "Ciudadela de las Mujeres" fue consagrado en el año 967 por dos sacerdotes brahmanes (los hermanos Yajnavaraha y Vishnukumara), prósperos hacendados de la región de Ishanapura, convirtiéndose de este modo en el único templo mayor de Angkor no construido por un rey.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
La Ciudadela de las Mujeres.
Su traducción “ciudadela de las mujeres” es debida probablemente a la delicada belleza de sus relieves, bellas imágenes de devatas (divinidades protectoras femeninas) que nos miran desde sus nichos abiertos en todas las fachadas de los edificios del complejo, ya que el nombre original del templo fue Tribhuvanamahesvara: gran señor del triple mundo. Fue descubierto por arqueólogos franceses bastante tarde, en 1914.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Estábamos prácticamente solos.
Al templo de Banteay Srei se lo conoce como la "joya de Angkor" con  toda justicia, no por su tamaño, pues comparado a otros templos de su época, este santuario es diminuto, más bien por el color rojo de sus piedras, como un rubí.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Fue construido por dos sacerdotes.
El estilo de Banteay Srei es un mezcla de arcaísmo e innovación. Construido con arenisca, con
ladrillos y laterita (usada sólo para las paredes del cercado, y en algunos de los elementos
estructurales).

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Entrada a Banteay Srei.
La puerta del gopura oriental de entrada al recinto central, la mayoría de los templos Khmer están orientado hacia el este, mide poco más de un metro de altura, es pequeña en comparación a su frontón, característica que se repite en todas las puertas del templo.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Banteay Srei posee los mejores relieves de Angkor...
Cada una de las dependencias del santuario es un prodigio en sí, un trabajo no se sabe si de arquitectos o de orfebres. Y el conjunto está encerrado en un estuche formado por una doble muralla circundada por un ancho foso cercado a su vez por otra muralla.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
...su grado de refinamiento es sorprendente.
Sorprende tal grado de refinamiento en una fecha tan temprana de ejecución: mediados del siglo X. En esa época Europa estaba en el prerrománico, el mozárabe, el asturiano, el carolingio..., cuyas mejores realizaciones parecen balbuceos bárbaros al lado de la sofisticación que exhibe el Banteay Srei.


Templos de Angkor. Banteay Srei.
Banteay Srei.
Vemos aquí soluciones arquitectónicas totalmente nuevas, como los gopuras con frontones triangulares rematados por espirales, o el añadido al triple prasat del santuario central de un vestíbulo y un corredor cubierto de entrada, a la manera de los templos de la India.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Banteay Srei es bastante pequeño.
La simbiosis entre arquitectura y escultura es total; a veces no se puede distinguir dónde acaba una y empieza la otra.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Frontón de Banteay Srei.
La laterita y la arenisca roja confieren un color tan cálido e intenso a los edificios del santuario, que, con sus juegos de frontones sinuosos y polilobulados, parecen plasmar en piedra las llamaradas de un gran incendio.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
Biblioteca de Banteay Srei.

Los relieves de los frontones de esos enigmáticos edificios llamados 'bibliotecas'  se encuentran entre las obras maestras absolutas de la escultura jemer.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
El nivel de perfección alcanzado es brutal.
A la salida de Banteay Srei, al igual que en las inmediaciones de muchos templos de Angkor, había un grupo de músicos mutilados que llamaron a Izan y Joel para enseñarles a tocar uno de sus instrumentos.

Templos de Angkor. Músicos mutilados en Banteay Srei.
Músicos mutilados en Banteay Srei.
En ese momento Izan me preguntó porqué había tantos grupos de músicos sin manos, brazos o piernas y se lo explicamos brevemente, más o menos cómo lo haré a continuación.

Templos de Angkor. Banteay Srei.
¿Sabías que en Camboya se comen a estos animalitos?
Camboya sufrió un conflicto causado por los Jemeres Rojos cuyo mandato, entre 1975 y 1979, provocó un genocidio con millones de camboyanos muertos. Los Jemeres Rojos plagaron de minas antipersona el país, millones de ‘municiones durmientes’ que siguen mutilando a quién las pisa.

Templos de Angkor. Músicos mutilados en Banteay Srei.
Los niños, agradecidos y preocupados, decidieron dar unos $ a los músicos.
Pues estos mutilados no tienen otra forma de ganarse la vida que esta, aprenden a tocar un instrumento y piden limosna de una manera más digna que simplemente dando pena. Algunos grupos incluso vendían sus CD's de música.

Ranas rellenas.
Ranas a la brasa rellenas.
Como ya os había contado, nuestro conductor de la furgoneta Thorn, cada vez que veía una situación interesante para nosotros, como por ejemplo una motocicleta con dos cerdos vivos cargados en ella, nos avisaba, o a veces, nos paraba para que lo viéramos in situ, como en el caso de las ranas a la brasa rellenas de piña, arroz y hojas de limón que vendían en un puesto ambulante.



No pude resistir la tentación y compré una brocheta con tres grandes ranas a la brasa, el vídeo de arriba habla por sí sólo.

Cocinando azúcar de palma.
Cocinando azúcar de palma.
Otra curiosidad es cómo hacen el azúcar de palma. Cuando Thorn pasó por delante de una casa donde estaban cocinándolo, paramos y nos explicaron cómo se obtenía este delicioso y energético producto. Para no enrollarme con el proceso, he copiado un vídeo de Youtube que lo explica perfectamente.



Además compramos unos cuantos para llevarlos a casa y que familia y amigos los probaran.


This post first appeared on Los Viajes De Hector Y Yolanda, please read the originial post: here

Share the post

Sudeste asiático en familia. Camboya. Amanecer en Angkor Wat. Banteay Srei. Parte 21.

×

Subscribe to Los Viajes De Hector Y Yolanda

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×