Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Bullrich y Larreta sobreactuaron una foto de unidad en el acto del cierre de campaña porteño

Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Jorge Macri cerraron la campaña de la Ciudad de Buenos Aires con un acto en donde abundaron "bromas" del candidato porteño, cánticos forzados y la confrontación tanto contra el oficialismo como contra el espacio libertario de Javier Milei.

La candidata presidencial de Juntos por el Cambio, el Jefe de Gobierno porteño y el candidato a sucederlo eligieron la plaza de Barrancas de Belgrano para realizar el cierre de la campaña porteña. El escenario y la retórica del evento fueron exactamente los mismos a los usados durante la campaña del "Sí se puede" de Mauricio Macri del 2019, cuando JxC perdió en primera vuelta contra el Frente de Todos.

La ex ministra de Seguridad apostó a recobrar la esencia del partido fundado por Macri para alentar a la militancia propia. En un acto ante menos de 10 mil personas, dio un discurso de casi media hora en el que apuntó contra el kirchnerismo, cuestionó a Sergio Massa, candidato a Presidente de Unión por la Patria, y buscó diferenciarse de Javier Milei, líder de La Libertad Avanza, sobre cuyas ideas resumió que son “malas y no se pueden llevar a cabo”.

Bullrich se juega todo en esta última semana para lograr una remontada que la posicione en un eventual balotaje con Milei, aunque todas las encuestas coinciden en que queda fuera de carrera.

En Barrancas de Belgrano, donde compartió el acto con los referentes porteños, Bullrich apunto a la idea de que representa un cambio seguro frente a lo imprevisible de Milei:

“Quiero ser presidente para garantizarte lo más importante: una vida tranquila, una vida previsible, una vida con progreso. En la Argentina, los únicos capaces de hacer esto somos nosotros, Juntos por el Cambio. Somos una tripulación confiable que puede llevar a Argentina a aterrizar en el progreso. No somos locos”.

Sobre ese mismo punto, Bullrich se diferenció del libertario al mostrar también la fuerza territorial y parlamentaria de la alianza opositora:

"Ahora la fuerza la tenemos nosotros con 500 intendentes, mayorías parlamentarias... ¡No salimos de un repollo! Salimos de la lucha constante y permanente. Ahora somos más que cuando fuimos gobierno".

En la misma línea, la postulante de Juntos resaltó las victorias provinciales durante este año:

"Ya aprendimos. Tenemos que tener más fuerza que ellos. Le ganamos Chubut, San Luis, San Juan, Mendoza, Santa Fe, Corrientes y Jujuy. La última gran batalla fue en el Chaco. Fuimos construyendo el poder que nunca el cambio tuvo en la Argentina".

La candidata apeló al significante “mafia” para diferenciarse del de “casta” que usa Milei. Incluso, la militancia coreó “la mafia tiene miedo” con el mismo tono y ritmo que los libertarios gritan “la casta tiene miedo”. En ese contexto, apuntó contra el economista: “Vos decís que venís a combatir la casta, pero con Barrionuevo a la casta la tenés adentro”, azuzó.

Bullrich se mostró preocupada por lo poco se acercó a los jóvenes en la campaña:

A los jóvenes les digo que tienen razón de querer un cambio, de estar cansados de esta Argentina; pero ese cansancio lo tiene que poner en la destrucción de 20 años de kirchnerismo y en apoyar a la única fuerza capaz de llevar adelante un cambio real”, remarcó.

Bullrich no dejó de cuestionar al candidato del Gobierno:

"A Massa lo único que le importa es su ambición desmedida de poder. Se le nota en la mirada. Nos destruyó y quiere ser candidato a presidente. Es el ministro de Economía que gobierna y quiere ser gobierno y con él cada día estamos peor. ¿Quién va a querer a un ministro de Economía que ha duplicado la inflación?".

El Macri "gracioso"

Si de cánticos se trata, el "la mafia tiene miedo" no fue el mayor hit de la jornada. A sus lados, Jorge Macri y Horacio Rodríguez Larreta intentaron arengar a los presentes con cánticos notablemente forzados y de poco contagio.

Hay que gritar, el kirchnerismo no existe más”, intentaron hacer cantar al público presente. Antes, el propio Jorge Macri había iniciado un cántico: “Olé olé, olé olé olá, a la Argentina la vamos a transformar”.

No fue el único momento bizarro del acto. Antes que hablara Bullrich, Macri tomó la palabra y pidió por "Pato presidenta", a lo que acto seguido imitó a un pato, quizás con la intención fallida de generar alguna risa.

Jorge Macri también aprovechó su momento jocoso para bromear con un asunto por demás sensible en la población argentina: el número de desaparecidos de la última dictadura.

"¿Acá cuantos hay? ¿Cinco mil? ¿Seis mil?. Treinta mil. Parecemos peronistas. Inventamos los números de cualquier lado", dijo, banalizando el genocidio ocurrido en la Argentina.

De enemigos a mejores amigos

El acto también sirvió para que Bullrich y Larreta sobreactuaran una postal de unidad del espacio opositor, luego de haber vivido una encarnizada interna a cielo abierto.

Antes de las PASO, obviamente se vivió una interna con tensiones, como ocurre habitualmente, pero esa misma noche nos comprometimos y acá estamos trabajando juntos. Con esta responsabilidad, en mi caso, de ser Jefe de Gabinete de Ministros, para lo que me convocó Patricia. Esta es la manera. Juntos”, dijo el alcalde porteño durante el acto.

"Es con Patricia Bullrich en la Nación y con Jorge Macri en la Ciudad. Contagien la esperanza a sus amigos, conocidos y familiares. No dejemos que nadie nos robe el futuro", cerró el actual Jefe de Gobierno.

Cabe recordar que, en rigor, Larreta intentó cerrar un acuerdo con Bullrich el día posterior a las PASO, pero la ex ministra de Seguridad no lo convocó ni le hizo propuesta seria hasta una semana antes de las elecciones generales.

Sucede que todas las encuestas informan que Bullrich quedaría en tercer lugar a nivel nacional, por detrás de Milei y Massa; y en la Ciudad de Buenos Aires Jorge Macri es el claro favorito, pero los sondeos lo muestran no llegando a ganar en primera vuelta.

La consultora Opina Argentina adjudicó al candidato del PRO una intención de voto del 44%, doce puntos menos que la sumatoria de Juntos en las PASO porteñas (donde si se suman los sufragios cosechados por el radical Martín Lousteau totalizaban el 56%).

Es por ello que Bullrich y Macri necesitan sumar al larretismo en este tramo final de la campaña.

En ese sentido, en las últimas horas Bullrich también adelantó la incorporación de otra figura central cercana al actual alcalde porteño. Anunció que el actual ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, quizás sea su futuro ministro de Salud (o viceministro, aclaró luego).

“Tenemos una dupla muy importante que va a llevar adelante las políticas de salud: una persona que se ha especializado, ha sido muchas veces jefe de Gabinete en la Ciudad y luego a nivel nacional, que es Enrique Rodríguez Chiantore; y lo voy a convocar a Fernán Quirós al equipo para tener una persona de prestigio y ejecución".

Cuando le preguntaron si Quirós era entonces su futuro ministro de Salud, Bullrich dijo: "Después veremos el orden".

Sucede que este fin de semana trascendió que Larreta habría negociado cargos en la Ciudad para blanquear su apoyo a nivel nacional. Según trascendidos periodísticos, el jefe de Gobierno pidió retener la presidencia de la Legislatura porteña y del Concejo de la Magistratura de la Ciudad.

Bullrich y Larreta sobreactuaron una foto de unidad en el acto del cierre de campaña porteño es una publicación original de El Ágora Digital.



This post first appeared on El Ágora Punto Digital, please read the originial post: here

Share the post

Bullrich y Larreta sobreactuaron una foto de unidad en el acto del cierre de campaña porteño

×

Subscribe to El Ágora Punto Digital

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×