Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Los buenos modales en español. ¿Cómo ser cortés en la cultura hispana?

Los buenos modales en español: ¿Cómo ser cortés en la cultura hispana?

Hoy te traemos un artículo superútil si tu objetivo es integrarte en la sociedad española y actuar de la manera más educada posible.

Vamos a hablar de los buenos modales en español

A lo largo de todo el artículo te daremos las mejores fórmulas de cortesía y ejemplos de buena educación para que seas la Persona más cortés del país.

¿Qué es cortesía?

La cortesía es un conjunto de comportamientos sociales que se consideran apropiados en una cultura.

La cortesía es fundamental para relacionarse con otras personas, pues es una muestra de respeto, amabilidad y empatía hacia los demás.

Una persona muy educada es una persona con gran inteligencia emocional.

En este artículo te enseñaremos qué palabras y qué gramática se pueden usar para expresar cortesía en diferentes situaciones.

Si aplicas todo lo que te vamos a explicar, te convertirás en una persona extranjera supereducada. A los españoles les encantará hablar contigo .

¿Que significa ser cortés?

Como hemos comentado antes, ser cortés significa ser educado, amable y respetuoso con los demás. 

Hay muchas formas de mostrar cortesía, tanto con nuestro lenguaje verbal como con el lenguaje no verbal.

La cortesía es la máxima de la comunicación

Cuando decimos que la cortesía es la máxima de la comunicación, significa que es algo fundamental

Es muy agradable hablar con alguien que utiliza palabras educadas, que nos escucha con atención y que nos sonríe.

En cambio, a nadie le gusta hablar con una persona que nos habla de una manera seca, que nos mira por encima del hombro o que se expresa con demasiada seriedad.

Por eso, si aprendes a ser cortés en otro idioma, tendrás mucho más éxito a la hora de hacer amigos y de encontrar trabajo. Hay muchas cosas que necesitas saber sobre la cortesía en español

No te preocupes, te lo vamos a explicar todo poco a poco.

Cada cultura tiene sus códigos de cortesía

La cortesía y los Buenos Modales existen en todo el mundo. 

Ahora bien, cada cultura tiene sus códigos de cortesía, y muchas veces los modales buenos de un país no son tan correctos en otras culturas. 

O, al revés, una acción maleducada en una cultura puede ser algo totalmente normal en otro país.

Mostrar buenos modales y cortesía en español

Mostrar buenos modales y cortesía en español es fácil.

Ya conocemos el significado de cortesía, pero no hemos hablado de los buenos modales. 

¿Qué son los modales? 

La verdad es que la diferencia entre cortesía y modales es muy sutil. La cortesía se refiere sobre todo a la forma en la que tratamos a la gente. Si es buena, serás cortés.

En cambio, los modales son una serie de conductas sociales que marcan lo que es educado y lo que no. Los modales pueden variar en cada país.

¿Quieres ver algunos ejemplos de buenos modales que cambian según la cultura? 

Por ejemplo, en la mayoría de países occidentales, sorber la sopa es una acción de mala educación. 

En cambio, en países asiáticos, hacer esto es una parte de los buenos modales en la mesa, ya que muestra que se está disfrutando la comida y se elogia el buen desempeño del chef.

¿Entiendes ahora la diferencia entre modales y cortesía? ¿Sí? ¡Genial!

Vamos a empezar a hablar de las formas de cortesía básicas en español: los saludos y las despedidas.

Saludos

Saludar es la base de la buena educación, prácticamente en cualquier cultura. 

No saludar es una falta de respeto. Para evitar esto, te vamos a dar un buen repertorio de saludos en español, para que elijas los que más te gusten.

La forma más común de saludar es mediante la palabra «hola». Esta palabra se puede decir en cualquier momento del día para saludar.

Aunque si queremos mostrar más cortesía, los saludos en español habituales que se usan son:

  • Buenos días.
  • Buenas tardes.
  • Buenas noches.

Si queremos ir un poco más allá de los saludos de buenas tardes, buenos días y buenas noches, también podemos preguntar a la persona sobre su estado de ánimo

  • ¿Cómo estás? 
  • ¿Qué tal?
  • ¿Cómo te va?

¿Quieres más saludos y ejemplos de este tipo? Aquí tienes más:

  • ¿Qué hay?
  • ¿Cómo lo llevas?
  • ¿Qué tal todo?
  • ¿Cómo andas?

Despedidas

Despedirse es un gesto de cordialidad muy importante. ¡Qué feo cuando alguien se va sin despedirse!

Las palabras más comunes para ello son: 

  • Adiós.
  • Hasta luego.
  • Hasta pronto.
  • Hasta mañana.

Otra forma muy educada de despedirnos de alguien es deseándole un buen descanso usando la estructura de QUE + SUBJUNTIVO

  • Que descanses.

O también podemos desear un buen día o finde a alguien: 

  • Que pases un buen fin de semana.

Expresiones básicas para agradecer, felicitar y otras

Además de saludos y despedidas, también tenemos otras expresiones básicas para agradecer, felicitar o expresar condolencias.

Agradecer

Una persona que expresa gratitud es un síntoma de muy buena educación por su parte.

¿Cómo agradecer a una persona algo bueno que ha hecho por nosotros? Puedes dar las gracias a una amiga, conocido, familiar o desconocido de muchas maneras.

La forma más común es usando la palabra «gracias» y otras frases para dar gracias a una persona relacionadas: 

  • Gracias.
  • Muchas gracias.
  • Muchísimas gracias.
  • Mil gracias.
  • Gracias de todo corazón.

Gracias tiene un sinónimo que es el verbo agradecer. Podemos usarlo de diferentes maneras. 

  • Agradezco tu ayuda.
  • Te agradezco mucho que seas tan amable conmigo. 
  • Te estoy muy agradecido/a.
  • No sé cómo agradecerte lo que has hecho por mí.

Si estamos conversando con alguien mediante correo electrónico y queremos darle las gracias, las palabras y frases anteriores son totalmente válidas. 

Aunque en el registro escrito, lo normal es que usemos un lenguaje más formal. Entonces, ¿cómo dar las gracias por escrito de manera muy formal? 

Aquí tienes algunas ideas:

  • Le agradezco de antemano su ayuda. 
  • Mi más sincero agradecimiento.
  • Agradecería enormemente su ayuda.
  • Agradezco su consideración en este asunto y espero seguir contando con su apoyo en el futuro.
  • Permítame expresar mi gratitud por su tiempo y dedicación.

¿Y cómo se responde ante la gratitud de una persona? Lo normal es decir «de nada».

Ejemplo: 

  • Enrique: «¡Muchas gracias por tu ayuda!
  • Antonio: «¡De nada! Para eso estamos».

Felicitar

Cuando a alguien le ha pasado algo bueno o es un día importante para esa persona, como su cumpleaños o el día de su boda, lo educado es felicitarle. También tenemos muchas palabras para felicitar:

  • ¡Felicidades!
  • ¡Enhorabuena!
  • ¡Felicitaciones!
  • ¡Bravo!
  • Me alegro mucho por ti.
  • Es una gran noticia

Te ponemos algunos ejemplos para que veas estas palabras en contexto:

  • «¿Te vas a casar el año que viene? ¡Enhorabuena!
  • «¿Has conseguido un ascenso en tu empresa? ¡Felicidades! Me alegro mucho por ti.

Otros

Tenemos otras palabras o expresiones en otros contextos. 

Cuando alguien estornuda solemos decir:

  • ¡Jesús! 
  • ¡Salud!

Para expresar nuestras condolencias por un suceso malo a alguien que conocemos también hay muchas palabras de respeto, las más habituales son:

  • Lo siento mucho.
  • Mi más sentido pésame.
  • Mis condolencias.
  • Lamento mucho tu pérdida.
  • Siento mucho tu dolor.
  • Si necesitas algo, puedes contar conmigo.
  • Te acompaño en el sentimiento.

A veces la gente también quiere ayudar a otra haciéndoles ver que sus problemas no son tan graves. Se pueden considerar como palabras de ánimo. Algunas palabras o expresiones que sirven para este fin son:

  • ¡Venga!, no es para tanto.
  • No pasa nada.
  • Seguro que todo va a ir bien.
  • No te preocupes.
  • No te estreses por eso.

El uso de «gracias» y «por favor» en la cultura hispana

Para mostrar educación, hay dos palabras clave que no pueden faltar en tu vocabulario. Son «por favor» y «gracias».

El valor de «gracias»: ¿Cuándo usarlo?

Como dice el refrán: «Es de bien nacido, ser agradecido»

Cuando hacemos un favor a alguien, por muy pequeño que sea, nos gusta que nos den las gracias.

Queda muy maleducado una persona que nunca dice «gracias» cuando alguien hace algo bueno por ella. 

Así que, intenta siempre usar palabras para dar las gracias por un detalle bueno que alguien haya tenido contigo, cuando alguien te ayude, te diga un cumplido o simplemente te haya tratado muy bien. 

Así, esa persona se llevará una buena imagen de ti.

Ahora bien, si empiezas a coger confianza con un español y notas que cada vez te dice menos la palabra «gracias», no te preocupes. Es totalmente normal.

No significa que te está perdiendo el respeto, sino al revés. Los españoles no solemos ser tan correctos con las personas de nuestra familia o con nuestros amigos más cercanos.

Por eso, si notas que un amigo te habla con más familiaridad y menos cortesía, es algo bueno. Significa que estás entrando en su círculo de confianza .

El valor de «por favor». ¿En qué contextos no es necesario?

«Por favor» es otra de las palabras clave de la cortesía. 

Esta palabra se puede usar en muchas situaciones:

  • Cuando queremos que alguien nos ayude en algo, como por ejemplo cuando preguntamos una dirección o queremos saber la hora.

«Ayuda, por favor. ¿Podría decirme cómo puedo llegar al centro histórico de Valencia?».

«¿Podría decirme qué hora es, por favor?».

  • También se puede utilizar para solicitar algo o hacer una petición:

«¿Podría traerme la cuenta, por favor?».

«Cuando salgas, cierra la puerta, por favor».

«Quiero pedir una cerveza, por favor».

«Estoy un poco deprimido. Cuéntame un chiste, por favor».

«Estamos en una biblioteca. Silencio, por favor».

«¿Puedes bajar el volumen de la música, por favor? Necesito dormir.

«Dame un plato bien lleno, por favor. Tengo mucha hambre».

  • También lo usamos como respuesta a un favor que alguien nos va a hacer sin ni siquiera pedírselo.

«¿Quiere que le traiga la sal?».

«Sí, por favor. Es usted muy atento».

El uso de «por favor» entre desconocidos está muy bien. Siempre serás mejor atendido si eres cortés que si no lo eres.

No obstante, con la familia y los amigos es diferente. En estos casos apenas se usa la palabra «por favor»

A los españoles no nos gusta demasiado la formalidad cuando estamos con nuestros seres queridos. 

Con estas personas queremos ser nosotros mismos y expresarnos libremente. Por eso, no hace falta tanto la cortesía. Se supone que estas personas ya nos quieren y que van a intentar ayudarnos siempre que puedan.

Que no usemos tanto las palabras «por favor» para pedir algo cuando estamos en familia o con amigos no significa que seamos maleducados.

Hay muchas otras formas de expresar cortesía que usamos casi sin darnos cuenta. Te las presentamos a continuación.

El condicional: el aliado perfecto para pedir y dar órdenes

El condicional simple es el mejor tiempo en español si queremos pedir permiso, pedir un favor o dar órdenes de la manera más educada posible.

Con la ayuda del condicional, podrás demostrar tus buenos modales en la casa, en la escuela, en el trabajo o en cualquier lugar en el que te encuentres.

Te presentamos algunas de las estructuras y verbos más comunes que usamos con el condicional de cortesía:

Podrías + infinitivo 

La segunda persona del singular del verbo poder en condicional simple es la forma verbal más utilizada para pedir algo a alguien respetuosamente.

Ejemplos: 

  • «¿Podrías corregirme si digo palabras incorrectamente? Estoy aprendiendo español y necesito practicarlo».
  • «Podrías repetir la pregunta otra vez? No la he escuchado bien».

En este sentido, el verbo poder también puede ir en presente, aunque ya no sería tan cortés.

Ejemplo:

  • «¿Puedes decirme la hora?»

Si vas a preguntar a un desconocido o a alguien con quien no tienes mucha confianza, te recomendamos que uses el condicional y también «por favor».

Por otro lado, también podemos expresar permiso con la primera persona del singular del verbo poder en condicional.

Ejemplo:

  • «¿Podría abrir la ventana? Tengo mucho calor».

Sería bueno/mejor/ conveniente/ perfecto…

Otra manera de expresar cortesía es mediante las estructuras de valoración. En este caso tenemos el verbo ser en condicional + adjetivo

De esta forma podemos dar una opinión educadamente, sin que nadie se sienta presionado u ofendido. 

Si la estructura va dirigida a alguien en particular, deberemos poner el verbo en pretérito imperfecto de subjuntivo:

Ejemplos:

  • «Sería bueno que tuvieras más cuidado a la hora de conducir el coche».
  • «Sería conveniente que vinieras puntual la próxima vez».

También podemos hablar en general, usando un infinitivo:

Ejemplos: 

  • «Sería conveniente tener más tiempo libre».
  • «Sería adecuado hacer más deporte».

Yo que tú / Yo en tu lugar + condicional

Además de la cortesía, el condicional tiene más usos. También podemos dar consejos con las siguientes estructuras:

  • Yo que tú + condicional
  • Yo en tu lugar + condicional

Ejemplos:

  • «Si quieres ponerte fuerte, yo que tú iría al gimnasio a entrenar».
  • «¿Vas a visitar Valencia? Entonces yo en tu lugar visitaría La Ciudad de las Artes y las Ciencias».

«Querría» para expresar deseos 

Con el verbo querer en condicional podemos pedir nuestros deseos o pedir algo que nos gustaría que hicieran otras personas. Para ello, tenemos tres estructuras posibles:

  • Querría + sustantivo (deseo de tener una cosa)

«Yo querría una tarta de chocolate, por favor».

  • Querría + infinitivo (deseo de hacer algo)

«Ella querría comprarse un piso por esta zona».

  • Querría + que + subjuntivo (deseo que otra persona haga algo)

«Querría que fueras más educado cuando hablas conmigo».

Querría / quería: maneras de pedir de manera educada

¿Sabes que el verbo querer en pretérito imperfecto (quería) también sirve para pedir cosas de manera educada?

Tanto «querría» como «quería» son formas muy convenientes cuando pedimos algo en locales o tiendas. Fíjate bien en los ejemplos siguientes:

  • «Hola, quiero un café cortado, por favor».
  • «Hola, querría un café cortado, por favor».
  • «Hola, quería un café cortado, por favor».

¿Cuál de las tres te parece menos educada? 

La primera, ¿verdad? 

El presente suena demasiado directo. El condicional o el pretérito imperfecto suavizan la petición, la hacen mucho más respetuosa. 

De esta forma, no suena como una obligación que el camarero debe hacer, sino como algo que si el camarero hace estaríamos muy agradecidos.

Así que, ya sabes, la próxima vez que pidas un café en una cafetería, un plato en un restaurante o una prenda de ropa en una tienda, usa el verbo en condicional o en pretérito imperfecto.

Además de la elección del tiempo verbal, hay algunas frases que harán tus peticiones aún más respetuosas. Te damos algunos ejemplos prácticos:

  • «Querría pagar con tarjeta, por favor».
  • «Quería saber información de esta escuela, si es tan amable».
  • «Querría un cappuccino, cuando puedas».
  • «Querría que me informará de los requisitos de la oferta de trabajo, si no le importa».
  • «Querría una tarta de queso, si puede ser».

Estas frases son superútiles y fáciles de aprender, harán que tu español suene muy correcto y se diferenciará de la gran mayoría de extranjeros.

Me gustaría + infinitivo / + que + subjuntivo

El verbo querer no es el único que expresa deseos o apetencias. El verbo gustar en condicional tiene exactamente la misma función.

Ejemplos:

  • «Me gustaría comer en una mesa de la terraza, ¿tiene espacio libre?».
  • «Me gustaría que me cortara el pelo esta tarde, si puede ser».

El imperativo doble

Seguro que alguna vez has escuchado a un español decirte: «pasa, pasa».

Sabemos que esto puede sonar un poco mal, porque son dos imperativos y este modo se suele usar para dar órdenes muy directas.

En cambio, por paradójico que suene, cuando repetimos el mismo imperativo dos veces, deja de ser una orden y se convierte en un ofrecimiento de lo más cordial .

Algunos de los imperativos dobles de ofrecimiento más comunes son:

  • Pasa, pasa (te invita a pasar o a entrar en un lugar).
  • Siéntate, siéntate (te invita a sentarte).
  • Dime, dime (te invita a hablar o a hacer una pregunta).

Hablar de tú o de usted

 

¿Qué significa «usted»? Es la forma más educada para referirnos a «tú».

Al hablar de usted, siempre conjugamos los verbos en tercera persona del singular (usted) o del plural (ustedes). 

También hay una abreviatura de usted: «Ud» o «Vd». En plural es «Uds» o «Vds».

Usamos «usted» especialmente para hablar con personas mayores o con desconocidos

Aunque cuidado, hay muchas personas que se ofenden si les llamas de usted porque eso les hace sentir como si fueran personas muy viejas.

En España, tampoco solemos utilizar frases para hablar de usted en el trabajo, ni siquiera con nuestro jefe o profesor, suena demasiado formal. 

Recuerda que, para los españoles, en cuanto hay un poco de confianza, lo normal es asumir un lenguaje más cercano, de tú a tú. 

Esto quizás te sorprenda. A lo mejor te estás preguntando: 

  • «¿Cómo tutear a tu jefe?».
  • «¿Es posible hablar de tú a un policía?».

Pues sí. Y, de hecho, lo hacemos. Pero nunca te olvides de usar las frases de buenos modales en general que te hemos enseñado anteriormente y que seguiremos viendo a lo largo del artículo.

Por otro lado, sí que es muy recomendado usar la forma de usted cuando trabajas de cara al público, por ejemplo, en un hotel o un restaurante lujoso:

Ejemplo: 

  • «¿Cómo está usted? ¿Ha disfrutado de su estancia en nuestro hotel? Vuelva usted mañana».

El valor del silencio

Esto es algo que resulta chocante para muchas culturas, y es que a muchos españoles el silencio nos suele incomodar

Es raro que entre dos amigos españoles haya largos silencios, lo normal es que se hable mucho.

Si la conversación no fluye demasiado, se suele recurrir a las palabras muletillas.

Estas palabras simplemente tienen el propósito de rellenar los vacíos en la conversación o de aclarar algo que se ha explicado. Algunas de las más típicas son:

  • Pues eso…
  • Vale…
  • A ver…
  • Pues nada…
  • En fin…
  • Pero bueno…

O sonidos típicos como «emmm» que significa que estamos pensando nuestra respuesta o una nueva pregunta.

Responde a las preguntas que te hagan, aunque no tengas la información

Sabemos que este punto puede sonar un poco raro. ¿Significa eso que cuando nos preguntan algo que desconocemos los españoles respondemos con una mentira?

No, no se trata de eso. Por supuesto no hay que mentir. Pero siempre vamos a intentar ayudar a la persona, aunque no tengamos la respuesta.

Y, entonces, ¿es posible ayudar a alguien si no sabemos la respuesta? Claro que sí, te mostramos cómo hacerlo.

 La importancia de ser servicial y colaborar

Quizás no sabemos darle una respuesta a una persona, pero podemos ofrecerle un recurso para que la encuentre u otra alternativa similar.

Por ejemplo, imagina que estás por la calle y alguien te pregunta sobre la localización de un cine que no conoces. 

Tú puedes decirle: 

  • «Lo siento, no sé dónde está ese cine, adiós».

La otra persona seguramente se quedará un poco triste porque apenas te has parado a ayudarla. Solamente te has limitado a decir que no lo sabes y ya está.

En lugar de hacer esto, lo que un español educado haría sería lo siguiente:

  • «Lo siento, no sé dónde está ese cine, pero conozco otro que está muy cerca de aquí. Si te interesa te indico cómo llegar». 

Esta segunda forma de actuar parece mucho más colaborativa y servicial, ¿verdad? 

Aunque no sepas la respuesta, estás demostrando interés por ayudar a esa persona ofreciendo otra posibilidad relacionada. 

¿Cómo crees que se sentirá la otra persona? Aunque no hayas podido responder a su consulta, seguramente te estará mucho más agradecida.

El futuro de probabilidad

Otra forma que tenemos los españoles de responder, aunque no tengamos la información, es usando el futuro de probabilidad.

Esto hace mucha gracia a nuestros estudiantes en Hispania, escuela de español

  • «¿Por qué responder si no sabes la respuesta?», preguntan siempre. 

Así somos, si no damos una respuesta a una pregunta, nos sentimos mal.

Para que entiendas cómo usamos el futuro de probabilidad, te lo vamos a mostrar con un ejemplo:

  • Jorge: «Perdona, ¿sabes qué hora es?».
  • Lola: «No tengo ni idea, pero serán las 17.00 más o menos».

Lola, para no quedar mal, le dice la hora qué piensa que es a Jorge. Es una manera de expresar que no sabes la respuesta, pero quieres ayudar a esa persona diciéndole lo que piensas sobre la pregunta.

Así que, recuerda, si no sabes la respuesta a una pregunta y quieres ser cortés, usa el futuro de probabilidad para al menos dar tu opinión y demostrar interés.

No des únicamente una respuesta negativa, ¡eso queda fatal!

Justifica lo que hagas

Otra forma de ser cortés es mediante la justificación. A veces hacemos cosas que no están muy bien vistas, o que pueden resultar chocantes. Para eso, es importante justificarse y decir el porqué lo estamos haciendo.

Por ejemplo, imagina que un compañero va a la oficina con una mochila de deporte y una esterilla de gimnasio. 

No está haciendo nada malo a nadie ni está siendo irrespetuoso, pero queda un poco raro que un empleado lleve eso a la oficina.

Si justifica que trae ese equipaje porque después del trabajo se va al gimnasio y no le da tiempo a volver a casa para cambiarse, sus compañeros ya sabrán el motivo y no habrá motivos para pensar mal.

 Es que…

Share the post

Los buenos modales en español. ¿Cómo ser cortés en la cultura hispana?

×

Subscribe to Escuela De Español En Valencia | Hispania | Spanish Course In Valencia | Spanish Language School In Valencia | Language Study In Valencia

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×