Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

¡No se rinda el Pueblo, carajo!

Cada que mi pecho escucha y pronuncia, cuando
imperiosa necesidad de hacerlo haya,
esa consigna "¡el Pueblo no se rinde, carajo!",
recuerdo que aquellas pegajosas palabras
en alguna ocasión surgieron como un pregón
en jornada rebelde de un Negropueblo de Colombia;
con precisión de mi Quibdó, de mi bello Chocó.
Claro quede que no es cosa
de acerca del estribillo en mención
alardear uno como Negro. O sea, no le hace
de dónde aquel como originario nace;
sino que Negros y no Negros que seamos
en Colombia y en cualquier paraje de la Tierra
oprimidos por oligarcas en el Poder encaramados,
siempre andemos como irrompible cadena
derechos de uno, y que nos los conculcan,
reclamándolos. ¡Mendigándolos no, nunca!
Pues no sea que "¡los Negros no nos rendimos,
carajo!"; sino, ¡no rendirnos, carajo, los oprimidos!
¡Oprimidos que ojalá bien corajudos y unidos!


This post first appeared on Ebanolia Rebelada, please read the originial post: here

Share the post

¡No se rinda el Pueblo, carajo!

×

Subscribe to Ebanolia Rebelada

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×