Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

El día después




Abigail Puig (FUCEYS): "No sabemos cómo será el día después pero sí sabemos que hoy miles la están pasando mal"

 Y un día la vida cambió en cuestión de horas. El silencio invadió los shoppings, las grandes tiendas quedaron sin gente, los estadios vacíos, las canchas sin gritos, y ya no hubo razón para los cánticos, ni las banderas, ni los carros con hamburguesas, choripanes o refrescos.


En Uruguay, como en tantas otras partes del mundo, el coronavirus impactó de lleno en el comercio y ya se cuentan por decenas de miles las personas que vieron afectada su fuente de ingreso desde que el COVID-19 fue oficialmente diagnosticado en nuestro país. Desde entonces y en muy pocos días, la fragilidad de muchos vínculos laborales, el informalismo, la precarización del trabajo, la tercerización incluso hasta en el propio Estado, que ya habían sido denunciados por el movimiento sindical en los últimos años, ahora han quedado aún más expuestos como cara brutal del sistema que suele apelar a eufemismos para intentar suavizan lo escabroso.
En este contexto, hay sectores del comercio que se encuentran en situación crítica, sin saber cómo afrontar el día a día, al tiempo que otros han visto incrementadas sus ventas, como notoriamente ha sido el caso de los supermercados, y sus trabajadores han comenzado a tener que enfrentar otro tipo de problemáticas vinculadas a los riesgos sanitarios, exposición a posibles contagios ante la falta de cumplimiento de las normas pactadas para el ingreso y permanencia dentro de los locales, así como también, las dificultades inherentes a la reducción de las frecuencias del transporte colectivo, con sus derivaciones directas en materia de inseguridad y la demora de hasta tres horas para llegar de retorno a casa.


Según informó al Portal del PIT-CNT la integrante del Secretariado Ejecutivo, Abigail Puig, en la actual coyuntura, es imprescindible que las empresas cumplan lo acordado y controlen el ingreso y permanencia del público dentro de los supermercados. "Estamos en una semana especial en la que históricamente los supermercados se llenan  de gente". Puig, quien además es secretaria de organización de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (FUECYS) explicó que en muchos casos al día de hoy las empresas no están realizando los controles de ingreso y tampoco se respeta que haya una persona del núcleo familiar por carro. Esto sucede porque la empresas alegan que no quieren tener enfrentamientos ni rispideces con las familias. "Hay cadenas que publicitan en TV sus comerciales con recomendaciones pero luego no controlan sus puertas", enfatizó.
Otra de las particularidades que FUECYS cuestiona es que dentro de los locales se puede ver a muchas familias asistir con niños, niñas y bebes. "Es un problema de actitud de la gente, claramente, pero también es importante que todos los supermercados controlen el ingreso".
Si bien algunas empresas ya disponen de protocolos de ingreso y permanencia, la seguridad laboral y las medidas preventivas para evitar la propagación del virus terminan quedando a consideración y voluntad de cada establecimiento.
En relación a la reducción de las frecuencias de distintas líneas de trasporte, Puig mencionó que algunas empresas aceptaron reducir la carga horaria de su personal para facilitar el retorno a sus hogares. "Hay quienes tardan dos o tres horas más de lo habitual en llegar a sus casas, especialmente la gente que tiene que tomar los ómnibus interdepartamentales. Hay cadenas que redujeron una hora e incluso dos el horario de atención al público pero el problema es que al haber muy poca gente en la calle, las trabajadoras y trabajadores del comercio quedan expuestos a la soledad de la calle y eso implica un mayor riesgo ante la inseguridad". En este aspecto, FUECYS elevó un planteo para que se considere la reducción del horario de funcionamiento de los supermercados, estableciendo como tope de funcionamiento las 19 horas. En este sentido, desde el sector empresarial se rechazó cualquier alternativa que implicara la reducción del horario de atención, así como también, la reducción del horario laboral sin pérdida salarial.       

Ancho y ajeno

El mundo laboral que abarca FUECYS supone un universo de realidades disímiles. En la actualidad, las cortinas de hierro han bajado de manera intempestiva en vastos sectores del comercio y los servicios, tales como peluquerías, free shops de frontera, vendedores ambulantes, cuidacoches, pancheros,  talleres, tiendas, shoppings, servicios tercerizados de limpieza, el área vinculada a los deportes y los espectáculos deportivos y eventos. En ese amplio abanico del mundo del trabajo del comercio y los servicios, decenas de miles de trabajadoras y trabajadores o bien han sido enviados al seguro de paro -en los casos que eso era posible- o directamente se quedaron sin nada.
Puig informó al Portal que hay empresas por ejemplo del sector informático y call center, que han mutado su realidad y la han adaptado al teletrabajo como forma de seguir adelante y mantener a sus trabajadores en sus casas. Según explicó la secretaria de organización de la Federación, desde la organización sindical se peleó por el reconocimiento de las nuevas condiciones laborales para que quienes ejercen ahora el teletrabajo no se vean perjudicados por los gastos extra de Internet, luz y agua de sus hogares.
"Hasta el momento, una empresa de call center aseguró una partida extra para que sus trabajadores afronten esos gastos, habrá que seguir insistiendo para que otras también lo entiendan".
De todos modos, Puig dijo que muchas de las problemáticas que se están planteando surgen como parte de un fenómeno nuevo, y que hay que analizar los escenarios actuales y futuros. "Todo indica que esto va a ser un proceso largo, que llevará meses, y deberemos comprender eso para analizar qué va a pasar después. Si estos trabajadores van a volver a sus lugares físicos de trabajo anteriores o si seguirán desarrollando el teletrabajo".
Para FUECYS, son muchas las interrogantes y menos las certezas de cómo se saldrá de esta pandemia y emergencia sanitaria, y cuáles serán las consecuencias del impacto en el mundo del trabajo.
"No sabemos cómo será ese día después, lo que sí sabemos es que hoy hay muchos trabajadores y trabajadoras sin poder cubrir sus necesidades básicas elementales, o en seguro de paro, o en condiciones muy precarias. Eso sí lo sabemos y de eso nos tenemos que ocupar como sociedad y como movimiento sindical".  En este sentido, mencionó que las empresa deben asegurar el complemento económico salarial para sus trabajadores y trabajadoras enviados al seguro de paro. "Especialmente las grandes tiendas de ropa que en estos últimos quince años se han desarrollado de manera notoria dentro y fuera del país", acotó.
Por último, Puig destacó el rol de quienes desempeñan tareas de atención para la población. "Las compañeras y compañeros de la salud están en la primera línea y la sociedad debe seguir destacando su desempeño cotidiano. En otra línea, hay mucha gente que atiende a la población y que son muy necesarios, en los supermercados, en la alimentación, en el reparto del gas, en muchísimas áreas que no siempre tienen visibilidad y son realmente básicas para la gente".






>>> La maipulación de masas de la TV uruguaya

2 horas de noticias diarias hablando solo del coronavirus

El desinformativo de las otras cosas que estan pasando

800 mil uruguayos pasandola mal, con hambre y sin futuro.

También pasa
También se habla de "un enemigo invisible"



.

Cientos de militares comenzaron este lunes las tareas de patrullaje, tal como lo había previsto el gobierno. Unos 140 efectivos perteneciente al Batallón de Infantería Mecanizada Nº 12 se encuentran desplegados en diferentes puestos ubicados en San Miguel, San Luis, 18 de Julio y el Chuy. En esta zona además hay puestos móviles que hacen controles en ruta.

>>> Distanciamiento social

Para implementar Ley de Urgente Consideración en medio de la pandemia

Bindando las playas Montevideanas


Quédate en casa
Los dueños del mundo, del 1 %:  se les acaba el mundo?

Aqui en Uruguay aún seguirán influenciando un nuevo orden que se esta instaurando con mas control y la eliminación de derechos con este nuevo gobierno keinesiano? O la solidaridad de las ollas populares será la que construya el nuevo orden apendiendo se la supervivencia social?

>>> El virus

1) La pandemia Coronavirus no es la causante de la actual crisis economica mundial, es un elemento disparador, coadyuvante, PERO ( a los efectos de ocultacion de las verdaderas causas) tambien enmascarante de las mismas
2) Esta Crisis que igual hubiera llegado sin coronavirus, es estructuralmente mas grave que la del año 2008 que afecto a EEUU y Europa, pero no a China ni tampoco a America Latina. El factor de fondo es la actuacion de la ley de la baja tendencial de la ganancia ( del Capital) señalada por Marx y la cada vez MENOR capacidad del capitalismo de contrarrestarla. Los elementos determinantes especificos mas importantes de esta crisis actual, es el desarrollo de burbujas especulativas incontroladas y la baja ocasional marcada del precio del barril de petroleo.
3) Los efectos del virus no son los de una simple gripe, como plantean distintos enfoques de negacionistas. Si bien la mortalidad es baja, es ( comparada con la gripe comun) varias veces superior a esta. LO MAS NOTABLE es su contagiosidad ( infectividad) que desborda los servicios de salud de muchos paises. Cuando menos se ha invertido en Salud publica (particularmente estatal) y cuando mas ha sido atacado el sistema sanitario publico por privatizaciones, TANTO mas grave es ese desborde.
4)El desborde de los hospitales no permite tratar adecuadamente los casos mas graves, PERO al mismo tiempo compromete tambien el tratamiento de otras enfermedades graves que requieren de cuidados intensivos y respiradores.
.
5) Esta situacion afecta tambien ( incluso con muertes) al personal de salud. Las epidemias de gripe, incrementadas en el invierno, no ocasionan la mortalidad de personal de salud que se han dado en ´paises como Italia y España, en particular.
6) El aislamiento social de cada individuo ( entendido como la reduccion de los contactos fisicos de proximidad al minimo necesario, centrado en el domicilio) junto al incremento de las pruebas a los sospechosos de estar infectados, son los elementos fundamentales de prevencion y lucha contra la propagacion.
7) El aislamiento social ( en particular en paises de la periferia capitalista)tropieza con la realidad social de estos paises, donde un porcentaje apreciable de la poblacion no esta protegido por ningun sistema de Seguridad.Social. Para esos sectores " dejar de trabajar y recluirse en sus domicilios" significa morirse de hambre. Pero al continuar trabajando afuera ( en trabajos en ambientes a veces malsanos y con muchos contactos) se exponen aun mas a ser contagiados.
8) La solucion a esta contradiccion es EXIGIR con todos los instrumentos de lucha posibles ahora, que se les pague a esos sectores un SALARIO o RENTA SOCIAL, que cubra sus necesidades basicas, de manera que no se vean obligados a salir a trabajar y exponerse incluso a contagiar a adultos mayores de su propia familia. Esta medida debe complementarse con suspension de pago de alquileres, cuotas de vivienda popular, tarifas de servicios publicos, impuestos y cuotas de prestamos, dirigida a esos sectores y a los que tienen ingresos reducidos.
9) La crisis Coronavirus expone a la Sociedad y a la reflexion atenta, el caracter insolidario e individualista del capitalismo. Al mismo tiempo la semiparalisis de la economia REVELA que el Capital no funciona como tal, cuando el trabajo se paraliza. Es la fuerza de trabajo de los trabajadores ( manuales e intelectuales) la que crea toda la RIQUEZA. todos los valores que se transan en el mercado. El Capital se paraliza al cegarse la fuente de su valorizacion, que es la plusvalia extraida a los trabajadores.
10) Frente a esto los sectores empresariales tienden a privilegiar el mantenimiento de la actividad economica " los motores de la economia prendidos" ( A. Arbeleche) por sobre el incremento de la morbilidad y mortalidad. Si bien es imposible cesar toda actividad economica ( pues se eliminarian los medios de vida de todos) los grandes empresarios y los gobiernos mas de derecha tienden a disminuir al minimo la paralizacion economica. Hay una CONTRADICCION entre la eficacia del combate a la pandemia y los imperativos del gran capital.
11) En los paises donde hay gobiernos de nacionalismo chovinistas, fascistoide y reaccionarios ( caso Trump, Bolsonaro, Boris Johnson, etc) estos tratan de banalizar la pandemia en una actitud francamente negacionista, quitandole toda importancia y negandose a avalar medidas sanitarias de aislamiento personal y respaldo economico a los sectores mas pobres. Algunos incluso han hecho planteos neo malthusianos de propiciar el " autosacrificio de los ancianos en aras de mantener la economia" ( lease los dividendos de las grandes empresas)
12) En otros extremos relativos hay gobiernos y sectores empresariales que se dan cuenta de los riesgos sociales de pregonar una politica de " salvese quien pueda" .Son partidarios de hacer " auxilio social" y financiar tambien los esfuerzos gubernamentales en programas de reforzamiento de los instrumentos de Salud Publica .
PERO prefieren hacerlo a traves de colectas voluntarias, fideicomisos y fundaciones, antes que aceptar que los gobiernos les pongan una carga impositiva o contribucion forzosa. Esto les permite tambien hacer una exhibicion de su " generosidad", sin sentar un precedente de futuro.Esta actitud se facilita con gobiernos de derecha como el de nuestro pais.
En otros casos de gobiernos de centro izquierda o socialdemocratas ( caso Fernandez en Argentina) estos ultimos son mas propensos a presionar a los empresarios para no enviar trabajadores al seguro de paro o despido. Y al mismo tiempo desarrollan un keynessianismo mas radical a la hora de incrementar el GASTO PUBLICO, como medida compensatoria y de intento de reactivacion de la actividad economica.
13) La pandemia tiene una base REAL ( las propias tremendas imagenes de Espana, Italia y ahora tambien Ecuador desmiente a los negacionistas) El capitalismo al mismo tiempo que es perturbado por la misma, es tambien CAPAZ ( lo esta haciendo) para aprovechar el vector del miedo de cualquier catastrofe real creada por el mismo, como en este caso.
El acostumbar a la gente a la obediencia y a la desconfianza del projimo mas cercano, el acostumbrarnos al despliegue de los aparatos represivos, el alejar de las mentes una reflexion acerca de como esta de mal organizado nuestro mundo ( mediante la propaganda centrada EXCLUSIVAMENTE en lo que acontece con el virus) parece tambien trasmitir el mensaje de que estabamos en un mundo pujante donde se abrian oportunidades para todos ( gracias al Dios Tecnologia) y de repente aparecio un virus misterioso (¿ Castigo de Dios? ¿Maquinacion de Rotschild-Soros? ¿Invento de los chinos para ( autoflagelandose) dominar al mundo? ¿ Invento de los yanquis para arruinar a China y aliados? los conspiranoicos- misticos tienen para elegir) que desbarato ese panorama brillante ( donde solo los fracasados e incapaces eran pobres) y nos sumio en la incertidumbre.
14) Todos estamos en la misma nave Tierra pero algunos van en la cubierta de primera clase y otros hacinados en la bodega de tercera No es verdad como pregonan los grandes medios " que esto nos afecta a todos por igual" Y cuando la nave llegue al puerto provisorio de la " salida de la situacion sanitaria de riesgo" unos bajaran de la nave frescos, sin daño y hasta mas poderosos. Y otros bajaran cadaveres ( en sentido literal o como victimas sociales de empobrecimiento)
Entonces, como decia Patxi ANDION " nos pediran la cuenta y tu tendras que pagar y yo/ Todos tendremos que pagar"
Y no sera con dinero, no. Con un nuevo orden social, basado en solidaridad y en los que producen la riqueza social, los trabajadores de todas las clases, de las manos y el pensamiento ( como decia Rodo) A eso tenemos que ir, por eso tenemos que luchar.
QUE ASI SEA.
JORGE MAIKI.



Naomi Klein y el regreso a la normalidad: “Debemos recordar que la normalidad era la crisis”

Naomi Klein

La autora de La doctrina del shock dio una conferencia virtual donde explicó cómo las élites están utilizando la crisis del coronavirus como excusa para continuar su excluyente hoja de ruta. Allí dijo que hoy vivimos una sombría distopía ideada por Silicon Valley y que los gobiernos deben caer por lo que está pasando: “Necesitamos estar indignados, muy indignados”.

En tiempos de crisis, los desastres naturales o las crisis como la actual pandemia que enfrenta el planeta, pueden hacer que los ciudadanos perdamos mucho. Según reza la “doctrina del shock” de la periodista y teórica Naomi Klein, las élites aprovechan estos momentos para aprobar reformas impopulares que a la postre agravan las divisiones económicas y sociales.
Es lo que la autora canadiense llama el “capitalismo de catástrofe”.
En un encuentro virtual celebrado el pasado 26 de marzo desde su casa en Nueva Jersey, Naomi Klein compartió su lectura de la pandemia del coronavirus y la situación de aislamiento que vive gran parte de nuestra civilización.



“Esta es una crisis global que no respeta fronteras. Por desgracia, los líderes en todo el mundo están buscando la forma de explotarla. Así que nosotros también debemos intercambiar estrategias”, dijo la autora Esto lo cambia todo y Decir no no basta.
Luego siguió: “Creo en el distanciamiento social, necesitamos quedarnos en casa. Y una de las razones es que nuestros líderes no prestaron atención a las señales de advertencia e impusieron una brutal austeridad económica en el sistema público de salud, dejándolo en los huesos y sin la capacidad de lidiar con este tipo de situaciones”.

“La gente empieza a darse cuenta”

El sur de Europa —dice Naomi Klein— fue la “zona cero de las políticas de austeridad más sádicas” después de la crisis financiera de 2008.
Y lanza una pregunta: “¿Sorprende que sus hospitales, a pesar de tener atención médica pública, se encuentren tan mal equipados para enfrentar esta crisis?”.
“Siempre ha estado dispuesto a sacrificar la vida a gran escala en aras de la ganancia”, dice la periodista y escritora sobre el sistema capitalista. 
“Esa es la historia del colonialismo, de la trata transatlántica de esclavos, de las intervenciones estadounidenses por el mundo. Es un modelo económico empapado en sangre”, denuncia la autora de La doctrina del shock (libro que acordó con su editorial ofrecer en su edición original a apenas CL$ 110 a raíz de la crisis sanitaria).
Aunque asegura que ahora la gente empieza a darse cuenta. 
Según Naomi Klein, “muchas personas que antes no lo veían están viendo a los comentaristas y políticos de Fox News decir que tal vez deberían sacrificar a sus abuelos para que podamos subir los precios de las acciones. Y se preguntan, ¿qué tipo de sistema es este?”.

La distopía de Silicon Valley

Según piensa la escritora, estamos viviendo el mundo que anhelaban en Silicon Valley. “Y es una visión muy sombría”, opina.
“El hecho de que estemos distanciados significa que ahora muchos de nosotros estamos pasando nuestras vidas pegados a las pantallas”, dijo. 
Y puego precisó que “nuestras relaciones sociales están mediadas por plataformas corporativas como YouTube, Twitter, Facebook, etc”.

Incluso, dice, “nuestra ingesta calórica diaria nos la entrega Amazon Prime. Y las personas que están haciendo ese trabajo son increíblemente vulnerables”. 
Naomi Klein afirma que para quienes más se benefician con esto, como el empresario y director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos; la única debilidad de este sistema es que sean humanos quienes están a cargo de entregarnos la comida y los paquetes.
“Preferirían que fueran drones o robots que no pudieran enfermar”.
“Esta no es la forma en que queremos vivir. Deberíamos ver una oportunidad en el rechazo a ese futuro, en la forma en que salimos de esta crisis”, dice Klein.

La vuelta a la normalidad

Naomi Klein asegura que hoy se habla continuamente del regreso a la normalidad: "Lo normal es mortal. La ‘normalidad’ es una inmensa crisis. Necesitamos catalizar una transformación masiva hacia una economía basada en la protección de la vida”.
Según la periodista, “cuando la gente habla sobre cuándo las cosas volverán a la normalidad, debemos recordar que la normalidad era la crisis”.
Advierte: “¿Es normal que Australia ardiera hace un par de meses? ¿Es normal que el Amazonas ardiera un par de meses antes? ¿Es normal que a millones de personas en California se les haya cortado la electricidad repentinamente porque su proveedor privado cree que esa sería una buena manera de prevenir otro incendio forestal? Lo normal es mortal. La ‘normalidad’ es una inmensa crisis. Necesitamos catalizar una transformación masiva hacia una economía basada en la protección de la vida”.

“Necesitamos estar indignados”

Naomi Klein opina que los gobiernos deberían caer por lo que está pasando. 
“Necesitamos estar indignados, muy indignados”, advierte. 
Y profundiza el punto: “Necesitamos inspirarnos por el tipo de movimientos de masas que han derrocado a los gobiernos en momentos de crisis anteriores”, sugiere, y se muestra convencida de que no alcanzaremos la seguridad a menos que peleemos por ello. 
Según la autora, ese estadio “no es un lugar al que podamos volver: es un lugar que tenemos que construir juntos y un lugar por el que tenemos que luchar”. 
“Necesitamos desarrollar nuevas herramientas de desobediencia civil que nos permitan actuar a distancia”, dice Klein.
“Estoy muy esperanzada por las formas que tienen las personas para colaborar en estos momentos, y eso conlleva una ironía, porque es cierto que nunca hemos estado tan distanciados físicamente, pero tal vez es debido a la distancia física que estamos tan decididos a llegar unos hacia otros”, sostiene. 
Y concluye: “La buena noticia es que estamos en una mejor posición que en 2008 y 2009. Hemos trabajado mucho en los movimientos sociales durante estos años para crear plataformas de personas”.











This post first appeared on El Muerto, please read the originial post: here

Share the post

El día después

×

Subscribe to El Muerto

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×