Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Sudeste asiático en familia. Tailandia. ¿Qué ver y qué hacer en Bangkok en 1 día?. Parte 29.

Llevábamos todo el día visitando Bangkok, primero el Wat Pho o Templo del Buda Reclinado, después el Gran Palacio Real y más tarde Wat Arun (Templo del Amanecer), Khaosan Road y el Wat Benchamabophit (Templo de Mármol), desde donde cogimos de nuevo un tuk tuk (como de costumbre nos pedían 400, 300, 200) que por 100 TBH nos llevó hasta otro de los templos importantes de la ciudad.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Wat Saket o la Montaña Dorada.
Wat Saket o la Montaña Dorada (Golden Mountain) es un curioso templo construido en lo alto de una colina artificial de 60 metros de altura y coronado por un gran chedi.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Para acceder al interior del templo hay que pagar.
Aunque la entrada es libre, es decir, gratuita, si que es necesario pagar 50 bahts para acceder al interior del templo.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Tened en cuenta el horario.
Como en el caso del resto de templos visitados hasta ahora, hay un horario que deberéis tener en cuenta para no encontrarlo cerrado, en este caso desde las 8:00 hasta las 17:00.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
¿Estáis preparados para subir los 318 escalones?
Será necesario subir los 318 escalones, con varios rellanos, alguno de ellos con varias campanas que, según dicen, hay que tocar para atraer la buena suerte, y que, como no, se encargaron de tocar los niños, además de un gran Gong usado para llamar a la oración, para llegar a lo más alto de la montaña, donde se eleva el templo.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Se lo pasaron pipa con el gong.
Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Interior de Wat Saket.
Aunque el templo original es de la época de Ayutthaya, fue reformado y adquirió su aspecto actual  en la década de los 40 del siglo XX.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
La gran estupa de chedi que corona el templo.
Este templo en la cumbre encierra unas esculturas y reliquias traídas de la India, pero lo mejor está en el techo o la planta superior, donde se encuentra la gran estupa o chedi y las unas de las mejores vistas de Bangkok.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Se estaba empezando a nublar.
Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Bangkok desde Wat Saket.
Desde aquí se puede apreciar el skyline de esta megaurbe de al menos 10 millones de habitantes que es el perfecto resumen de una ciudad asiática, mezclando lo más moderno, con el típico caos de puestos callejeros, aceras difíciles de transitar, mezclas de olores de los puestos de comida...

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Al fondo podéis ver los rascacielos.
Es una ciudad que o bien te gusta mucho o en cambio te aturde, es difícil el punto intermedio, aunque eso sí, comparándola con Hanoi, Bangkok no es nada caótica...

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Las vistas son lo de mejor del templo.
Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
Cada templo es único, pero con cosas en común.
Aquí arriba también encontraréis un gran gong, que, como el anterior, hizo que los niños se divirtieran durante unos minutos.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
El gong del tejado.
La Montaña Dorada es el escenario de la fiesta anual Loy Krathong que se celebra durante la 12º luna llena.

Bangkok, Wat Saket o la Montaña Dorada.
El más grande de los gongs estaba al bajar.
Cuando bajábamos de este templo se puso a llover, así que, mientras caminábamos en dirección al siguiente templo tuvimos que usar nuestros paraguas e impermeables.

Bangkok.
Descansando de la ciudad.
La lluvia empezó a ser torrencial, lógico a esta hora de la tarde en un país de clima monzónico, así que no refugiamos en un restaurante hasta que parara y aprovechamos para bebernos una cerveza bien fría y unos refrescos.

Bangkok, Wat Suthat.
Wat Suthat.
Una vez cesó la lluvia nos dispusimos a visitar uno de los templos más antiguos y más bellos de Bangkok es Wat Suthat, pero lamentablemente estaban en obras, por lo que no pudimos apreciar sus preciosos tejados tailandeses, aunque sí sus frescos pintados en sus paredes que cubren 2500 m² con representaciones de las 24 reencarnaciones de buda (conocido como los Cuentos de Jataka) y la inmensa estatua de buda realizada en bronce. Por cierto, la entrada cuesta sólo 20 bahts y está abierto a diario desde las 8:30 hasta las 21:00. De todos los templos que visitamos en Bangkok, fue el que menos nos llamó la atención.

Bangkok, Wat Suthat.
Wat Suthat.
Situado en las puertas del templo Wat Suthat, el Columpio Gigante de Bangkok es una curiosa estructura de 20 metros de altura que se utilizaba para practicar ceremonias religiosas Brahmán. Aunque el monumento es del año 1784 el actual columpio es una reconstrucción del año 2006 realizada íntegramente en madera de teca lacada en rojo.

Columpio Gigante de Bangkok.
Columpio Gigante de Bangkok.
El acto religioso de la ceremonia del columpio era fiesta tenía lugar tras la cosecha de arroz de mediados de Diciembre, en ella un joven se balanceaba en el columpio para intentar atrapar con sus dientes una bolsa repleta de monedas de plata situada a lo alto de uno de los pilares. El columpio alcanzaba una altura máxima de 24 metros; los repetidos accidentes, algunos de ellos incluso mortales, obligaron a finalizar esta peligrosa tradición.

Monumento a la Democracia de Bangkok.
Monumento a la Democracia de Bangkok.
En este momento decidimos volver caminando a Khaosan Road, así que pasamos frente al Monumento a la Democracia, que conmemora la revolución del año 1932 que acabó con la monarquía absolutista y trajo consigo la primera democracia y constitución de Tailandia. Es obra de un escultor italiano y está compuesto por 4 alas de 24 metros de altura que simbolizan el 24 de Junio, día en que comenzó la revolución.

Khaosan o Khao San Road de Bangkok.
Aquí están los alojamientos más económicos de Bangkok.
De nuevo en Khaosan o Khao San Road, nos dedicamos a pasear lentamente, hacer algunas compras, y cenar de nuevo aquí, ya que los precios de las decenas de puestos callejeros son muy competitivos.

Khaosan o Khao San Road de Bangkok.
Khaosan Road.
El día llegó a su fin, ya que tras la cena, volvimos a negociar un tuk tuk hasta nuestro hotel por 150TBH, pues estaba algo lejos de Khaosan, justo frente a la estación de ferrocarril.

Khaosan o Khao San Road de Bangkok.
Compras, masajes, excursiones...
Pese a haber estado un sólo día en Bangkok, lo aprovechamos bastante bien, ya que exprimimos las visitas al máximo, viendo la mayoría de templos importantes.

Khaosan o Khao San Road de Bangkok.
Aquí tendréis varias opciones para comer.
Eso sí, varias cosas nos quedaron en el tintero, quizás para una futura visita a Bangkok, como por ejemplo las zonas de ocio adulto como Patpong, Soi Cowboy o Nana Plaza, lugares literalmente inundados de luces de neón, clubs de striptease y go-go bars donde el ambiente es muy liberal y donde es frecuente cruzarse con una guapa chica Tailandesa del brazo de un extranjero entrado en años. La razón para no visitare esa zona, entre otras muchas es que está prohibida la presencia de menores de 20 años.

Khaosan o Khao San Road de Bangkok.
Khaosan Road de noche.
Otros lugares de interés histórico y cultural que no deberíais  perderos si vais a pasar más de un día en Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, auténticos tesoros nacionales.

Bangkok.
Tuk tuk.
Tampoco tuvimos la oportunidad de "quemar tarjeta" en centros comerciales y mercados tradicionales, como Mah Boon Krong Center (MBK) o el mercado de fin de semana de Chatuchak.

Bangkok.
Bangkok.
Otra razón para volver a Bangkok es para visitar la Casa de la Seda de Jim Thompson, un legado de objetos de coleccionista, antigüedades y demás enseres de un emprendedor americano que llegó a Tailandia para dedicarse al negocio de la seda y que murió de forma misteriosa.

Bangkok.
Tuk tuk.
El Parque Lumpini, el mayor parque de Bangkok, o un paso en barco bien por el río Chao Phraya o por los canales o Khlongs también pueden ser buena opción.


This post first appeared on Los Viajes De Hector Y Yolanda, please read the originial post: here

Share the post

Sudeste asiático en familia. Tailandia. ¿Qué ver y qué hacer en Bangkok en 1 día?. Parte 29.

×

Subscribe to Los Viajes De Hector Y Yolanda

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×