Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Qué ver y hacer en la provincia de Lleida-Aigüestortes y Estany de Sant Maurici-Parte 4

Estaba siendo un viaje muy completo, con barranquismo, kayak, el espectacular Valle del Bohí y tours en quad y caballo, pero todavía quedaban experiencias y excursiones para vivir y disfrutar.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes i estany de Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Llegamos al parque desde Espot.
Así que tras despedirnos de los chicos de Aventura Verda, recorrimos los pocos kilómetros que separaban Ribera de Cardòs y Espot, en pleno corazón de los Pirineos, para dejar el coche aparcado en el gran área que tiene esta localidad habilitada para esto.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
A la montaña hay que ir siempre con el calzado adecuado.
Aquí compramos unos bocadillos y el trayecto con el servicio de taxis todo terreno que nos llevaba hasta el Lago Mauricio o Estany de Sant Maurici, en pleno Parque Natural de Aigüestortes, donde no se puede acceder con vehículo propio, solamente de este modo o caminando ascendiendo por la montaña durante más de dos horas.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En unos meses esta nieve desaparecerá.
Al Parque se puede acceder desde diversos lugares, aunque los más habituales son el acceso desde Boí (Alta Ribagorça) que nos permitirá disfrutar del sector occidental o de Aigüestortes; y el que elegimos nosotros, por Espot (Pallars Sobirà) el de la zona de Sant Maurici.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En invierno son imprescindibles las raquetas de nieve.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Cuidado porque las rocas a veces resbalan.
La normativa del Parque establece la prohibición de acceder en vehículo privado, solamente se puede subir con el coche hasta el el aparcamiento del Prat de Pierró, que está más adelante, justo a la entrada del parque, pero no estaba permitido subir porque ese parquing estaba completo, además, desde ese lugar todavía hay una hora de caminata hasta el lago.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En las fotos es bonito pero allí lo flipas.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Nos ha dejado muy buen sabor de boca.
Este es el único Parque Nacional de Cataluña con picos de más de 3000 metros, más de 200 lagos o estanques de diversas formas, tamaños y colores, ríos, barrancos, cascadas y ciénagas que nos hacen del agua la protagonista, haciéndonos sentir este elemento como nunca.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Lago de San Mauricio.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Marcas de esquí fuera de pistas en el parque.
El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici es uno de los catorce parques nacionales de España desde 1955, pero el único de Cataluña, donde encontraremos una gran diversidad de especies animales y vegetales que luchando para sobrevivir.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
Está situado en el extremo noroccidental de Cataluña, en la provincia de Lleida, en plena cordillera pirenaica, abarcando parte de las comarcas de la Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, la Val d’Aran y el Pallars Jussà.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Els Encantats.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Es un icono del parque.
Pues bien, el taxi nos dejó en el lago de San Mauricio, que pese a sus 1.100 metros de largo por unos 200 de ancho encontramos casi congelado por completo, a los pies de uno de los lugares más emblemáticos del Parque, la silueta de los dos picos llamados “Els encantats”  o los encantados (2.738 y 2.747 m), según la leyenda, son una pareja de hermanos petrificados por saltarse la misa dominical para ir de caza.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Aquí es donde te deja el taxi.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Estany de Sant Maurici.


El trayecto en taxi puede ser hasta aquí, pero hay dos tramos más que se podrían hacer y que no descartamos que hagamos algún que otro verano, es decir, que pagando más, pueden dejarte más arriba, en el lago de Ratera, o al final del trayecto (no se puede ir más allá en vehículo) en el refugio de Amitges, desde el que se obtiene una visión privilegiada de los picos de la zona, que rozan los tres mil metros de altitud, aunque siempre y cuando el estado de la pista permita la circulación.


Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Aquí se respira aire puro.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
El parque es una maravilla, y no hemos visto nada.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Els Encantats y la familia.
Aquí, frente al Estany de Sant Maurici, a 1910 metros de altitud, nos sentamos para comernos los bocadillos que habíamos comprado, pero pronto nos dimos cuenta que estábamos quedándonos congelados, ya que como en Espot hacía calor, no pensamos que aquí arriba necesitáramos ropa de manga larga a estas horas, y la verdad es que una vez nos pusimos a caminar, ese fresquito desapareció y no echamos en falta más ropa.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Contacto con la naturaleza 100%.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Este camino sube a la Cascadade Ratera.
Desde la caseta de información de Sant Maurici tomamos el camino que bordea el lago y va hacia la preciosa cascada de Ratera, y aunque no vivimos el parque en su totalidad, es cierto que paseando por el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici os sentiréis protagonistas y descubriréis recovecos repletos de esplendor, mil y un rincones encantadores como podréis apreciar en las fotos.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
No hay demasiado desnivel.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
No subimos directos, hicimos varias paradas para hacer fotografías.
En todo momento caminamos acompañados por el susurro del agua y rodeados de numerosas cumbres que inundan este caprichoso paisaje de origen glaciar.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Las vistas son fabulosas.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Deporte, naturaleza, familia, ¿qué más necesitamos?

Esta subida nos costó unos 45 minutos, haciendo diversas paradas para sacar las pertinentes fotos o admirar el paisaje realmente precioso, ya que tendréis una vista general del lago, el monte y la catarata, una combinación perfecta.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Cascada de la Ratera.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En este punto regresamos sobre nuestros pasos.
La Cascada de Ratera es brutal, una cabellera de espuma colgada de los pinares de la ladera de la montaña, con una gran caída, pero para llegar hasta ella hay que subir un poquito, aunque merece la pena.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Entre el lago Maurici y la cascada.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
A los niños les hizo ilusión encontrar nieve.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Caminando en familia por la naturaleza.
Eso sí, habrá que tener mucho cuidado con las piedras ya que, bien por estar húmedas, bien por la nieve (en esta época todavía hay nieve) resbalan bastante, de hecho creo que los cuatro miembros de la familia resbalamos en una u otra ocasión.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Estany de Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
El lago estaba casi congelado por completo.
Tras esto, regresamos hasta el lago de Sant Maurici de nuevo, y desde aquí teníamos la opción de volver en taxi, al igual que cuando vinimos, o bajar andando, que es la opción que escogimos.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Diciendo hasta la próxima als Encantats,
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
A pocos minutos del lago Maurici, descendiendo.

Una vez aquí sólo tenemos que buscar el camino que nos lleva a Espot, señalizado con las marcas rojas y blancas del sendero GR-11, olvidaros de usar la carretera para volver si vais a pie.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Árboles en descomposición.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
El agua es la protagonista.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En Abril, la nieve todavía no ha desaparecido.
Por el camino hay árboles caídos en proceso de transformación, torrentes de montaña que ofrecen melodías acuáticas en las penumbras del bosque, en nuestro caso nieve acumulada tanto en el camino como en los alrededores, y si os fijáis bien, incluso podréis ver ardillas juguetonas y pájaros invisibles esquivando las miradas indiscretas.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Volveremos, eso seguro.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
El agua es la protagonista.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Descendiendo entre un bosque.
Al poco, con los torreones de Els Encantats detrás nuestra, pasamos junto a la legendaria Ermita de Sant Maurici, a unos1.900 m. de altitud.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
A los niños les encantó.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
En invierno o verano tiene que ser espectacular.
Seguimos descendiendo por un camino de tierra entre pinos negros y abetos, con carteles que informan sobre la flora y la fauna del parque, como el urogallo, el quebrantahuesos o la marmota.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Al fondo Els Encantats.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
El camino es accesible.
Nos se internamos en un frondoso abetal a orillas del río Escrita y, en pocos minutos, ya cerca del aparcamiento de Prat de Pierró, hay un camino con tarima de madera habilitada para minusválidos, situada al lado de la carretera.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Las vistas son espectaculares.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Aunque no es tan bonito como arriba, merece la pena.
La última parte del recorrido es la menos interesante, como es lógico, ya que discurre fuera del parque, además, el cansancio y las ganas de llegar lo hacían más pesado, y es que viajar con niños tiene estos inconvenientes de vez en cuando, que se cansan...ja, je, je...aunque nosotros no nos podemos quejar.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
La bajada desde Maurici se hace larga.
Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici.
Descansando un poco.
Finalmente llegamos a Espot, y tras cruzar el bonito pueblo, llegamos hasta nuestro coche.
Llegando a Espot.
Llegando a Espot.
Espot.
Espot, Lleida.
Desde Espot hasta nuestro camping, el Camping de la Vall d'Àger, había poco más de 1 hora y 30 minutos en coche, que los niños aprovecharon para ver una película de DVD.


This post first appeared on Los Viajes De Hector Y Yolanda, please read the originial post: here

Share the post

Qué ver y hacer en la provincia de Lleida-Aigüestortes y Estany de Sant Maurici-Parte 4

×

Subscribe to Los Viajes De Hector Y Yolanda

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×