Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

«Regla #1: No matar a nadie»: El brutal «fútbol medieval» de Atherstone

La historia dice que en el año 1199, los condados de Warwickshire y Leicestershire se enfrentaron en un duelo de fútbol medieval utilizando una bolsa de oro como balón. El encuentro fue básicamente un combate sin cuartel, pero Warwickshire logró quedarse con la bolsa. Desde entonces, el pueblo de Atherstone en Warwickshire celebra aquella antigua victoria con una versión «moderna» anual que en esencia no tiene reglas mayores. Lo único que piden sus organizadores, es que los participantes no se maten entre sí…

El Martes de Carnaval o «Día del Panqueque» es el último día de Carnaval bajo el calendario cristiano, y precede al llamado Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma. Una forma particularmente curiosa e intensa de pasar el Martes de Carnaval es jugando un partido de fútbol tradicional… muy tradicional. Imagina a un pueblo que detiene su actividad casi por completo, con horarios reducidos de escuela, tráfico interrumpido, y comerciantes protegiendo sus vidrieras en anticipo a la violencia que surgirá en las calles. Ese pueblo es Atherstone, ubicado al norte del condado de Warwickshire, en Inglaterra. Cada Martes de Carnaval, una buena parte de los residentes se reúnen en la calle principal (Long Street), y esperan a que un balón de 27 pulgadas (68.5 centímetros) lleno de agua caiga de la ventana del Barclays Bank, a las tres de la tarde en punto. ¿Qué sucede después? Bueno… mira esto:

820 años de fútbol medieval en Atherstone


Lo que acabas de ver es el fútbol medieval de Atherstone, en su edición número 820. Así es, el juego ha resistido 38 monarcas, dos guerras mundiales, y un acta que prohibía jugar al fútbol en la calle. Este fútbol no tiene objetivos, no hay puntos por sumar, ni arcos por los que el balón debe ingresar. Tampoco hay equipos, pero es bastante común ver a ciertos grupos trabajando juntos. La única manera de ganar es tener el control del balón cuando el reloj marca las cinco de la tarde. Cada encuentro dura exactamente dos horas, sin excepciones ni tiempo extra. Al principio, la actividad dentro del juego es más casual y tranquila, permitiendo que los niños pateen el balón, pero a partir de las cuatro, todo se convierte en un super battle royale repleto de sangre, golpes, patadas, llaves, tablones arrancados, gritos y gente desmayada. Para hacer las cosas aún peores, los organizadores permiten desinflar y/o esconder el balón después de 4:30pm, siempre y cuando no salga de la calle principal.




Varios moderadores (léase alguaciles o mariscales) identificados con chalecos amarillos hacen lo posible para evitar que la violencia llegue a niveles letales, pero es evidente que algunos elementos aprovechan al fútbol medieval de Atherstone para resolver diferencias o liberar cierta presión anabólica. Aún así, los ganadores tienden a estar muy bien organizados. Por ejemplo, la edición 2019 quedó en manos de Jonathan Slesser, quien con la ayuda de sus «Grendon Lads» ya había ganado en tres ocasiones previas. Otro incidente notable es que los participantes partieron al balón en dos, y debió ser reemplazado.


Fuente: Birmingham Live


La evolución del balón en los Mundiales de fútbol

La entrada «Regla #1: No matar a nadie»: El brutal «fútbol medieval» de Atherstone se publicó primero en NeoTeo.



This post first appeared on Portada - Neoteo, please read the originial post: here

Share the post

«Regla #1: No matar a nadie»: El brutal «fútbol medieval» de Atherstone

×

Subscribe to Portada - Neoteo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×