Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

CUESTIONAR

En la fe no hay cuestión sin resolver, más sí cuestiones sin responder que no cuestiones sin respuesta. (Anónimo) 


Maestro y alumno paseaban por el jardín de la curiosidad cuando el alumno preguntó:

- Maestro ¿Por qué Dios permite que sucedan tantas atrocidades en este mundo?

- ¿Las perpetra Él?

- No, pero las permite y tiene toda potestad para evitarlo

- Tú lo has dicho joven y sí así es ¿Por qué crees que las permite?

- No lo sé Maestro pero me gustaría saberlo

- Al crio enrabietado, porque su padre no le deja jugar con fuego, también le gustaría saberlo. Pero crees que si su padre le explica que si lo deja jugar con fuego, lo más seguro es que incendie la casa y destruya propiedad y tal vez vidas, incluso la suya lo comprenderá. ¿Tú crees que un niño de 5 años entenderá esta explicación?

- Hombre Maestro, claro que no.

- Entonces ¿Por qué cuestiona el niño la autoridad de su padre?

- No sé, igual porque es curioso, o porque esta enrabietado porque no le dan lo que quiere.

- ¿No crees más bien que es porque su padre no le da lo que quiere, su deseo?

- Seguramente Maestro.

- Joven todos nosotros somos ese niño de cinco años que juega constantemente con fuego. El fuego ardiente del pecado, y nuestras vidas testifican de todos los incendios que hemos provocado y padecido. Tenemos incluso menos entendimiento que esa criatura a la hora de poder interpretar las intenciones de Dios. Cuanto más de cuestionarlas.

- Te imaginas a ese niño entablar una conversación sensata con su padre para intentar convencerlo de que tiene razón.

- No Maestro, sería absurdo

- Y no es todavía más absurdo cuando nosotros lo hacemos con Dios cuestionándolo cuando no lo entendemos.

- Porque no él no es consciente, Maestro

- Pero nosotros sí lo somos. Tenemos un entendimiento finito y limitado pero una consciencia plena, enriquecida a través del Espíritu Santo y de la Palabra de Dios.

- ¿Entonces no hay respuesta a mi pregunta inicial?

- La hay, joven, la hay. Pero no la que nos gustaría que fuere, aquella que podríamos entender y comprender. No está a nuestro alcance.

- ¿Por qué Maestro?

- Porque los designios de Dios son inescrutables. Si bien todos obran para bien, nuestra inmadurez espiritual nos impide verlos, entenderlos de la misma forma que cuando Jesús decía según qué era incomprensible para los demás que lo seguían hasta que Él quisiese que se corriere el velo de su ceguera espiritual, o no.

- ¿Entonces no es buenos cuestionarse estas situaciones tan dolorosas Maestro?

- Es lícito y legitimo pero siendo conscientes y teniendo la suficiente humildad para aceptar que el vaso de barro que somos no puede cuestionar a su Alfarero. Eso nos hará entender que los propósitos de Dios no son de nuestro alcance pero sí para nuestro bien.

- Entonces si alguien nos pregunta sobre esta cuestión, ¿Qué podemos responder?

- Sé que la juventud siempre busca explicaciones, incluso cuando no las hay por parte nuestra. De sabio es contestar que no sabemos el por qué pero sí el para qué.

- Ah sí Maestro y ¿cuál es ese para qué?

- Es todavía más retador. Para que se manifieste la gloria de Dios. Y esta pasa por aceptar nuestra incapacidad de entendimiento.

- Eso es muy difícil, Maestro. Ver tanto dolor y no tener respuesta.

- Joven, de eso trata la fe, de “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. La fe nos alimenta de esperanza en las promesas de Jesús. Nos invita a confiar nuestras almas y nuestras mentes a aquel que dio su vida por nuestra salvación. Te haré una pregunta sencilla joven: ¿dónde crees que estarás mejor, en esta tierra o en presencia de Jesús en el Edén?

- En el Edén Maestro, sin duda alguna.

- Entonces si de verdad creemos en ello ¿no están mejor ahora todos aquellos que Dios ha llamado a su presencia, ya sea en acontecimientos extraordinarios, como naturales?

- Lo entiendo Maestro pero los que nos quedamos en este mundo sufrimos por la pérdida de nuestros seres queridos.

- Yo te invito a que te alegres por ellos porque como cristiano es la promesa de Jesús, que compartiremos con Él, una vida eterna y eso, en este mundo, es imposible. Joven, sé que es difícil aceptar aquello que no entendemos, también lo es para mí pero mí fe supera con creces la barrera de mis dudas y me lleva a abrazar la promesa de Jesús con fervor. Aquellos que rechazan a Jesús nunca entenderán nuestra fe y se quedarán encallados pretendiendo querer tutearlo, a Él o al Padre, exigiendo explicaciones como un niño de 5 años. Nada nuevo bajo el sol. Cuando pienso en aquellos que han sido arrebatados de este mundo, me los imagino ahora con Jesús y mi corazón se alegra.

- Ahora lo he pillado Maestro, no va de preguntar sino de saber aceptar que no somos capaces ni dignos de preguntar, ni de entender las respuestas a estas preguntas en este mundo.

- Tú lo has dicho, joven. Tú lo has dicho. Busquemos la inocencia que todavía pueda quedar en nosotros para evitar que brote la soberbia de la que rebosamos.

Y ambos continuaron su paseo con un silencio que invitaba a la reflexión.

18 De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece. 19 Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad? 20 Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? 21 ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? 22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción,23 y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria. (Romanos 9:18-23)

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

Que Dios os bendiga, Alfons


Primera edición del libro electrónico con 1 año de reflexiones, versículos e ilustraciones de Manuel Redondo, a la venta en Amazon:
http://www.amazon.com/dp/B00D7IM000


http://www.facebook.com/UnDiaUnaReflexionUnVersiculo
http://un-dia-una-reflexion-un-versiculo.blogspot.com/
http://undiaunareflexionunversiculo.wordpress.com/



This post first appeared on Un Día, Una Reflexión, Un Versiculo, please read the originial post: here

Share the post

CUESTIONAR

×

Subscribe to Un Día, Una Reflexión, Un Versiculo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×