Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

LA RED

Solo la fe destruye la red que teje nuestra condición. (Anónimo) 

Me acuerdo, de pequeño me intrigaba muchísimo la labor de la araña tejiendo su red, esperando su víctima y devorando su presa. Era premeditación con alevosía. Moscas y otros insectos siempre acababan cayendo en su trampa.

Hoy pasa lo mismo y aunque la denominemos social, es solo la suma de individualidades que comparten una colectividad virtual.

Cuando te pilla en sus garras es tan sibilina que casi ni lo notas, es más, nos suele gustar. Para ello la parafernalia de los likes es perfecta. Al principio nos esmeramos para conseguirlos y cuando no es suficiente la tentación de comprarlos se revela a nosotros con toda su perversidad.

Entre los jóvenes, si no estás en una red social, no existes. Y cada día nace una nueva con más exigencia, con más perversidad. Pero eso no cuenta, lo que importa es estar en ella.

Algunos dirían que estamos en la era de información. Donde podemos, debemos estar al tanto de todo. Y de hecho tenemos multicanales de comunicación y opiniones.

Yo creo que estamos en la era de lo que Joseph Goebbels definió, y perpetró en época de los nazis como propaganda. No se trata de informar sino de opinar tendenciosamente con el paraguas del sacrosanto derecho a la información. Todo bien ocultado en un símil de objetividad para que nos dejemos atrapar en su red.

Los de años acumulados como yo todavía tenemos la referencia del pasado en el que estar bien informado pasaba por contrastar la información pero nuestros jóvenes que han nacido con un móvil en las manos son presa fácil.

¿Y quién se atreve a retirarle el móvil a la criatura?

Una red sirve para atrapar y no para difundir. Y si bien nos venden lo segundo, la cruda realidad es que estamos de pleno en lo primero.

No todo es negativo en las redes y eso es lo peligroso porque podemos llegar a ellas con buenas intenciones y acabar presos de las malas influencias.

Estamos ahora en la fase de madurez de la red. Ya hemos sobrepasado la época de la información, de la propaganda, ahora es el momento de las fake news. Para ello, la red es esencial porque te atrapa sin merced y modela tu mente a su antojo con mentiras a cada cual más gorda. Y lo peor de todo es que funciona. Uno pensaría que el nivel de educación de las masas ha llegado a un punto en el cual son capaces de inmunizarse contra las falsedades pero no es así. Tal vez porque no hay más ciego que el que no quiere ver, o tal vez porque nuestra verdad no es tan atractiva.

¿Y Jesús en todo esto? Jesús es la Verdad y la vida. Su red es la comunidad cristiana, emisora de ondas de bondad, respeto, amor y enseñanza para los hijos de Dios. Su Verdad difundida, la Biblia.

Todos aquellos que tenemos a Jesús como nuestro Señor y Salvador sabemos que nada humano, y menos la red, puede darnos las respuestas que buscamos, solo Jesús y su Palabra.

Cuando nos entregamos a Él crecemos de tal manera que no hay red que pueda apresarnos.

Cuando nos dejamos embaucar por el mundo, su red nos apresa hasta destruirnos.

Estamos en este mundo pero no somos de este mundo. En la red tenemos que demostrar cada día esta frase y ser ejemplos cristianos sin caer en la tentación de nuestra condición. Nada más fácil y más difícil a la vez. Que Dios nos ampare y nos guie. Amen.

Porque en vano se tenderá la red Ante los ojos de toda ave; (Proverbios 1:17)

Como el ave que se apresura a la red, Y no sabe que es contra su vida, Hasta que la saeta traspasa su corazón. (Proverbios 7:23)


Que Dios os bendiga, Alfons
Primera edición del libro electrónico con 1 año de reflexiones, versículos e ilustraciones de Manuel Redondo, a la venta en Amazon:
http://www.amazon.com/dp/B00D7IM000


http://www.facebook.com/UnDiaUnaReflexionUnVersiculo
http://un-dia-una-reflexion-un-versiculo.blogspot.com/
http://undiaunareflexionunversiculo.wordpress.com/



This post first appeared on Un Día, Una Reflexión, Un Versiculo, please read the originial post: here

Share the post

LA RED

×

Subscribe to Un Día, Una Reflexión, Un Versiculo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×