Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Celia y Aurora resumen 36 de Seis Hermanas

Porque ya se sabía que no iban a vivir en una luna de miel perenne nuestra pareja favorita y efectivamente cuando menos lo esperaban, se presenta el sapo de la historia y es que, de la noche al día aparece el Marido de Aurora buscándola, no solo eso, sino encontrándola y haciendo que todo su mundo se venga abajo. Quiere que vuelva junto a él al pueblo por lo que nuestra pareja tiene que pensar con rapidez algún plan que lo impida, porque por nada del mundo las chias quieren separarse. Las cosas pintan muy negras pero yo tengo esperanza, mejor vamos a contar el sufrimiento de ésta llegada desde el principio.

celia y aurora embarazo

Encontramos a Aurora haciendo una lista de materiales para la casa de socorro ya que tiene una reunión con los delegados de la dirección general de sanidad, ya que como Ella es enfermera y está tan implicada en el tema desde el principio no hay persona mejor. Aurora quiere empezar a trabar ya, se siente muy preparada, además que está contenta. Todo es interrumpido porque nuestro futuro sobrino le da una patada, a las chicas se las ve muy emocionadas con ello y tienen un momento bonito de amor. Piensan que la felicidad se ha instalado ahí y nadie podrá cambiarlo. Pero que equivocadas están…

celia y aurora telefono

La Silva se encuentra con el marido y le da la carta falsa en la que Dice que se ha ido a Canarias pero el marido no lo ve claro porque allí su esposa no conocía a alguien. Algo no le cuadra al hombre y cuando ya está medio convencida, llega Raymundo, no novio de Merceditas y mete la pata, porque le dice a la chica que le de saludos de su parte a… Ella lo interrumpe rápidamente y Clemente le dice que están ocultando cosas pero Celia sale del apuro diciendo que la que está con ella es su doncella. El maridísimo se queda con la mosca detrás de la oreja y va a ver al trabajo a Raymundo para pedirle la dirección de Celia pero no se la da, pero el dueño del bar inocentemente lo lleva hasta el barrio que vive la chica.

celia tranquiliza a aurora

Así que allí mismo se presenta el señor con la excusa de devolverle un guante. Aurora se tiene que esconder para que no la vea. El hombre echa un vistazo al lugar y tras un par de preguntas se auto invita a un té. Ella le da larga a la mínima excusándose con que tiene prisa. Al volver la Silva se encuentra a su amor haciendo la maleta, la enfermera opina que lo mejor que pueden hacer es marcharse pero Celia la tranquiliza diciendo que Clemente no ha sospechado nada y cree que no va a volver, además que le ha dicho que en un par de días vuelve a Cáceres.

aurora y clemente

Al día siguiente en cuando la Silva sale para trabajar por la puerta, al instante vuelven a llamar, por lo que Aurora se piensa que su esposa se ha olvidado algo pero no, ya que se encuentra de frente con Clemente, en su visita de ayer vio un gorro que le regalo a su esposa y supo que estaba ahí. Claro, porque no puede ser que a Aurora se le haya olvidado de los días que estuvo ahí con ella… El señor tiene muchas preguntas. La enfermera no sabe como explicarle y rompe a llorar. Cuando se calma le pide perdón por lo que hizo pero le dice que nunca se tuvo que casar con él y que fue por su familia, que para ella fue un error. Que ella no lo quiere y no es porque haya otro hombre. Clemente intenta encontrar las razones por las que lo dejó, pero claro, Aurora no puede decirle que le gustan las mujeres y que ya tiene al amor de su vida. Solo le dice que aquella vida en el pueblo no era para ella y que no es culpa suya en sí. El señor le responde que a pesar de lo que le hizo la puede perdonar y seguir su vida juntos. Así que de buenas maneras le dice que volverá con él a Cáceres.

celia anima a aurora

Cuando llega su amor, le cuenta todo lo sucedido. Le dice que su marido se ha comportado de una forma cabal y comprensiva pero que no le deja quedarse y claro, entre lágrimas le dice que no tiene otra opción. Aurora no sabe que hacer, porque al haberla encontrado la puede denunciar. Celia tiene claro, que si vuelve con él, serán todos infelices, tanto el como la enfermera y el niño, además que a ella le romperá el corazón, por lo que le responde a su esposa que encontrarán una solución a todo esto. Uff complicado eh, yo hubiera sido de las que coge la maleta y adiós muy buenas.

celia y aurora confiesan

Así que lo primero que hacen es ponerse en contacto con Bernardo, el abogado de la familia Silva. Cuando el señor llega a casa de las chicas ellas le explican la situación pero tapando la relación que tienen. Quieren saber si Clemente la puede obligar a volver y el abogado le responde que sí, porque si el marido la denuncia por abandono de hogar, la policía la puede hacer volver. Bernardo le pregunta si la llegada de ese niño no puede hacer que ella lo quiera o hacer la situación al menos más tolerante. Al final las chicas tienen que cascar todo:

Aurora: Yo amo a otra persona.
Bernardo: Entiendo, Y esa persona, ¿lo sabe? A lo que me refiero es que no tiene sentido que arriesgue su libertad por un amor no correspondido.
Celia: No, ese amor es correspondido.
Bernardo: ¿Y entonces que hace aquí escondida en casa de Celia? ¿Se trata de un hombre casado o un prófugo? Es evidente que me están ocultando algo y no tienen de que preocuparse. El secreto abogado-cliente las protege pero sino me cuentan toda la verdad no podré ayudarlas.
Celia: Aurora, es mejor que seamos totalmente francas con Bernado… Yo soy esa otra persona.
Aurora: Celia y yo somos pareja.
Celia: Estamos enamoradas, por eso Aurora no quiere volver con su marido.

Aishh que bonito, aunque sea al menos su décima salida del armario me sigue emocionando cada vez que se lo dice a alguien. El abogado después de tener toda la información les responde que lo mejor que puede hacer es pedir la nulidad matrimonial. El problema es que la resolución podría demorarse años, por lo que mientras tanto tendría que volver con su marido porque la acusarían de abandono del hogar y otro gran problema es que no podría quedarse con el bebé porque así son las leyes del país en ese momento. Madre mía, que dramón, no veo nada positivo en esto eh. Yo insisto en que haría las maletas y me fugaba con mi amor.

celia y aurora manos

La enfermera piensa como yo, que lo mejor es huir del país pero Celia no lo ve claro porque serian prófugas y un viaje así necesita una planificación enorme. Pero la enfermera le mete el miedo en el cuerpo y la Silva termina validando el tema huida. Pero antes tienen que solucionar varias cosas. Ese día Aurora había quedado con su marido en el Ambigú para hablar pero la que se presenta es Celia, tiene que convencer a Clemente de que no se la llevé al pueblo y da en el clavo con lo que le cuenta. Diciéndole que la otra se ha quedado en casa porque no se encontraba bien por el embarazo. Así que le cuenta que Aurora no lleva bien el embarazo y que cree que no es recomendable un viaje tan largo hasta Cáceres, por lo que Clemente termina aceptando que se quede ahí en Madrid hasta que dé a luz, eso sí, después coge a su familia y se van todos al pueblo.

Y así terminó la semana. Celia ha podido conseguir un poco de tiempo pero el marido es como una mosca cojonera que no va a desaparecer tan fácilmente. Así que sufro porque no sé si saldrá bien el tema huida. Era todo demasiado bonito para ser cierto ¿qué pensáis que pasará con este nuevo trio? Yo sufro mucho por la situación porque en esa época la ley solo estaba a favor de los hombres. Un drama todo… ¡Nos leemos!

No hay etiquetas para esta entrada.

El post Celia y Aurora resumen 36 de Seis Hermanas fue publicado originalmente en Lesbicanarias. por Carolandia



This post first appeared on Lesbicanarias: Noticias Lesbicas Para Llevar., please read the originial post: here

Share the post

Celia y Aurora resumen 36 de Seis Hermanas

×

Subscribe to Lesbicanarias: Noticias Lesbicas Para Llevar.

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×