Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Below Her Mouth nuestra reseña de la película lésbica

Hoy os vengo a hablar de la que sin duda ha sido la película más esperada del Lesgaicinemad de este año, Below Her Mouth. Cuando llegamos a La Cineteca del Matadero de Madrid había un cola enorme y se colgó el cartel de “No hay entradas”. Por lo que la expectación era enorme.

Esta película está dirigida por Abril Mullen, se rodó en 2015 en Toronto y cuenta con un equipo íntegramente femenino. Las protagonistas son la actriz canadiense Natalie Krill (Jasmine) y la famosa modelo Erika Linder (Dallas), que con esta película se estrena en el cine.

La historia comienza presentándonos a Dallas, una techadora dueña de su propia empresa y que acaba de romper con su última novia. A Dallas nos la presentan como alguien que va de pareja en pareja sin compromisos, sin ataduras, que va bastante a lo suyo y que no es del todo feliz.

Por otro lado conocemos a Jasmine, una exitosa editora de moda que, se podría decir, tiene todo lo que podría desear: vive con su prometido Rile en una casa fantástica, ambos con trabajos de éxito y con una relación perfecta. Un día Jasmine sale de fiesta con su mejor amiga y por casualidad acaban en un bar de lesbianas. Ahí vemos a Dallas en su salsa ligando con la camarera (detrás de la cual su mejor amiga lleva tiempo) hasta que pone sus ojos en Jasmine.

Se ve desde el primer momento que entre ellas hay una atracción inmediata pero Jasmine rechaza todos los intentos que hace Dallas para quedar con ella. Aunque claro, nuestra hetero no se imaginaba que no iba a poder dejar de pensar en la techadora y al final, aprovechando que su prometido está de viaje de negocios, acepta quedar para tomar una copa. Dallas no puede dejar de tocarla y vemos como para Jasmine va siendo cada vez más difícil negarse a esa atracción que siente hasta que acaban pasando un “acalorado” fin de semana juntas.

Puede parecer que os he contado mucho pero la verdad es que todo esto pasa en los primeros minutos de la película. A partir de aquí, llamarlo tórrido romance es light en comparación con lo que nos deparará el resto del largometraje.

Como negativo quizá diría que el argumento está ya muy manido y no me aporta nada nuevo: chica “hetero” con novio/prometido/marido conoce a lesbiana, se vuelven locas la una por la otra, aventura apasionada, vida real que llega para darte un zas en toda la boca (como diría mi querido Sheldon Cooper) y que acaba o bien cada una por su lado y que las quiten lo bailao; o juntas y revueltas con un destino que ya estaba escrito al nacer…

Me gustó la forma en la que la directora plasma cómo puedes conocer a alguien en el momento más inesperado y que ponga tu vida patas arriba cambiándote la percepción de todo tu mundo.

No podemos decir que Below her mouth sea una película romántica al uso sino que el principio se basa en atracción, luego pasión y que se acaba convirtiendo en algo más. Pero se queda en un quiero y no puedo en cuanto al tratamiento de la parte emocional de los personajes. Trata de mostrarnos las dudas, el miedo, la pérdida y el amor, pero no lo consigue, hay cosas que se dan por entendidas, conversaciones que no existen, y ahí está la gran falta de la película. La pasión nos queda clara, lo que viene después no tanto. Deja demasiadas preguntas sin respuesta ¿Se quieren?, ¿Es sólo sexo?, ¿Cuánto tiempo pasa entre unas cosas y otras?

Eso sí, tiene una franqueza brutal en las escenas eróticas, en las que no nos ahorran detalles. Una gran parte de la película se basa en sus escenas sexuales donde sacan el máximo partido a la química existente entre las actrices. Lo que más me gustó es que estas escenas están muy bien rodadas y son totalmente creíbles (algo a lo que no estamos muy acostumbradas) y es donde se nota que todo el equipo de la película era íntegramente femenino.

Tengo que destacar a sus dos actrices Natalie Krill y Erika Linder ya que están impecables. Dotan de realismo y credibilidad a sus personajes (salí pensando que estas eran más que amigas en la vida real…). Sin duda hacer esta película sin la química que existe entre ellas habría sido un completo fracaso. Podríamos decir que son toda la película.

He oído muchos comentarios sobre que es muy parecida a “La vida de Adele” pero no estoy de acuerdo. Para mí lo único que comparten es que en ambas películas se muestran sin tapujos escenas de sexo. Por lo demás sería como comparar “La novia cadáver” de Tim Burton con “La Sirenita” de Disney, las dos son de animación pero ahí acabarían sus semejanzas. Es más, si yo tuviese que comparar esta película con otra de temática, podría decir que argumentalmente es más cercana a la famosa “Imagine me and you”.

Dicho todo lo anterior, diré que no es una película mala pero que podría haber llegado a ser muchísimo más. Aun así merece la pena verla porque es entretenida, las actrices hacen un buen trabajo, tiene una fotografía cuidada, una música muy acertada y además se nota el toque de un equipo completamente femenino en toda la película.

El post Below Her Mouth nuestra reseña de la película lésbica fue publicado originalmente en Lesbicanarias. por Mdazurita



This post first appeared on Lesbicanarias: Noticias Lesbicas Para Llevar., please read the originial post: here

Share the post

Below Her Mouth nuestra reseña de la película lésbica

×

Subscribe to Lesbicanarias: Noticias Lesbicas Para Llevar.

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×