La última portada de Der Spiegel y el director, Klaus Brinkbäumer.
La última portada de Der Spiegel y el director, Klaus Brinkbäumer.
Otra ofensa más contra los símbolos sagrados cristianos y otra vuelta de tuerca al humor basado en motivos religiosos, en esta ocasión por un medio de reconocido prestigio como el semanario germano Der Spiegel.
En su último número muestra en portada la escena del Belén con José y María sorprendidos ante la llegada del niño Jesús, envuelto en un paquete de Amazon.
Es el semanario con Mayor Tirada de Alemania y de Europa
José sale diciendo que “esto no lo he comprado” y María preguntando “si es posible devolverlo”.
El motivo de esta escenografía es debido al tema principal: cómo las compras online han revolucionado nuestra vida. ¿No había otra manera de representarlo? ¿Por qué recurrir al ataque gratuito contra la religión mayoritaria en Alemania y en toda Europa?
Sobre todo, si quien lo difunde es uno de los medios de comunicación más leídos e influyentes.
El semanario Der Spiegel (El espejo, en español) es el de mayor tirada de Alemania y de Europa, lo que le convierte en una de las revistas más influyentes del continente. Creado en 1947, actualmente supera el millón de ejemplares.
Se ha distinguido siempre por la seriedad con la que aborda los temas, los escándalos de corrupción política que ha investigado, y la calidad y el rigor de sus textos. Actualmente su director es Klaus Brinkbäumer.
Sede de Der Spiegel en Hamburgo, Alemania / Wikimedia.
Sede de Der Spiegel en Hamburgo, Alemania / Wikimedia.

También te puede interesar: