Sebastian Kurz. Imagen: EFE.
Sebastian Kurz. Imagen: EFE.
El ganador de las elecciones en Austria, Sebastian Kurz, ha llegado a un acuerdo con su futuro aliado en el gobierno, el partido llamado de extrema derecha FPÖ, para que desde que tomen posesión de sus cargos -se prevé que sea el 18 de diciembre- los niños que nazcan tengan una Ayuda de 1.500 euros al año.
“La Familia ha de ser apoyada con medidas excepcionales, debemos convertir la familia el algo asequible a través de un sistema impositivo favorable como alternativa a la tributación usual”, ha declarado el vicepresidente del FPÖ Norbert Hofer, quien ha asegurado que en el futuro habrá más medidas favorables a la famila.
Como una exención de unos 1.900 euros por familia al año, pero este nueva ayuda directa supone un cambio de política en el país centroeuropeo, que además se espera que se una a Hungría y Polonia en su rechazo a las cuotas de inmigrantes de Bruselas.
Una actitud que choca con la que impera en España, donde las ayudas a la familia están desaparecidas, excepto por casos puntuales como los 2.000 euros por hijo que destinó el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero.
En España, de media, se dan 24 euros al mes por hijo en ayuda directa, mientras que en el resto de Europa la ayuda es de 91 euros
España es el segundo país de la Unión que menos ayuda destina a la familia, solo superado por Grecia. Según el informe del Instituto de Política Familiar, España destina solo el 1,3% de su Producto Interior Bruto a este cometido frente al 2,2% del PIB que dedican los países de la UE.
Así, en España una familia con menos de 12.000 de ingresos brutos al año -las que ingresan más no pueden acceder a esta ayuda- reciben de media 24 euros al mes de ayuda directa por hijo, mientras que la media en el resto de Europa es de 91 euros al mes sin límite de renta.
Con estos datos no es de extrañar que otro año más la cifra de la natalidad haya descendido en España, con una caída del 6,3% en el primer trimestre de 2017 según se ha publicado este martes.