Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

El regalo de los Reyes

El regalo de los Reyes

Los artesanos de mi país (Puerto Rico) son famosos por sus tallas de santos, en especial las tallas de los Reyes Magos. Les digo esto porque cuando vi la foto de la talla que acompaña este artículo me acordé de una historia bellísima que quiero compartir con ustedes,

El compositor italiano Giancarlo Menotti, en su obra “Amahl y los Reyes Magos”, narra la historia de un niño lisiado y su madre. Cuenta la leyenda que los Reyes Magos, en su viaje hacia Belén, tuvieron que hacer noche en una humilde casita donde vivía una mujer muy pobre con su hijo enfermo. El niño —que se llamaba Amahl— sólo podía caminar con muletas. Durante la noche, mientras los Magos dormían, la madre, pensando en la enfermedad de su hijo, rebuscó en el costal del rey Melchor y le sacó unas monedas de oro. A la mañana siguiente, cuando se descubrió el robo, Melchor le dijo: “Buena mujer, te perdono; pero debes saber que tu hijo no necesita oro, sino amor”. Y la mujer, muy avergonzada por su acción, devolvió el oro a Melchor. Fue entonces que Amahl le dijo a los Reyes Magos: “Ricos y nobles señores, ustedes van con regalos para el Niño Jesús. A mí también me gustaría regalarle algo, pero soy muy pobre y no tengo nada que darle… solamente mis muletas”. Y dice la leyenda que en el preciso momento de entregar sus muletas a los Magos, Amahl fue curado por el Niño Dios.

Regresando a nuestra talla… en lugar de los regalos tradicionales de oro, incienso y mirra, estos Reyes Magos le ofrecen al Niño Dios sus coronas. Esto es más que hacerle un regalo material: el oro se gasta, el incienso se quema y la mirra se termina. Pero cuando entregamos nuestra “corona”, cuando ponemos a Dios como el Rey y Señor de nuestra vida, entonces le hemos hecho el mayor y más grande de todos los regalos.

Ese es mi deseo para ti en este día, que puedas entregarle al Señor esa “corona” que no permite que Él sea el Rey de tu vida. Como el niño Amahl, cuando te desprendas de aquello que crees más valioso e importante para ti, comprenderás que el mayor y más grande de todos los tesoros es Dios mismo.

¡Feliz Epifanía… y Feliz Día de Reyes…!!!



This post first appeared on Apuntes Del Camino | Tengo Sed De Ti, please read the originial post: here

Share the post

El regalo de los Reyes

×

Subscribe to Apuntes Del Camino | Tengo Sed De Ti

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×