Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Las INCREÍBLES GÁRGOLAS de la Catedral de Friburgo.

Las INCREÍBLES GÁRGOLAS de la Catedral de Friburgo. 


La catedral de Friburgo de Brisgovia (en alemánFreiburger Münster o Münster Unserer Lieben Frau) es un edificio mayoritariamente de arquitectura gótica situado en el núcleo de Friburgo de BrisgoviaBaden-WurtembergAlemania.
Fue construida en tres etapas, la primera comenzó en 1120 bajo el reinado del duque Conrado de 
Zähringen; la segunda en 1210, y por último, la tercera en 1230. La iglesia se convirtió en la sede del obispado de Friburgo, cuando fue elevada a catedral en 1827.

Tuve la suerte de poder viajar a Alemania en el mes de octubre del 2020, en plena pandemia, cuando todavía Uruguay estaba en el color verde de la escala de Harvard y nos permitían entrar a Europa al 90 % de los países.
Lo primero que hice al llegar a Friburgo de Brisgovia fue ir a la plaza donde se encuentra la Catedral para poder comer en el mercado que la rodea a diario en horario matutino hasta pasado el mediodía.
Entre lange rote (salchicha roja picante ) y bratwurst (salchicha blanca no tan picante ) me puse a mirar la impresionante Catedral y de inmediato me llamó la atención algo en particular; sus gárgolas.


La típica y deliciosa Lange Rote de Friburgo.

Tiré un par de fotos a la fachada y enseguida me di cuenta que en esta Catedral iba a estar más tiempo de lo habitual, pero no dentro, sino fuera sacando fotos de sus magníficos detalles góticos, por lo que decidimos entrar y dar un vistazo y luego mientras mi señora compraba souvenirs en las inmediaciones yo iba a tener tiempo suficiente para fotografiar todas o por lo menos la gran mayoría de sus gárgolas.
Por si alguien lee una nota mía por primera vez le cuento que soy fan de las gárgolas, y a cada iglesia o catedral que voy las busco y si las hay las fotografío.


Por dento la Catedral es imponente, sus techos son altísimos y su decoración sobria pero elegante.





De noche la Catedral también luce hermosa, con una iluminación acorde a su importancia.
Su torre occidental de 116 metros de altura, que fue bautizada en 1869 por el conocido historiador del arte Jacob Burckhardt como “la torre más hermosa de la tierra”.
Los gruesos muros y magníficos pilares en la parte inferior simbolizan la conexión con la tierra.
Como contrapartida, las agujas de la torre rozan el cielo. Fue la primera en la historia del arte gótico construida de una manera completamente perforada.
Por ello, para muchas iglesias de Europa fue el modelo a seguir, tanto arquitectónica como artísticamente.

Eso si, las inmediaciones son una boca de lobo, lo cual le da a la Catedral y su entorno un aire un tanto siniestro.

LAS GÁRGOLAS.
Las gárgolas son uno de los símbolos de muchas construcciones en la Edad Media y cuentan con un aspecto algo grotesco y terrorífico, además de estar envueltas en cierta leyenda y mitología.
La palabra gárgola dervia del latín, gurgulio, gargula.
Su raíz es «gar» que hace referencia a «tragar».
En Italia es Doccione, en Alemania son Wasserspeier y en Holanda Waterspuwer, todas ellas hacen referencia a vomitador de agua, 
escupe agua, etc.
Por ello, se cree que su etimología indica que se nombró en función de su utilidad arquitectónica, la cual hace referencia al infierno como desaguar los tejados de las catedrales.

El origen de estas gárgolas proviene de la Edad Media, cuando el infierno era uno de los temas que más preocupaban a la sociedad y creían en todo tipo de demonios y bestias que atormentaban a los seres humanos.
Las primeras gárgolas que se conocieron, fueron nombradas como «grifos» que hacía referencia a los seres fantásticos con forma de animal o mitad humanos.

Las gárgolas, entendidas como seres pertenecientes a la mitología, nacen a raíz de una leyenda de principios del siglo VII en la que el dragón Gargouille, que vivía cerca del Sena, devastaba  periódicamente la región.
Gargouille, era descrito como un ser de cuello largo y reptilíneo, hocico delgado con potentes mandíbulas, cejas fuertes y alas membranosas.
Se caracterizaba por sus malos modales: tragaba barcos, destruía todo aquello que se interponía en la trayectoria de su fiero aliento y escupía demasiada agua, tanta que ocasionaba todo tipo de inundaciones.
Fue entonces cuando, Romanus, un sacerdote cristiano, dominó a la bestia con la señal de la cruz y la llevó a Rouen donde le cortó la cabeza y la colocó en lo alto del ayuntamiento.

Fue a partir de la Edad Media y con el auge del arte gótico cuando los artistas y arquitectos comienzan a colocar en sus edificios la representación de estos seres, con cabeza y alas de dragón y un cuerpo casi humano, y cuya función era la de expulsar agua de lluvia de los tejados de dichos edificios, para de este modo actuar como un desagüe.
Principalmente se colocaban en las iglesias, y de ahí que todavía se conserven en lugares que son tan emblemáticos como las catedrales.

Su nombre se debería al sonido que produce el agua, similar al de un líquido por un tubo (y que se conoce como gargouiller).

En cuanto a la razón de por qué se utilizaban las gárgolas en las catedrales tienen varias razones.
Se cuenta que podrían representar los 
demonios convertidos en piedra que huían de la iglesia y, por otro lado también se hablaba de que las gárgolas protegían a los feligreses que se encontraban dentro de las iglesias, puesto que su horroroso aspecto creía que ahuyentaba a los espíritus malignos.


En base a esta segunda interpretación de las gárgolas también están las quimeras. No tienen las mismas formas pero son seres terroríficas que cumpliría la misma función.

De todas las gárgolas que he visto en mi vida la más rara es esta en donde se puede apreciar a un hombre agarrado del tejado con el orificio anal dilatado ( vieron que fino, no ? , podría haber escrito cualquier disparate acá ).
Debe ser todo un espectáculo en los días de lluvia presenciar la catarata que sale de ese orificio.
Bastante escatológica la gárgola.









La más terrorífica de todas.










Gárgola de lechón tampoco tenía vista.










En total son 91 figuras diseñadas de forma individual,  tienen la función de proteger los muros de un exceso de agua de lluvia.
Pero las gárgolas del símbolo de Friburgo son más que simples deflectores de agua: tienen la tarea de mantener a los malvados demonios alejados de la casa de Dios.
Por ello, muchas de estas inquietantes criaturas fueron representadas con grandes bocas gritando, como la que se ve en la foto superior.
Lamentablemente hay una parte de la fachada que se está restaurando y está tapada por andamios y madera, por lo cual no pude fotografiar la totalidad de las figuras.

La Catedral está abierta a diario de 10 a 17 hs.
LA ENTRADA ES GRATIS.


This post first appeared on Con La Cámara En El Bolsillo, please read the originial post: here

Share the post

Las INCREÍBLES GÁRGOLAS de la Catedral de Friburgo.

×

Subscribe to Con La Cámara En El Bolsillo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×