Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Celos Infantiles por el nuevo integrante de la familia

Tags: bebeacute ella

La base para superar un poco esta primera crisis que aparentemente todos los niños experimentaran por la llegada de un nuevo integrante a la familia, ( si, todos pasamos por ahí ) y si alguna vez cruzas a unos padres que te dicen que no!, que su hijo no sufrió de celos por la llegada de su hermano ( a ) será mas probable que ellos lo hayan olvidado y no que no se haya presentado.

Y como digo es solo una etapa por la que el hermanito mayor pasará pero que con suma prudencia se puede manejar y  para no herir los sentimientos del niño o que sienta que se le esta remplazando dependerá de como los padres actúen. Dependerá de ti !

Aunque tu niño tenga tan solo uno o dos años y pienses que no entenderá mucho la situación, hay que sentarse con ellos y explicarles lo que sucede desde el embarazo. Intenta hacerlo de una manera simple, inteligente y con mucho respeto hacia él/ella.
Son 9 meses que se deben aprovechar al máximo, hay que permitirle que participe y que a su manera se conecte con el bebé, permite que toque tu vientre y que sienta los movimientos del bebé, si puedes ( dependiendo de la edad del niño ) involucra le en la búsqueda del nombre, que participe en las compras, llévale aun tienda y dile que escoja algo para su hermanito, si es posible y tu Doctor. te lo permite déjale que este contigo en cita  para que así pueda ver a el bebé y compartir ese momento  especial contigo.
Nosotros llevamos a nuestra hija en dos ocasiones y aunque es difícil saber a ciencia cierta que es lo que entienden de lo que le dices, es algo muy agradable para compartir con ellos.

Claro todo esto no quiere decir que le vayas a evitar totalmente que pase por la etapa de los celos, es más bien una manera de irlos preparando para que el impacto que puede causar en ellos tener que compartir mamá y papá de un día para el otro no sea tan difícil y que no se sienta excluido sino parte de una familia que crece.

Mi niña de un año y medio estaba feliz con la idea del bebé, durante el embarazo hicimos cosas juntas, leer un libro para el bebé, cantar una canción para el bebé, saludar a el bebé, besos en la pancita etc
Pero incluso con ese amor que demostró durante esos meses hacia su hermanito. No le evito sentir celos, de sentirse mal, de poner esa carita triste que a mí tan solo me daban ganas de llorar.

En el momento que Matt mi hijo nació todo cambio para ella, hubiera dado cualquier cosa para haber entendido mejor como se sentía, tal vez su dolor era inmenso por que desde el primer instante que entro por la puerta de la habitación en el hospital, ella cambio, tanto a mi como a su hermano nos ignoro.

Mi impresión fué fuerte puesto que ella es una niña muy cariñosa, feliz, con sonrisas dibujadas en su carita bella siempre y ahora estaba ahí. mirando a el suelo, con sus ojitos tristes y pidiendo que papá la sacara lo mas pronto posible de ese lugar.
Después cuando el bebé y yo  llegamos a casa. Ella no paraba de llamarme, si escuchaba a el bebé llorar, ella lloraba también, me pedía constantemente que la tomara en brazos, cuando le daba el seno, ella me pedía que bajara a el bebe y que ella quería; Cuando vio a su hermano con el chupo, entonces ella también pidió uno, todo el tiempo estaba reclamando atención. Tengo que confesar que en algunos momentos sentía su dolor, me sentía triste y culpable porque no quería verla sufrir.

Entonces armamos nuestro plan y empezamos a dedicarle mas tiempo y a darle mas atención que nunca. 

Es verdad que nosotras las madres sentimos que es el bebé es quien mas requiere cuidados y atención pero en realidad es el hermano mayor quien mas nos necesita en se momento.
El bebé no entiende lo que pasa a su alrededor mientras que su hermano se esta sintiendo desplazado.
Durante sus crisis siempre encontramos la manera de darle lo que ella quería y que siguiera sintiendo el privilegio de y el amor de siempre.
La familia y amigos ayudaron mucho en esta etapa también, cada visita que recibimos cada uno venia con un regalo tanto para el bebé como para ella y siempre le dieron mucha atención mientras estuvieron en casa.

Durante las primeras semanas después de que nació mi niño es cuando mas la bese, mas le dije que la amaba, nos organizamos con mi esposo para sacarla al parque, le compramos regalos donde el remitente era su hermanito y empezamos a involucrarla en las cosas del bebé.
” Que 

Ven amor ayuda a mami a cambiar el pañal del bebé. Ven ahora que lo vamos a bañar ” ……. etc
Esto fue un conjunto de cosas que ayudaron muchísimo y que le ayudo a que poco a poco soltara ese miedo por la llegada de su hermano.

De repente en unas semanas después y por voluntad propia cuando empiezo a acercarse a su hermanito, a darle besos, a tocarle una manita, fueron cosas que poco a poco le fueron saliendo espontáneamente.
Pero todo se construyo paso a paso, con amor, con respeto, con paciencia, con decisión…
El resultado es maravilloso 

y es justamente esto que nos permitió ver que que hacíamos lo correcto y por lo tanto hoy estoy aquí queriendo compartirlo ya que no es fácil para los integrantes de la familia pasar por todo esto.

Digamos que aquí les dejo 

una recomendación muy simple:
Aunque estén agotadas físicamente por lo que representa la llegada de un bebé, trata de ponerte en los zapatos de tu hijo mayor y encuentra el tiempo, la paciencia y el amor para brindarle en esta etapa un poco difícil para el/ella todo el apoyo que necesita para superarlo y no permitas que ni por un instante crea que su temor mas grande de ser remplazado se volverá realidad.



This post first appeared on Mi Carita Feliz -, please read the originial post: here

Share the post

Celos Infantiles por el nuevo integrante de la familia

×

Subscribe to Mi Carita Feliz -

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×