Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

La cuenta de los cuarenta

Cuarenta años de intentar ser lo que soñaba llegar a ser. Cuarenta años para acabar siendo lo que no me imaginaba que sería.  Cuarenta años de replantear sueños, incluyendo algunos años en los que no hubo tales.  Cuarenta años que no imaginaba sumar, así que lo que más siento hoy es sorpresa.
Cuando tenía 12 años, creía que al cumplir 25, sería toda una doña. Bendito Dios, no pensé en qué etiqueta me adjudicaría al juntar cuatro décadas.
Hace justo 10 años escribí una biografía para participar en un concurso de escritura, 10 años después  es mucho lo que ha cambiado mi historia, no de la última década, sino de toda la vida vivida.
En ese entonces, empezaba a caminar veredas inciertas respecto a mi salud, me dominaba la incertidumbre. Por lo mismo, experimentaba lo que era no trabajar después de más de 10 años de hacerlo diariamente y no estaba segura de como sentirme al respecto.  Descubría la amistad circunstancial, aún sin comprenderla y por lo tanto estaba resentida al respecto.
También vivía una estructura familiar distinta. Mi papá y el abuelo Logios vivían, y con ellos, vivía la posibilidad de abrazarlos. Vivía aún más lejos de mis amigos de siempre, de mi familia, sin embargo, se acercaban más que nunca a mi alma.  En ese entonces mis hermanas se volvieron mis muletas, por no decir mi carrito eléctrico. 
Hace 10 años todavía estaba por venir el más grande amor y las más tristes despedidas. Largas jornadas de descanso y enteras ciudades por descubrir.  Empezaba a ser lo que hoy en parte soy y me desprendía de la imagen que tenía de mi misma.  Incluso, enseñaba a otros el camino para despedirse de esa imagen. Encontré aceptación en la frase “acostúmbrate a vivir así”,  frase que antes me provocaban escalofríos. Me reencontré con grandes cariños y descubrí un mundo de otros nuevos. Inicié un continuo de “primera vez que”.  Y aprendí como en ninguna década había aprendido.
Los cumpleaños son un buen pretexto para cerrar y para iniciar.  Cerrando para sacar saldos, en este caso positivo por mucho.  Es más el amor vivido que el desamor experimentado.  Son más las sonrisas que las lágrimas. Han sido más los momentos de paz que los de angustia. Suman más las páginas leídas que los pañuelos desechables usados.
Más la gente que se ha acercado a mi corazón y que los que de él se han alejado.  Los minutos de meditación rebasan aquellos llenos de temor.  Son más los días buenos que los días no tan buenos. Sumas distintas a las aprendidas en las matemáticas, porque la existencia de un factor de características negativas,  resulta en que el factor positivo se multiplique por mucho en su valor mismo. Vaya, se aprecia más lo disfrutable a raíz de haber vivido lo dolido.
Cada cumpleaños es un buen alto para agradecer.  Lo primero que agradezco en este, es el haber agradecido con intensidad en los últimos tiempos. Por supuesto agradezco que sea una edad emblemática. Mira que haber llegado a tal nivel de adultez que ya un “señorita” luce fuera de lugar. 
Los sobrinos e hijos empiezan a tener la edad con la que nosotros juramos que seguimos al vernos en el espejo.  Menuda incongruencia.  Las parejas celebran décadas de unión o segundas nupcias.  Cualquier embarazo es un milagro y ninguno implica el desprestigio de nadie. Las cirugías se mezclan entre cambio de refacciones y ajustes de chasis a voluntad. Un viaje entre amigas implica que cada una llevará su botiquín personal en lugar de su selección particular de bebidas. Los cuarenta es una edad en la que hemos aprendido a reírnos de nosotros mismos, afortunadamente. 
Cumplir cuarenta, todo un acontecimiento.  Un número lleno de significados, una edad que nada ni nadie le arrebata mérito alguno. Tengo marejadas de agradecimiento a cada persona que ha caminado junto a mi en algún minuto de éstos tantos años.  Sobre todo, doy gracias a mi Padre y un merecido reconocimiento a mis papás y a los suyos por haber hecho posible que yo experimente esto que le llamamos vida. 


This post first appeared on Lienzo Del Alma, please read the originial post: here

Share the post

La cuenta de los cuarenta

×

Subscribe to Lienzo Del Alma

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×