Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Sanidad pública

El intento del PP por privatizar la Sanidad pública ha sido un fracaso, como ya se esperaba desde el primer momento que se llevo a cabo el experimento en Alzira, localidad de la Comunidad Valenciana, por uno de sus diseñadores, Eduardo Zaplana, cuando este desempeño el cargo de President de la Generalitat de Valencia y en el Gobierno de España se estrenaba como Presidente José María Aznar.

Desde el 1 de abril el departamento de salud de la localidad vuelve ser gestionado por la consejería de la Generalitat, estando al frente, Carmen Montón, Consejera de Salud.

El modelo de salud de Alzira, fue el inicio de un modelo que lo han afianzado también otros gobiernos autónomos como el de la Comunidad de Madrid y que se han caracterizados por recorte presupuestario al departamento y sobrecoste que ha recaído a favor de la Empresa privada que gestionaba la función sanitaria. Incomprensible pero real.

Lo que debía ser prototipo de ejemplaridad de gestión de empresa privada trabajando para un servicio público, ha sido la muestra de un estrepitoso fracaso. Y quizás si se investigara se descubriría que ha sido otra cosa, pero quedémonos aquí.

La empresa que ha llevado la gestión estaba constituida por Adeslas, (sanidad privada), Dagados y Lubasa (constructoras), Bancaixa y CAM (financieras). No se puede comprender que está unión de empresas no tuvieran un análisis claro de lo que llegaría a suceder. Como mínimo suena a raro. Pienso que hay gato encerrado.

Lo peor es que, eso no es todo. Debido a las perdidas que arrojaba la empresa que gestionaba la sanidad tuvo que cerrar, y la sanidad pública acudio al rescate indemnizando a la privada.

La pública reorganizo la gestión dando mejoras en las condiciones, y saco la oferta a subasta ¿quién gano  la subasta? pellízquense para creerlo. Los mismos  De cajón señores, de cajón.

Menos mal que la llegada de un nuevo gobierno se ha puesto manos a la obra para intentar enmendar uno más de los desaguisados de unos incompetentes, por decirlo suavemente, porque ¿no creen que tiene otro nombre?

Alzira es el ejemplo de que el voto bien dado puede cambiar muchas cosas en el país. Cada uno de nosotros podemos votar a quien queramos, pero por favor sepamos dejar de lado a los incompetentes e indeseables, sino, rectificar nos cuesta tiempo y mucho dinero; en sanidad la vida.



This post first appeared on Mi Boina, please read the originial post: here

Share the post

Sanidad pública

×

Subscribe to Mi Boina

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×