Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Confusión política, 2

Al conjunto de personas que habitan en un Mismo territorio geográfico, suelen hablar un mismo idioma y tienen una tradición común, se le suele denominar nación. En la península Ibérica hay cinco territorios que se hallan dentro de esas circunstancias. Portugal, Galicia, Euskal, Andorra, Vall d’Aran y Catalunya. Son pues naciones.

Estado en cambio es la forma de organización política e independiente y soberana de un territorio. Forma de organización política, dotada de poder soberano e independiente, que integra la población de una circunscripción.

En la península Ibérica hay tres territorios que presentan esa condición, Portugal, Andorra y España.

“La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.” (Artículo 2 de la Constitución)

 

No hace falta ser ningún letrado para entender el Articulo 2 de la Constitución, dice bien a las claras que en España hay regiones y naciones. También habla de patria indivisible de todos y de que, garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones.

No quiero enmendar la plana a nadie, más bien me la tendrían que enmendar a mí, pero es evidente que en ese punto hay un fallo constitucional ya que, habla de dos diferencias dentro de un mismo territorio en el que conviven naciones y regiones, administrándose ambas por el mismo derecho, el de la autonomía.

Entiendo que no debe ser así, ya que una región puede ser administrada desde el estado central, con parte de autonomía propia.

Una nación dentro de un Estado, es otra cosa, es una administración totalmente independiente que convive en un estado común.

Según mi entender el Artículo 2 de la Constitución debe ser enmendado, si de verdad, en su día, se quiso diferenciar –que es lo que parece ser- región de nación.

La derecha de aquel momento debería acceder una concesión al País Vasco y a Catalunya, pensarían que importa el título si se van a regir por el centralismo para todos.

La Constitución Española lleva a la confusión política que reina en el país. Por lo tanto si se quiere solventar en problema catalán, que mañana -como ya lo fuera en su día- será vasco, no hay nada más que hacer política. La primera acción política puede que sea abrir la Constitución.




This post first appeared on Mi Boina, please read the originial post: here

Share the post

Confusión política, 2

×

Subscribe to Mi Boina

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×