Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Semana #hater (ii): Operación Triunfo


No es por hacerme el interesante o el snob, pero yo no he visto OT por tres razones:

1 - La excusa: Lo ponen tardísimo. Lo siento pero cuando empieza (Lunes, 23:40 horas aprox) ya nos hemos subido el Tx y yo a la cama. Que puede que no nos durmamos aún, pero encamados ya estamos. Y no me vale el que lo repitan mil veces y a otros horarios. A todo esto, ¿ha respondido alguna vez TVE los miles de twits que critican que los programas estrella acaben pasada la una de la madrugada un día de diario?

2 - La práctica: Si ya me entero de todo lo que pasa leyendo el blog de un-angel, en los miles de comentarios de las redes sociales, en programas de TVE, en whatsapp, mi madre a la hora de comer... No me hace falta verlo.

3 - La real: No soporto cuando cantan.

De verdad, yo vería Operación Triunfo si lo pusieran a una hora decente y no cantaran, porque me parece muy gracioso el rollo reality academia guionizado todo pero con un punto imprevisto. Y lo de que después de cada actuación los jurados sean tan absurdos en sus valoraciones, la emoción de quién pasa la pasarela, a quién salvan los profesores y los mosqueos después de saber a quién vota cada compañero para salvarse. Todo ello me parece un espectáculo televisivo muy efectivo, un buen show.

Aparte, esta edición ha sido la de la visibilidad de la diversidad sexual, con la aparición de un chico trans, un par de gays totalmente fuera del armario entre los concursantes, los Javis (sí, los de "La Llamada") de profesores y una charla sobre salud sexual que aún debe estar haciendo sangrar los ojos a las gentes de bien y de rancio abolengo de este país.

Por si no fuera poco, Noemí Galera, la "directora" de la Academia, es un puntazo de señora que se marca unos twits demoledores cuando alguien critica el programa.

Pero cantan.

Y no, no puedo con eso. Me aburre mucho. Mi interés es cero.
Aparte, las pocas actuaciones que he visto han sido deplorables.
Ya lo sé, son chicos que empiezan, están en una academia aprendiendo y los sacan a los leones en una gala en directo, pero son superiores a mis fuerzas, no puedo evitarlo.

A pesar de las protestas del Tx, que se subió a dormir, empecé a ver un programa de hace semanas porque tenía curiosidad por saber cómo perpetraban "La Revolución Sexual" de La Casa Azul. Yo había bromeado antes con que parecían Flos Mariae, pero es que después de verlo... ufff.


De función de fin de curso. Plana, plana, plana. Voces de parroquia, arreglos musicales insulsos y sosos, al margen de una puesta en escena y coreografía de vergüenza ajena. Coño, que el Guille Milkyway con todo lo estático que es hace de esa canción una fiesta comparada con lo que hicieron. Sólo salvo a un par de chicas (la que iba de Rita Irasema y otra que parecía enloquecida) y al chico de la chaqueta de parches.

Y luego me quedé a ver cómo Dos Chicas luchaban por seguir en el concurso aburriéndome mortalmente con dos canciones lentas de esas de lucirse (¿Christina Aguilera y Alejandro Sanz?). No es cuestión de gustos musicales (que vale, sí, los míos se van por otros terrenos), es de impresión global.


Tras eso, salió una chica hiperactiva al lado de un patosillo a hacer El Mismo Sol, de Álvaro Soler. Desafinando como posesos. Superior a mis fuerzas, impresentable a todos los niveles. Me fui a dormir.

¿Y lo que es la calidad del sonido en un programa de música? Bajo mínimos. O los arreglos son de orquestilla de salón de bodas o a los responsables les da igual porque con el "carisma" de los chicos cantantes se supera todo.


Pero lo peor, lo peor de todo, fueron las valoraciones de estas actuaciones por parte de los profesores y jurados. Según ellos, La Revolución Sexual estuvo cargada de energía (debían ser pilas del Primark, porque Duracell no), las dos chicas se salieron y lo del Álvaro Soler fue la bomba y encima el chaval que desafinó y no dio una fue el favorito del público. Estooo, ¿quéeee? En serio, no puedo con las actuaciones musicales.

Yo sé que este año hay un jurado invitado en cada programa que, como tal, se dedica a ser "el bueno" frente a las brujerías de Monicanaranjus, pero al final se reduce a comentarios ñoños, entusiasmo que suena falso y consejos, muchos consejos.

Ya ves tú,  Mónica Naranjo haciéndose la interesante cuando fue precisamente el fenómeno OT el que se comió las ventas del que iba a ser su álbum bombazo (y no las descargas, ni aquella horrible portada, ni sus gritos y chillidos desaforados).


Chica, ya sé que soy muy negativo, pero si no me gusta qué quieres que diga.
No lo veas, me dirás tú.
¡Si no lo veo!

Pero me entero, porque anda que no lo machacan en TVE a todas horas.
Y es trending topic a todas horas.
Y, estando en una discoteca gay, sonó una canción mexicana que no pegaba para nada con el lugar y la situación y todo el mundo se puso a corear como locas porque era la famosa Bikina (sí, la he escuchado por primera vez en enero y en serio que no entiendo el revuelo).


Respecto a todo el rollo Eurovisión, que es asunto aparte, TVE es que no da una eligiendo canciones. 
Ni que lo elija un "jurado profesional" (el ridículo pasmoso del año pasado)
Ni que sea un jurado es "de entendidos" (glorioso el despropósito de Boris Izaguirre siendo amenazado por toda la familia Chunguita cuando enviamos aquella basura de Lucía Pérez)
Ni que escojan un grupo que sólo se conoce aquí (el ridículo de El Sueño de Morfeo)
Ni que impongan a una chica "porque sí" (Edurne, Pastora...)
Pero casi lo peor es que dejen elegir a los espectadores, que eligen a la niña mona que les tiene encandilados en el programa pero que fuera de aquí, y con esa pavisosez de canción, ya verás. Hay un momento "ooooh ooooh oooh" que me hace estremecer (y no para bien).


Lo lamento, pero lo de dejar elegir la canción de Eurovisión a los espectadores de OT (recalco, "de OT") es como cuando los partidos políticos dicen "Vamos a consultar a las bases", que ya sabemos que son ideológicamente muy extremas. Y luego no se explican por qué "el electorado" les da la espalda. Pues porque la militancia y el electorado son cosas distintas, coñe, que deberíais saberlo que os dedicáis a eso. En fin, que me lío. Pues eso, que la niñata carpetera o el promariquita que vota a la niña porque es encantadora y tiene una voz muy bonita no piensan lo mismo que el ama de casa de Moldavia o el enteradillo eurofan de Dinamarca. No.


Por cierto, que el encargado de TVE de la puesta en escena del festival ya está pensándose si poner a una viloncellista en medio del escenario mientras una pareja baila detrás de los cantantes... o quizás algún elemento de atrezzo.


¡Cuánta negatividad!
¿Que no te gusta lo que escribo?
Pues diré lo que todos me dicen cuando digo que no me gusta OT, la cebolla o la arrrrghhhhhputamierda del Señor de los Anillpuaaaagghhs: No me leas.
O sí, tú critica, que para eso están los comentarios.
O ponme a parir en Twitter pero...
Oh, mierda, la final de OT fue el lunes y hoy es miércoles. 
Esto está totalmente desfasado y nadie va a entender nada de nada.
Jo.



This post first appeared on Pasa El Mocho, please read the originial post: here

Share the post

Semana #hater (ii): Operación Triunfo

×

Subscribe to Pasa El Mocho

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×