Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Sábado 17 de diciembre







Es de madrugada. Tengo que escribir críticas de cine, pero es tarde ya y la película que acabo de ver me va a llevar un tiempo, me conmovió y le quiero dedicar tiempo y concentración, entro al fb a saludar a una amiga a quien quiero mucho y que últimamente no sé nada, estoy con todas las pilas , la gente está muy cansada en estos días o alcoholizada, tanta fiesta. Trato de reunir a mi familia en Buenos Aires, ese es el rol que alguna vez me asignó mi padre y trato de cumplir con el mandato paterno, sé que he estado haciendo bien las cosas y me da alegría haber cumplido con el viejo, mi viejo querido. Quiero pasar una fiesta con ellas, las necesito y con mis sobrinas. Nuestra familia queda cada vez más chica y hay que preservar ese núcleo familiar, cuidarlo.


Yo también estoy agotada pero soy dura, qué año difícil, ya basta. Quiero un 2017, feliz, recontra feliz, me lo merezco , por tantas cosas... Pronto iré a Bel Ville, mi ciudad amada, por fin. Unos 10 días pasaré allí.Falta menos, nada. Y por fin me sacaré la tristeza de bajar en la terminal y que mi viejo o mi Abuela no estén allí. Pero no me quejo tengo amigas de fierro,de años ufffffff, parte de mi familia y tengo a mi Pedro, mi sobrino (tengo su foto de fondo de pantalla así lo veo todos los días ) que adoro. Y por fin ver a mi ciudad, tanto tiempo que pasó, ella y yo ya no somos las mismas, indudablemente.Voy a caer de improviso no en la ciudad de la furia sino en la ciudad de la quietud ,en mi pueblito amado.


Hablo con mi amiga, tiene sueño, me dice que BV está estancada, pena me da, cómo una ciudad tan linda puede pasar por la enorme quietud, pasividad, desde que soy pequeña que recuerdo eso, me encantaría volver y que BV estuviera espléndida, con potencial, limpia, bella, activa, sería como un sueño...Todos los intendentes que tuvo y nada, siempre en la nada, es una verdadera pena. Bell Ville duerme la siesta y nadie ha podido despertarla nunca.


Creo que cuando decido aceptar lo bueno y lo malo de la vida es cuando las cosas empiezan a andar, cuando la niebla se levanta y la vida me tiene piedad y me tira un lazo. Hace desde noviembre del año pasado que le pongo el pecho a la Vida, me merezco la mayor recompensa, es más la exijo, justicia ,amor, paz, verdad, lo mejor. Para mí y para todos.











This post first appeared on Un Alma Navegante, please read the originial post: here

Share the post

Sábado 17 de diciembre

×

Subscribe to Un Alma Navegante

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×