Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

¿Sabes qué es la Sedación Dental Consciente?

Qué es sedación o anestesia

Es un estado de inconsciencia o insensibilización de carácter reversible, el cual es inducido por medio de ansiolíticos. En función del método de administración de los fármacos, se accede a diferentes estados de sedación. Los cuales van desde la supresión de la sensibilidad táctil o dolorosa de una parte del cuerpo, hasta la pérdida total de la consciencia.

Los ansiolíticos

Los ansiolíticos, comúnmente conocidos como sedantes o tranquilizantes menores, son fármacos que inducen un estado de adormecimiento en los pacientes. Se utilizan en tratamientos psiquiátricos, intervenciones quirúrgicas, tratamientos odontológicos, entre otros.

sedación dental conscienteTipos de ansiolíticos

Ansiolíticos puros

Actualmente, únicamente están representados por la buspirona, caracterizada por actuar sobre la serotonina. Algunas personas con depresiones severas o altamente resistentes, necesitan de este fármaco como complemento de los antidepresivos.

Ansiolíticos y sedantes

Son fármacos provenientes de la benzodiacepina, caracterizados por tener propiedades hipnóticas, miorrelajantes y anticonvulsivas. Provocan un efecto que potencia la acción de un neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso. Pueden clasificarse según la duración de sus efectos, dividiéndose en los de acción ultra corta, corta, intermedia y prolongada.

Como ejemplo, se mencionan midazolam y triazolam, como de acción ultracorta y temazepam de acción corta. Mientras que en un espectro medio se halla lorazepam y de efecto prolongado diazepam.

Qué es la sedación dental consciente

La sedación consciente

Un estado de sedación tiene distintos niveles, los cuales son definidos según el grado de ansiolíticos que hayan sido suministrados. Una sedación odontológica consciente, es aquella en la que una persona aún es capaz de responder a estímulos externos. Es decir, el paciente permanece levemente despierto durante el procedimiento, manteniendo parte de su consciencia. No siente dolor, ansiedad o incomodidades, del mismo modo que podrá recordar parte o todo el tratamiento.

Niveles de sedación consciente

Sedación dental infantil | Clínica Dental ArtdentaMínimo

Este es un tipo de sedación que ayuda al paciente a relajarse, sin llegar al punto de perder la consciencia. La persona puede responder a las estimulaciones externas fácilmente, ya sea de forma verbal o física.  Usualmente, el paciente es inducido a este estado por medio de la medicación oral o  el llamado gas de la risa.  Este grado de adormecimiento es adecuado para intervenciones que no son muy invasivas.

Moderado

En este caso, la intensidad de los fármacos es mayor, por lo que es necesario que el dentista tenga una formación especial. Se caracteriza porque los pacientes podrían presentar amnesia parcial, pudiendo recordar partes del procedimiento. Asimismo, resulta un tanto difícil responder a las estimulaciones, ya sea de forma verbal o física. El método favorito para llegar a este tipo de anestesia, es a través de la aplicación intravenosa.

En qué consiste la sedación dental consciente

La sedación dental consciente consiste en la aplicación de algunos medicamentos de manera controlada. El objetivo es que la persona no pierda la consciencia, ya que su principal función es calmar la ansiedad y disminuir las molestias o incomodidades.  Seguidamente, se mencionan los fármacos y los métodos en los que se administran.

Oral

Método para lograr estados de sedación mínima y moderada, consiste en que los pacientes ingieren los ansiolíticos en píldoras. Por lo general, el paciente recibe una dosis de diazepam o triazolam, puede ser una noche o una hora antes del procedimiento. Se considera una opción de bajo costo y efectiva, no obstante, presenta mayor complejidad al momento de controlar el nivel de sedación.

Ingesta infantil

Para la ingesta en niños, la benzodiacepina más utilizada es midazolam mezclado con un jarabe dulce. Se administra alrededor de 20 minutos antes del tratamiento, por medio de un  vaso para beber. En otros casos se usa una jeringa sin aguja, depositando el medicamento en el área retromolar.

Intramuscular

Sedación dental Consciente | Sedación IntravenosaCon ayuda de una inyección, se introduce el fármaco por vía intramuscular, en la parte superior del brazo o en el trasero. Los sedantes pueden ser benzodiazepinas como diazepam o midazolam, también se mencionan ketamina y opioides. Todos son de efecto rápido y le permiten al odontólogo o anestesiólogo, controlar el nivel de sedación.

Intravenosa

Por medio de una vía conectada al torrente sanguíneo, el dentista o anestesiólogo suministra el sedante. Este método es de acción rápida, usado para sedaciones conscientes moderadas, también permite que el dentista ajuste continuamente el nivel de sedación. Normalmente, se usan los ansiolíticos midazolam o propofol.

Inhalatoria

Es el más usado para los grados de sedación mínimos, es de acción inmediata y sus efectos no son duraderos. Incluso, las personas que son anestesiadas con este método pueden regresar a casa conduciendo ellos mismos y reanudar sus actividades diarias normalmente. Los odontólogos pueden controlar el nivel de sedación durante todo el procedimiento sin problema.

El método consiste en la inhalación de una mezcla de óxido nitroso con oxígeno, usando una mascarilla facial.

Tipos de pacientes potenciales

Pacientes infantiles

Inducir una sedación consciente en un paciente de odontología pediátrica, implica el cumplimiento de ciertas condiciones. El paciente pediátrico pasa por una serie de exámenes que detallan el estado de sus vías respiratorias. Los dentistas u odontopediatras, suelen cerciorarse de que no exista ninguna condición quirúrgica o médica subyacente antes de iniciar cualquier tratamiento. Asimismo, se hace un análisis del nivel de ansiedad o nerviosismo que presenta el niño de cara a un tratamiento odontológico.

Luego, el especialista procede a planificar un procedimiento que tome en cuenta todas las variables, eligiendo la mejor metodología de sedación. Cabe destacar que todos los métodos explicados anteriormente, pueden ser aplicados a los niños bajo ciertas condiciones. Finalmente, el especialista le explica detalladamente las condiciones al representante para que este dé su consentimiento.

Pacientes adultos

La preparación en los adultos no dista mucho del procedimiento que se lleva a cabo en los niños, antes de poder ser candidato para una sedación consciente. Se deben llevar estudios detallados y completos sobre las vías respiratorias, el sistema cardiorespiratorio, anomalías congénitas y alergias. Adicional al estudio del historial de medicación y de cualquier otra prescripción de sedantes para tratamientos psiquiátricos.

Cuándo se usa este tipo de sedación

Tanto niños como adultos, exhiben un sin número de condiciones especiales, que les dificulta o les hace imposible recibir un tratamiento odontológico. En pro de ayudar a estas personas, se usa la sedación en sus diferentes niveles para poder brindar la atención necesaria a quienes lo requieren. A continuación se mencionan algunas de las condiciones más comunes, que entorpecen los procedimientos dentales.

Fobia al dentista

Las fobias se definen como miedos irracionales hacía, prácticamente, cualquier cosa que pueda generar niveles extremos de ansiedad en una persona. No tienen ni una causa ni un tratamiento específico, en cada caso los detonadores son distintos al igual que las formas para lidiar con ello. Aquellos que padecen fobias, les resulta bastante difícil controlar sus impulsos ante las intensas descargas de terror que les produce el detonante. Los efectos van desde huir desesperadamente, pasando por vómitos, hasta llegar a casos extremos en los que se pierde la consciencia.

Cuando se siente un terror indescriptible hacia los dentistas, se dice que la persona sufre de odontofobia. Como se puede concluir, para este individuo, recibir un tratamiento odontológico sería muy difícil sino imposible. Por lo tanto, el uso de métodos que impliquen sedaciones moderadas o profundas, se convierten en una necesidad.

Bajo umbral de dolor

Científicamente se ha comprobado que la tolerancia al dolor es diferente en cada persona, existen individuos que soportan mejor el dolor que otros. Las investigaciones científicas han buscado el origen en causas biológicas, genéticas, emocionales y estilo de vida.

En función del nivel de dolor que puede soportar un paciente, el odontólogo podrá establecer el tipo y el nivel de sedación apropiado.

Hipersensibilidad dental

Hay varias razones por las que una persona puede tener hipersensibilidad dental, pudiéndose atribuir a un defecto o enfermedad dental. Los pacientes con este tipo de padecimiento, sienten dolores breves y agudos en los dientes, ante estímulos térmicos, aéreos, táctiles, osmóticos o químicos.

Debido a esta condición, el uso de una sedación dental consciente es indicado para llevar a cabo cualquier procedimiento odontológico.

Mal reflejo faríngeo

El reflejo faríngeo se da cuando los músculos de la faringe se contraen, ocasionando el arco reflejo que termina en vómito. Esto sucede cuando la parte posterior de la garganta o la base de la lengua son estimuladas por algo externo. Algunos pacientes resultan ser altamente sensibles, lo  que le impide al dentista poder llevar a cabo su trabajo adecuadamente.

Contar con una sedación dental mínima para estas situaciones, facilita enormemente el tratamiento.

Procedimientos dentales traumáticos o prolongados

Algunas condiciones exigen un tratamiento traumático, como por ejemplo la extracción de las muelas del juicio. Durante esta exodoncia, es necesario abrir la encía, romper la muela y retirar los pedazos. Otros procedimientos necesitan que el paciente mantenga la boca abierta por un tiempo prolongado. Tener la boca abierta durante mucho rato, genera bastante incomodidad y dolor en la articulación temporomandibular.

Cuando estas situaciones se presentan, se usa algunos de los métodos de sedación moderada, antes mencionados.

Condiciones médicas agravadas por el estrés como angina, asma o epilepsia

Recordemos que la mayoría de los ansiolíticos usados para la sedación dental consciente, son fármacos de la familia de las benzodiacepinas. Las cuales se caracterizan por generar una actividad anticonvulsiva, que resulta beneficiosa en pacientes con las condiciones descritas. De esta manera, se puede tener un procedimiento odontológico más seguro para estas personas.

Niños mayores de 3 años

El uso de la sedación dental consciente o profunda en niños, es un método aprobado internacionalmente. Algunos estudios revelan que aproximadamente el 10% de niños saludables, se resisten a los tratamientos odontológicos. El porcentaje aumenta en niños con severos desórdenes mentales, extracciones por ortodoncia, con patologías especiales como SIDA o trastornos hematológicos, entre otros. Esto conlleva al uso de la sedación en sus diferentes niveles, bajo determinadas condiciones y acorde a la situación del niño.

Personas con discapacidades mentales

Los adultos con discapacidades mentales, al igual que los niños, tienden a ser renuentes ante la ida al dentista. La aversión se vuelve peor cuando se tiene que llevar a cabo algún tipo de procedimiento. De tal modo que, la sedación moderada o profunda, se convierten en las aliadas tanto del paciente como de los familiares y del odontólogo.

Inmunidad a la anestesia local

A pesar de que es una condición rara no es imposible, algunas personas poseen resistencia a los sedantes. Aunque no se tiene una respuesta concreta sobre el por qué sucede, es una realidad. Usualmente, esta resistencia es hacia la anestesia local, por lo que la sedación moderada tiende a surtir efecto. Sin embargo, se termina usando este método incluso para llevar a cabo procedimientos bastante simples.

Trastornos temporomandibular

Se refiere a algunos problemas que se desarrollan en las articulaciones y los músculos que controlan los movimientos de la mandíbula. Los principales efectos de estos trastornos, son el dolor maxilofacial, dislocación de la mandíbula e inflamación de las articulaciones. Existen varias razones por las que se presentan estos trastornos. Puede ser por un traumatismo, por el apiñamiento dental, por muelas del juicio impactadas, hábitos parafuncionales, entre otros.

A los pacientes con estos problemas, les resulta difícil mantener la mandíbula abierta, e incluso, algunos no pueden abrirla lo suficiente. Razón por la que se usan las sedaciones dentales, tanto conscientes como profundas.

Diferencia entre sedación consciente y anestesia general

Ambos estados son provocados con los mismos fármacos, solo que son administrados en dosis distintas. Si se tuviese que decir la diferencia principal entre ambas, es que la anestesia general es el grado más extremo de sedación. La persona se duerme totalmente, perdiendo el conocimiento y la memoria de todo lo que ocurre durante el tiempo que está dormido.

Cuando se aplica la anestesia general, es necesaria la participación de un anestesiólogo. Es de suma importancia que durante todo el procedimiento, el ajuste de los fármacos esté bajo el control de los especialistas. Debido a que la persona es inducida bajo una gran cantidad de fármacos, se considera una sedación compleja.

Author information

Doctor José Ramón Cardera

Doctor José Ramón Cardera

Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio.
Master en Odontología Hospitalaria
Master en Ortodoncia Clínica.
master en Implantología y Rehabilitación Oral
Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia

La entrada ¿Sabes qué es la Sedación Dental Consciente? se publicó primero en Dentista en Benimaclet, en Valencia cerca de Viveros.



This post first appeared on Clinica Dental Artdenta En Valencia, Benimaclet, please read the originial post: here

Share the post

¿Sabes qué es la Sedación Dental Consciente?

×

Subscribe to Clinica Dental Artdenta En Valencia, Benimaclet

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×