Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Veo que todavía me extrañas.

-->










Burla: Acción, ademán o palabras con que se procura poner en ridículo a Alguien o a algo.

Envidia: Tristeza o pesar del bien ajeno. Emulación, deseo de algo que no se posee.



Hay un lugar muy recóndito en nuestros horribles corazones donde nos gusta burlarnos y apedrear a nuestros examigos, exnovios, exjefes, exloqueseas porque cada que lo hacemos, las malas personas liberamos endorfinas al reírnos de ellos.  Dentro de cada uno de nosotros vive un bicho que exige ser alimentado y que, con el tiempo, se va apaciguando o no.

La terapeuta de un amiga un día le preguntó que por qué disfrutaba burlarse de alguien, a lo que mi amiga sabiamente respondió: porque Quiero y porque puedo. Me parece que al burlarnos de alguien que ya no es nada de nosotros, también nos burlamos de nosotros y claro que consideramos un error haber estado en ese lugar con esa persona por esa cantidad de tiempo.

Bastardear a alguien sin control, en público o solo con tu selecto grupo de amigos, no es una manera de sentirse mejor que el bastardeado, es únicamente un momento de risas. Dejemos a un lado la mentira de “le tienes envidia”. No. No es envidia, es burla. Hay una diferencia enorme. Si me río de ti no te envidio nada. Me das risa. No es maldad. Es risa. Y esto es una balanza universal, por cada burla que yo hago hay otros diez que lo hacen de mí. Qué tranquilidad, al menos el karma está equilibrado.

La frase prostituidísima de “ten una vida y deja de ver la mía” es de una señorita de colegio de monjas con las nalguitas apretadas. Otra vez, todo mal. No. Sí tenemos vida, todos. Sólo pasamos a tu perfil de FB para reírnos de tu horrible vestido de novia. No te envidio porque esté soltera. Tu vestido de novia es horrible, esté yo casada o no. No quiero tener las tetas operadas como tú, no porque no tenga dinero para pagarlas, es que a ti te quedaron mal hechas.


No te extraño, me Burlo. No quiero ser como tú, me burlo. Cuando logremos entender lo vacío y lo constante de esta acción dejaremos de pensar que la gente que se burla de nosotros son seres inferiores o seres que nos extrañan o están ardidos. No. Solo se burlan de ti. O de mí. O de los dos. En el fondo seguimos siendo esos niños de doce años que nos reímos cuando a alguien le bajan los pantalones en medio del salón de clases y después de un rato lo dejamos ir.


El burlado al verse reído por alguien más, su defensa siempre será un "me tiene envidia". Estoy segura que a mí nadie me envidia, no quieren mi vida, ni mi cara, ni mi cuerpo, ni mi coche, ni mi trabajo, ni a mi novio, sólo se ríen de mis malas desiciones, de mi malos días, de mis malos comentarios, de mis desafortunados encuentros con la vida, es eso sólo se ríen un rato.

Me burlo de lo que dices, de lo que haces, de cómo te vistes, de cómo bailas, de tu cara. Y no es que yo lo haga mejor. No. Solo me burlo. Basta. Me río de ti. No hay trasfondo, no hay boquetes psicológicos, no hay envidias ni extrañamientos.. algún día te tocará a ti reírte de mí. Disfrútalo.


Y de acuerdo a la RAE: No siento tu falta, no quiero algo que es tuyo, solo procuro ponerte en ridículo.


This post first appeared on Endemoniada Irreversibilidad, please read the originial post: here

Share the post

Veo que todavía me extrañas.

×

Subscribe to Endemoniada Irreversibilidad

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×