En el video puede verse a estudiantes de una llamada “escuela de virtudes femeninas” del noreste de China mientras se levantan a las 4:30 a.m. para limpiar los pisos y se les instruye que no se resistan a los golpes de su esposo.

Captadas con una cámara oculta y publicadas en un popular sitio web noticioso de China, las tomas generaron una ola de críticas a la escuela y atrajeron la atención a las quejas de que el estatus de las Mujeres en el país se está deteriorando bajo el gobierno de un Partido Comunista que les prometió igualdad.

En la grabación, las alumnas de la Escuela Fushun de Cultura Tradicional aparecían recibiendo instrucciones para que dejen de lado sus aspiraciones profesionales y, en palabras de un instructor, “cierren la boca y hagan más labores domésticas”.

Un grupo de mujeres practicaba inclinarse para disculparse ante sus esposos.

La popularidad de dichas Escuelas parece ir en aumento, lo que refleja un declive en el estatus de las mujeres en el país, situación que, de acuerdo con activistas, comenzó con las reformas económicas de la década de 1980.

La brecha es particularmente amplia en los altos niveles políticos: La comisión permanente del partido gobernante, el círculo de poder interno, nunca ha tenido a un miembro del sexo femenino. En el Politburó, el siguiente organismo de mayor rango, solo hay una mujer entre sus 25 integrantes.