Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Aprende a reconocer los signos de hambre en tu perro

Si tienes mascotas en casa es importante que aprendas a reconocer los signos de hambre en tu perro, para poder cuidarlo de la mejor manera.

En SOY CURIOSO, te ayudamos a cuidar lo que más quieres.

Estos son algunos signos de hambre en tu perro que debes aprender a reconocer

signos de hambre en tu perro

Cuando se trata de comer, la mayoría de los Perros parecen pozos sin fondo. No solo están acostumbrados a comer en horarios regulares, también están acostumbrados a manipular a sus dueños para que les den bocadillos y golosinas entre comidas.

Las calorías se acumulan con el tiempo y provocan aumento de peso, problemas digestivos y una serie de otros problemas de salud. El problema radica en que la gente tiene suficientes problemas para distinguir entre la necesidad y el deseo de comida, entonces, ¿cómo podemos saber si tenemos un perro hambriento o uno que simplemente está aburrido?

La encuesta de 2016 de la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas, que se realizó entre profesionales veterinarios y dueños de mascotas, revela que el Pug corpulento que ves en tu caminata diaria no es un caso atípico.

De hecho, la encuesta encontró que más de la mitad, o aproximadamente 42 millones de perros estadounidenses, tienen sobrepeso o son obesos. Dado que las necesidades nutricionales de los perros difieren ampliamente según el tamaño, la edad, la raza y la genética, puede ser difícil para los dueños de perros determinar cuánta comida es ideal para sus compañeros caninos y cuáles son los signos de hambre en tu perro.

1. ¿Cuál es la cantidad necesaria para alimentar a tu perro?

Si el horario de alimentación de tu perro te obliga a llenar un tazón incluso una vez al día, es probable que tu perro no esté, según la definición de la palabra, «hambriento».

Según el veterinario Dr. Lou Budik , siempre que tengan fácil acceso a agua dulce , los perros que están «relativamente sanos pueden pasar tres, cuatro o cinco días sin comer, muchos incluso más».

Un perro verdaderamente hambriento, al menos en un entorno doméstico confortable, es una rareza.

Esto no significa que se deba poner a un perro con sobrepeso en una dieta de hambre. Pero dado que más de la mitad de los perros estadounidenses tienen sobrepeso, significa que una de cada dos personas que leen esto probablemente estén sobrealimentando a su perro con regularidad.

Las diferencias entre los tamaños, las razas y las edades de los perros significan que la cantidad y la frecuencia de alimentación se reparten entre varios factores. Si se pregunta, «¿Con qué frecuencia debo alimentar a mi perro?» aquí hay algunas pautas muy básicas:

  • Cachorros: Tres comidas pequeñas al día.
  • Perros adultos pequeños: Dos comidas pequeñas al día.
  • Perros adultos de tamaño mediano a grande: dos comidas bien repartidas por día.
  • Perros adultos grandes a gigantes: Una comida bien repartida al día.
  • Perros mayores: una o dos comidas más pequeñas por día.

Se trata de amplias generalizaciones. No existe una calculadora de guía de alimentación para perros universal. Mucho depende de la salud y el nivel de actividad de cada perro individual; veamos esos factores a continuación.

cachorro

2. ¿Cuánta comida debe comer tu perro? ¡El nivel de actividad importa!

¿Tu perro pasa tanto tiempo en el sofá que prácticamente tiene su propia muesca en la almohada del sofá, que se ajusta perfectamente a su circunferencia acurrucada? El ejercicio diario, o al menos regular, juega un papel importante.

En muchos casos, un perro hambriento, o un perro que parece hambriento, en realidad solo necesita más actividad física.

Intenta sacar a pasear a tu perro, todos los días. Siendo realistas, funciona aproximadamente de 4 a 5 veces por semana. El movimiento usa energía y la energía gastada significa que un perro necesita nutrientes para reponerla.

El ejercicio regular también afecta la digestión. Un perro sano que come comida húmeda puede evacuar dentro de las 4 horas posteriores a la comida. La misma cantidad de alimento seco puede tardar 8 horas.

Cada uno de estos tiempos de evacuación se ven afectados por la motilidad o el funcionamiento de los músculos del tracto digestivo. Un perro que hace ejercicio con regularidad mueve y procesa la comida que ingiere de manera más eficiente que un perro sedentario.

3. Los factores ambientales también influyen en el hambre del perro

¡Incluso el clima afecta la cantidad que debe comer un perro! Normalmente un cachorro come dos veces al día.

Pero, en un lugar caluroso puede mermar su apetito. El calor del verano lleva a los perros a refrescarse en los lugares de descanso donde no necesitan ni utilizan mucha energía. La necesidad de comida de un perro, su hambre, por así decirlo, disminuye cuando está menos activo.

Es cuestión de que descubras cómo funciona el apetito de tu perro y ver cómo reacciona a los cambios drásticos de temperatura. El mismo principio, la energía gastada para guiar la cantidad de comida que proporciona, se puede aplicar a cualquier perro, independientemente de las condiciones ambientales.

falta de apetito en perros

4. Cuando se trata de la alimentación de tu perro, consulte con los profesionales

La necesidad de comida de tu perro cambia a lo largo del año. Los tamaños de las porciones sugeridas en las bolsas y envases de comida para perros son solo eso, sugerencias y varían según el fabricante.

La forma más segura e infalible de determinar los signos de hambre en tu perro y cuánto debe comer tu perro, en todas las épocas del año y en cada etapa de su vida, es consultar con su veterinario.

perro hambriento

Fuente: Dogster.com

La entrada Aprende a reconocer los signos de hambre en tu perro aparece primero en Soy Curioso.



This post first appeared on Noticias De Tecnología, please read the originial post: here

Share the post

Aprende a reconocer los signos de hambre en tu perro

×

Subscribe to Noticias De Tecnología

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×