Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

¿En qué métricas tienes que fijarte cuando haces email marketing? - El último blog

email marketing metricas

Ya conoces los beneficios del Email Marketing y sabes que es fácil comenzar pero, ¿es suficiente con eso? Una vez elegidas las herramientas de email marketing que vas a utilizar, has configurado la newsletter, has elaborado unos contenidos estupendos y has realizado el envío a la lista de Correo. ¿Ya está todo hecho? En absoluto.

Como ocurre con cualquier acción de marketing, ahora te toca hacer un seguimiento de ciertas métricas para comprobar si la campaña te está dando los resultados previstos o, si por el contrario, tienes que realizar algún cambio que mejore las conversiones. Pero, ¿cuáles son esas métricas en las que te tienes que fijar? Voy a intentar explicarte en este artículo cuáles son las principales métricas cuando haces una campaña de email marketing.

Tasa de rebote

Vamos a suponer que tienes una lista compuesta por 1000 direcciones de correo electrónico y que le mandas tu newsletter a todos ellas. Es posible que ese correo no le llegue a todos y que, por distintos motivos,  en algunos casos la newsletter rebote y vuelva al remitente.

¿En qué casos se puede dar esto? Pues, por ejemplo, por motivos permanentes como que la dirección de correo a la que lo estás mandando esté mal escrita y no exista, que el usuario haya dado de baja su correo, o que el servidor pertenezca a una empresa que ha dejado de existir. En todos estos casos (llamados hard bounce en inglés) deberíais borrar esa dirección de correo de tu lista para que no se vuelva a dar el rebote en futuros envíos.

Pero también puede haber rebote por motivos temporales (soft bounce) tales como que el buzón del destinatario esté lleno en ese momento o que el correo tenga una longitud mayor que la que permite el servidor destino.

El caso es que, si de nuestros 1000 Correos enviados nos han rebotado 15, diremos que tenemos una tasa de rebote del 1.5 %

Evidentemente, cuanto menos sea la tasa de rebote mejor.

¿Cómo podemos mejorar esta tasa de rebote? Principalmente, no comprando listas de correos a terceros y borrando de la nuestra aquellas direcciones que tengan rebotes hard bounce o varios soft bounce seguidos.

Tasa de apertura

OK. Ya sabemos que de nuestros 1000 correos nos han rebotado 15 y, por lo tanto, 985 han llegado a sus destinatarios. Pero, ¿todos esos correos han sido abiertos? Os puedo asegurar que eso es imposible. Se abrirán más o menos, pero siempre quedará un porcentaje de correos entregados y no abiertos.

¿Y por qué no se abre un correo recibido? Seguro que lo podéis contestar vosotros mismos ya que estaréis acostumbrados a recibir algunos mensajes que, simplemente por el remitente o por el asunto del correo, ya sabéis que no os va a interesar y lo borráis sin ni siquiera abrirlo.

Y es que hay algunos factores muy importantes a la hora de intentar que la newsletter que mandáis se abra por el mayor número posible de destinatarios. Los principales, con mucha diferencia, son el remitente y el asunto del mensaje.

Pensad en que recibís dos mensajes de publicidad de la empresa que os da servicio de telefonía móvil (SOYTUMOVIL). En uno de ellos aparece como remitente “Departamento de Marketing, SOYTUMOVIL” y en el otro “Pedro García de SOYTUMOVIL”. ¿Cuál de ellos os apetecería más abrirlo? Por supuesto, el segundo. La personalización del correo es algo muy importante. Nos gusta recibir correos de personas, y no de empresas.

Pero es que, además, imagina de uno de los correos tiene como asunto “Notificación de nuevas tarifas” y el otro “¿Sabias que tu tarifa ha bajado? Te lo cuento”. Si sólo tuvieseis que abrir uno de los dos, ¿cuál sería? El segundo, ¿verdad? A la hora de redactar el asunto del correo, pensad antes que nada si vosotros lo abriríais o lo mandaríais directamente a la papelera.

Pero hay otros factores que influyen en la tasa de apertura. Por ejemplo, tu correo puede haber sido entregado pero, por diversos motivos, puede acabar en la carpeta de spam del destinatario y nunca llegará a abrirlo.

Bueno, el caso que es de los 1000 correos enviados, 985 llegaron a sus destinatarios y, por ejemplo, 300 fueron abiertos. En este caso diríamos que tenemos una tasa de apertura del 30 % (sí, sí. No os sorprendáis, es muy normal que haya tantos correos sin abrir).

En muchos casos veréis que la tasa de apertura (así como las siguientes que vamos a ver) no se calculan con respecto al número total de correos enviados sino con respecto al número de correos entregados. La diferencia suele ser pequeña pero es algo que tendréis que tener en cuenta. Así, en nuestro ejemplo, tal y como hemos visto, tenemos una tasa de apertura del 30 % si la calculamos con respecto al número de correos enviados (300 / 1000)  mientras que esa misma tasa sería del 30.46% (300/985) si la calculamos con respecto al número de correos entregados. Como la diferencia es pequeña, por simplificar, en el resto de este artículo seguiremos calculando las tasas a partir del número de correos enviados (1000 en este ejemplo).

Tasa de clic

Muy bien, ya hemos conseguido que 300 personas abran nuestro correo. ¿Ya está? ¿Ese era nuestro objetivo? Seguro que no, ¿verdad? Cuando mandamos una newsletter tenemos que tener un objetivo que normalmente se traduce en una llamada a la acción (Call To Action, o CTA).

En el correo tendremos uno o más enlaces en los que le pediremos al destinatario que haga clic para, por ejemplo, llevarle a nuestra tienda y que compre, o llevarle a una encuesta de satisfacción, o llevarle a un formulario donde recabaremos datos suyos, o…

Es decir, que nuestro objetivo va a ser normalmente que el lector del correo haga clic en un enlace y, como os podéis imaginar, no todo el mundo lo va a hacer.

Podría ser que no hagan clic porque el correo le haya llegado a una persona que, después de empezar a leerlo, se haya dado cuenta de que no le interesa. Esto lo podríamos haber mejorado segmentando mejor la lista de correo. Por ejemplo, ¿qué sentido tiene mandarle un correo explicando las nuevas tarifas de empresa a un cliente particular?

Pero también podría ocurrir que la persona no haga clic porque el enlace no está suficientemente destacado en el correo y se confunda con el resto del texto. O porque no hayamos sabido redactar el correo correctamente y el mensaje sea confuso.

El caso es que podría ocurrir que de los 1000 correos enviados (de los cuales se abrieron 300), solo se haya hecho clic en 100 de ellos. En ese caso diríamos que tenemos una tasa de clic del 10 %.

Tasa de conversión

Ya tenemos a 100 personas en nuestra landing page (la página a la que les queríamos llevar). Esa página, evidentemente, tiene una finalidad: que nos compren un producto o servicio, que nos den sus datos, que nos contesten a una encuesta…

Pues, bien, de las personas que llegan a esa landing page, ¿cuántas terminan realizando la acción que queremos? Aquellas que lo hacen, decimos que han convertido. O que hemos conseguido una conversión gracias a esa visita.

Los motivos por los que las visitas pueden convertir más o menos y cómo mejorar esa conversión se escapan de este artículo dado que no son factores propios del e-mail marketing sino que son comunes a todo marketing de contenidos, así que os dejo que investiguéis vosotros un poco.

El caso es que, pongamos que de las 100 personas que han llegado a nuestra landing page, 10 de ellas terminan realizando la acción final para la cual hemos realizado la campaña de email marketing. Es decir, que esos 10 nos han comprado el producto que teníamos en stock, o nos han dado su teléfono para que les llamemos, o nos han contestado a la encuesta de satisfacción de clientes que nos permitirá mejorar, o… En este caso diremos que hemos tenido un 1% de tasa de conversión. Es decir, que por cada 1000 personas a las que le mandamos el correo, con una de ellas conseguimos una conversión.

Entradas relacionadas

Puedes leer el post ¿En qué métricas tienes que fijarte cuando haces email marketing? en El último blog.



This post first appeared on El último Blog - El Blog (y El Podcast) De Rafa Osuna, please read the originial post: here

Share the post

¿En qué métricas tienes que fijarte cuando haces email marketing? - El último blog

×

Subscribe to El último Blog - El Blog (y El Podcast) De Rafa Osuna

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×