Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Introducción a las maloclusiones.

Pido perdón a mis lectores (si es que alguno queda por ahí) por estar tanto tiempo sin escribir en el blog. No voy a disparar las justificaciones típicas. Lo cierto es que no tenía ganas de darle atención. Cosa común por lo que he leído acerca del desgano de los bloggers.

Sin más, comenzamos con el tema de hoy:

¿Qué encontrarás aquí?

¿Qué es la maloclusión?
Las causas fundamentales de las maloclusiones.
Principales tipos de maloclusión.
¿Sólo a los niños y jóvenes se les puede tratar la maloclusión?
Recomendaciones finales.

En realidad, en mayor o menor medida, todos tenemos o hemos tenido algún tipo de maloclusión durante nuestra vida. El constante movimiento fisiológico (normal) de los dientes y las muelas hacen que la oclusión (interacción de los dientes) dentaria sea algo cambiante y dinámica; aunque sea imperceptible a corto plazo. Por eso podemos encontrar algunos testimonios de personas que afirman: "yo tenía los dientes parejos y luego se me viraron". Esto se explica por la razón anterior: los dientes y las muelas están en constante acomodamiento y dependen de muchos factores que luego veremos.

Ah, no dejes de leer las recomendaciones para evitar las maloclusiones que doy al final de esta página…

¿Qué es la maloclusión?

Las maloclusiones no son solamente un problema estético, como muchos piensan. Son también un problema funcional. La mayoría de las maloclusiones son apenas visibles y de fácil tratamiento, pero existen algunas que dificultan el normal funcionamiento de cosas tan comunes como la fonación (hablar) o la masticación. Entonces, bien resumido: las maloclusiones son el desequilibrio que existe por la mal posición de los dientes y muelas, que producen una afectación estética o funcional.

Las causas fundamentales de las maloclusiones.

La maloclusión es multifactorial. Es el producto final de un grupo de factores que actúan o actuaron en la posición de los dientes y muelas. Nosotros usamos un método para analizar las causas de las malposiciones dentarias, la Ecuación Ortodóncica de Dockrell. En esta lista podemos mencionar la herencia, embriológicas o de origen desconocido, traumatismo, agentes físicos, hábitos, enfermedad y, malnutrición. A cada punto de esta entrada le dedicaré más tiempo y profundizaré en ellos con futuros post.

Principales tipos de maloclusiones:

Debo aclarar que las anomalías dentariaspueden ser de varios tipos:

De número: cuando existen variaciones en la cantidad de dientes, más o menos que los normales (ver: cantidad de dientes temporales y permanentes que debemos tener normalmente).

De forma: cuando un diente no tiene la forma habitual para uno de su grupo.

De tiempo: ver enlaces sugeridos anteriormente para conocer la edad de brote de los dientes.

De posición: cuando el diente se desplaza hacia afuera o adentro.

De volumen: en donde vemos dientes más grandes o más pequeños (Macrodoncia o microdoncia).

Para no entrar en detalles que nos tomarían muchas más palabras para poder entender, vamos a hacerlo simple:

Hay una clasificación; me atrevo a decir que es la más empleada por los ortodoncistas, que clasifica las maloclusiones según la relación que tienen los primeros molares (muelas) inferiores con los superiores. Esto trae como resultado tres variantes básicamente: la primera es que estén parejas la primera muela de arriba con la primera muela de abajo; la segunda, que la muela de abajo, y por supuesto, todas las demás muelas y dientes estén por detrás en comparación a la de arriba, y la tercera que pone a los de abajo por delante de los de arriba.

Creo que con este gráfico entenderás mejor el trabalenguas anterior:



Quizás tengas que poseer una muy buena imaginación para entender la imagen, pero si empleas unos segundos en comprenderla, seguramente lo destriparás como todo(a) un(a) experto(a) transcriptor(a) de jeroglíficos.

Cada una de estas clasificaciones tiene sus especificidades, que iremos viendo en siguientes entradas, así como el tratamiento habitual de algunos casos concretos. Si consigo sumar a la Ortodoncista de mi clínica a la tan gratificante tarea de compartir el conocimiento, este simple blog se llenará de luz y quedaremos todos más convencidos.

Si ya cuentas con algunos añitos encima, tienes que saber que las maloclusiones se pueden tratar a cualquier edad. Los dientes pueden ser movidos en cualquier caso, y es relativamente fácil, sin embargo, es más fácil y menos peligroso hacerlo en edades tempranas,cuando existe una actividad metabólica más activa. No es menos cierto que existen maloclusiones más complejas y, espero no sea tu caso; sin embargo, hay otras que con una simple modificación de un hábito tenemos la guerra ganada.

Como pequeño aperitivo te adelanto, aunque no debo hacerlo por el compromiso que esto conlleva, que tengo planeada una serie de entradas vinculadas con la ortodoncia y las maloclusiones. Aquí te dejo algunas ideas para los artículos de esta serie (no son las únicas ni las definitivas):

  • Hábitos bucales que causan maloclusión.
  • Crecimiento y desarrollo normal de la boca y cara.
  • Disfunciones neuromusculares y su mioterapia (labio hipotónico, lengua protráctil…).
  • Discrepancia hueso-diente en la dentición mixta.
  • Anomalías de número en la fórmula dentaria.
  • Diastema central superior.
  • Oclusión invertida anterior simple.

Tal vez te suene un poco en lenguaje marciano, pero para eso está este blog: hacer potable para los terrícolas el lenguaje técnico que utilizamos los dentistas.

Recomendaciones finales:

Como especie de consejo y para motivarte a seguir aprendiendo acerca de las maloclusiones y cómo evitarlas, te dejo estas recomendaciones que puedes hacerlas tuyas o si quieres las compartes en las redes sociales que utilizas y así hacemos, entre tú y yo, una "minicampaña" para dar información útil a las personas. ¿Te sumas?

  1. Evita los hábitos como chuparte el dedo, posturas inadecuadas, y llevarte cosas a la boca.
  2. ¡No fumes! Está comprobado que el humo del tabaco se relaciona con la aparición de Labio Leporino y Paladar Hendido, que no es una maloclusión como tal, pero es influyente en la malposición de los dientes.
  3. Ten mucho cuidado con los medicamentos que tomas. Si estás embarazada, hay medicamentos que son dañinos para tu bebe; se les llama agentes teratógenos y, producen defectos irreversibles en los órganos de tu futuro hijo(a). Si es tu caso, consulta a un especialista antes de consumir cualquier medicamento.
  4. Lejos de los Rayos X. Podemos sumarla, si queremos, a la recomendación anterior. Los Rayos X dañan la normal formación de los órganos de tu bebé. Y tendrás que evitarlos a toda costa.
  5. Mantén una buena alimentación. Si actúas en cada uno de los factores que influyen en la implantación de las maloclusiones, seguramente disminuirás las probabilidades de padecer alguna. La malnutrición no se escapa de esta lista y debes combatirla para evitar las maloclusiones.


Y bueno… ¿Complacido(a)? Seguramente no. Es este un tema con muchísima tela y sólo he querido dar una introducción para que no estés en pañales. Seguiré, si sobrevivo en este mundo loco :), tratando de escribir sobre este tema y otros que aún no han sido tocados.



This post first appeared on Primeros Dientes, please read the originial post: here

Share the post

Introducción a las maloclusiones.

×

Subscribe to Primeros Dientes

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×