Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Afirma analista que Cuba es el verdadero objetivo de Trump, no Venezuela

Norelys Morales Aguilera.─ La mayoría de la gente piensa que la presión diplomática y económica del presidente venezolano, Nicolás Maduro, tiene que ver con ese país y su revolución bolivariana. Pero, en esencia, tiene más que ver con un cambio de régimen convincente en La Habana, de acuerdo con Peter McKenna, profesor y director de ciencias políticas en la Universidad de Prince Edward Island en Charlottetown.

McKenna refiere a que cuando el presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, visitó Washington en marzo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se apresuró a señalar tanto a Venezuela como a Cuba por con duras críticas. "Hacemos un llamado a los miembros del ejército venezolano para que pongan fin a su apoyo a Maduro, que en realidad no es más que un títere cubano", dijo bruscamente. "Los Estados Unidos y Brasil", dijo Trump, "también están unidos en apoyo de los pueblos de Cuba y Nicaragua que han sufrido mucho ... es el crepúsculo del socialismo en la región".

Pero, el secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, fue aún más preciso en sus comentarios recientes: "Ninguna nación ha hecho más para sostener la muerte y la miseria diaria de los venezolanos comunes, incluidos los militares de Venezuela y sus familias, que los comunistas en La Habana", para luego agregar que: “El gobierno cubano de Miguel Díaz-Canel proporciona cobertura política a Maduro y sus secuaces para que permanezcan en el poder. Es Cuba la que ha ofrecido a Maduro su solidaridad inquebrantable ".

Por su parte, el asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, también ha sido un impulsor clave de los esfuerzos estadounidenses para aplastar a la revolución cubana. Este es el mismo alto funcionario estadounidense que acusó falsamente a Cuba de desarrollar un programa de guerra biológica ofensiva en 2002. Según un discurso pronunciado en noviembre en Miami y en intervenciones posteriores, Bolton ha desarrollado la frenética acusación de una "troika de tiranía" en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Claramente, la administración de Trump ha vuelto a la mentalidad de la Guerra Fría cuando se trata de Cuba, adoptando una política irracional de aislamiento, condena, hostilidad y castigo. De hecho, los objetivos generales se remontan a la década de 1980: desestabilizar al gobierno cubano, socavar  la revolución cubana y enviar un mensaje poderoso al resto de América Latina y el Caribe para que no siga los pasos de Cuba.

En consecuencia, la Casa Blanca de Trump redujo el personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana (y expulsó a los diplomáticos cubanos en Washington), redujo los servicios consulares, emitió una advertencia de viaje para Cuba y reforzó el bloqueo económico de Estados Unidos para impedir que los ciudadanos estadounidenses gasten dinero en cualquier aspecto de Turismo cubano controlado por las fuerzas armadas del país. Ha invocado las disposiciones del Título III de la Ley Helms-Burton contra Cuba para permitir que los ciudadanos estadounidenses demanden a las compañías cubanas por daños y perjuicios en los tribunales federales por el tráfico de presuntas propiedades robadas (que está diseñado principalmente para desalentar la inversión extranjera directa en la isla).

Más recientemente, Washington se movió para eliminar la visa de entrada de cinco años para los cubanos (que les permitió visitas múltiples) a una visa de tres meses que ahora solo sirve para una visita. El presidente Trump también está considerando seriamente volver a colocar a Cuba en la lista de países que apoyan el terrorismo internacional del Departamento de Estado de los EE. UU.

Una forma crítica de derrocar al gobierno cubano, al menos a los ojos de personas como Pompeo, Bolton y el enviado especial a Venezuela, Elliot Abrams, es cortar la relación Venezuela-Cuba.

En resumen, afirma McKenna entonces, no se deje engañar por toda esta charla y desorientación sobre la Venezuela de Maduro. Esto es realmente todo acerca de Cuba y la eliminación de esa espina histórica y en su mayoría fabricada en el lado estadounidense.

Más allá de cualquier amenaza, maniobra o agresión, vale lo dicho por Fidel Castro en 2007 cuando elaboró la Reflexión y Manifiesto al pueblo de Cuba titulado “No tendrán jamás a Cuba”.


This post first appeared on Cuba-Isla, please read the originial post: here

Share the post

Afirma analista que Cuba es el verdadero objetivo de Trump, no Venezuela

×

Subscribe to Cuba-isla

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×