Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

¿Qué ocurre con la hipoteca en casos de separación o divorcio?

Una Pareja que toma la decisión de separarse o divorciarse tiene que enfrentarse a muchos retos y situaciones complicadas. Una de ellas, cuando han adquirido una Vivienda conjuntamente a través de un crédito hipotecario. En este caso, ¿qué opciones existen?, ¿qué se puede hacer con la hipoteca? A continuación abordamos algunas de las alternativas.

1. Vender la vivienda

Esta puede resultar una de las opciones más cómodas para los deudores que venderían la vivienda a un tercero y se repartirían los beneficios obtenidos, de haberlos. Si hay ganancias o pérdidas de patrimonio tendrán que declararlas a Hacienda, a no ser que se den casos como que destinen el dinero obtenido a la adquisición de una nueva vivienda habitual. La hipoteca de la vivienda deberá ser cancelada, aunque esto conlleva en la mayoría de los créditos hipotecarios el pago de una comisión de cancelación. Otra posibilidad sería la subrogación por cambio de deudor, siempre que el comprador quiera hacerse cargo de la hipoteca y el banco acepte esta posibilidad.
 
2. Un miembro de la pareja se queda con la vivienda

En este caso, el procedimiento a seguir será diferente en función del régimen por el que nos hayamos casado.

Si lo hemos hecho por un régimen de separación de bienes, deberemos acudir a un notario y éste se encargará de realizar una extinción de condominio, necesaria para que un miembro de la pareja se pueda quedar la vivienda cuando la compramos en proindiviso, como es el caso que nos ocupa.

Algo más complicada es la resolución del conflicto si se trata de un matrimonio en régimen de gananciales. Para resolver la situación podríamos liquidar la sociedad de gananciales por medio de un notario o por vía judicial. A pesar de este paso, el otro miembro de la pareja, así como los avalistas, no quedarán liberados de sus obligaciones de pago de cara al banco. Por ello, para evitar problemas, lo recomendable es cancelar también el préstamo hipotecario y que el miembro de la pareja que quiera quedarse con la vivienda firme uno nuevo.

3. Dación en pago

En caso de procesos delicados, con ventas complicadas de cerrar y, sobre todo, si se han producido dificultades de pago en algún momento, puede solicitarse al banco que salde la deuda a cambio de la entrega de la vivienda. Normalmente será reticente, sobre todo cuando la hipoteca se haya pagado con regularidad.



This post first appeared on Hipotecas, please read the originial post: here

Share the post

¿Qué ocurre con la hipoteca en casos de separación o divorcio?

×

Subscribe to Hipotecas

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×