Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Pastrana, donde la célebre Princesa de Eboli perdió su ojo

Pastrana

En este segundo post de la Ruta por el Sur de la Alcarria llegamos al primer pueblo que realmente está ya en la Alcarria, Pastrana, en la provincia de Guadalajara, villa de la famosa Princesa de Eboli y donde vivieron también personajes como Santa Teresa de Jesús y Moratín. Sigue leyendo el post y descubre sus tesoros.

Esta comarca es mundialmente conocida gracias a la universal obra “Viaje a la Alcarria” (1946), del Nobel Camilo José Cela, del que recientemente, en el año 2016, se ha celebrado el primer centenario de su nacimiento, así como los 70 años de su legendaria andadura por tierras de La Alcarria.


En la dedicatoria del libro que Camilo José Cela le hace a su íntimo amigo el ilustre doctor Don Gregorio Marañón, le dijo aquella frase sobre la tierra alcarreña que posteriormente alcanzaría tanta popularidad..... La Alcarria es un hermoso país al que a la gente no le da la gana ir...”, cita que con los años quiso modificar en su obra “Nuevo Viaje a la Alcarria" (1987), al señalar aquello de “La Alcarria es un hermoso país al que la gente ya le va dando la gana ir...”.


Pastrana

El esplendor de Pastrana comienza en 1541 cuando compró la villa a la Corona doña Ana de la Cerda, abuela de la célebre doña Ana de Mendoza de la Cerda, Princesa de Éboli, la famosa princesa tuerta, quien se casaría con don Ruy Gómez de Silva, secretario real de Felipe II, quienes obtuvieron del Rey los títulos de Duques de Pastrana y Príncipes de Éboli. Estos construyeron el Palacio Ducal, encargándoselo al arquitecto Alfonso de Covarrubias, que lo diseño con un estilo renacentista español, y lo fijaron como su lugar de residencia, perteneciendo en nuestros días a la Universidad de Alcalá. 


Pastrana

Con el ducado llega una época de esplendor para Pastrana. Los duques fundan la Colegiata y ayudando a Santa Teresa de Jesús, dos conventos de carmelitas descalzos en 1569. En 1573 muere el duque Ruy Gómez, y su viuda, la Princesa de Éboli, decide ingresar como monja en San José, causando numerosos escándalos en el convento, razón que impulsa a Teresa de Jesús a llevarse a las monjas de la población.

Pastrana

En julio de 1579, al conocer el rey Felipe II, las intrigas de la Princesa de Éboli y su secretario Antonio Pérez, ordena el encarcelamiento de Ana de Mendoza acusándola de conspiración. La Princesa de Éboli permaneció encerrada sus últimos años en su propio Palacio Ducal, en la torre de levante, hasta su muerte en 1592.

En el siglo XVIII los duques trasladan su residencia a Madrid, con lo que se inicia la decadencia de la villa.

Para profundizar en la gran personalidad de la princesa de Éboli he encontrado en Amazon estos dos libros en formato Kindle que me parecen interesantes.


enlace en Amazon


enlace en Amazon

También he encontrado este artículo del diario el Mundo que entrevista al doctor Enrique Santos-Bueso, de la Unidad de Neuroftalmología del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Clínico San Carlos (Madrid), el cuál proporciona una explicación del por qué del parche en el ojo de la princesa de Éboli y, que en resumen, diagnostica un "proceso secundario a un traumatismo inciso-contuso con pérdida de visión".


Después del Palacio Ducal, el otro gran monumento de Pastrana es la Iglesia Colegiata "La Mirada de la Fe", cuajada de retablos barrocos, de estatuas y de escudos. La elevación del grado de la iglesia inicial, construida en el Siglo XIII, al de Colegiata, en tiempos de ducado, le da un rango de catedral de segunda categoría, pero la suficiente para que la villa ducal alcanzara en lo religioso también un grado alto de notabilidad. 

La colegiata está muy relacionada con Teresa de Jesús en el tiempo en que vivió en Pastrana invitada por la Princesa de Éboli, y por ello en la puerta encuentras el logo de la ruta de peregrinación y turística "Huellas de Teresa de Jesús", que permite conocer el legado arquitectónico, literario y espiritual de esta mujer humanista, santa, viajera, avanzada a su tiempo y declarada la primera mujer "Doctora de la Iglesia". 

En su periplo viajero durante veinte años fundó diecisiete conventos, lugares elegidos por ella para dejar sus "Huellas" recorriendo Ávila, Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos.

Pastrana

Pastrana

Pastrana

Pastrana

Pastrana

En la Colegiata se encuentra el Museo parroquial de los Tapices góticos-flamencos que narran conquistas de las plazas del norte de Africa de Alfonso V de Portugal, únicos en el mundo por sus características singulares. Fueron tejidos en los talleres Granier (Bélgica) entre 1475 y 1480, y han sido expuestos por todo el mundo.

Pastrana


Todo el conjunto adquiere un ambiente medieval-renacentista entre recuerdos y leyendas que le mereció la calificación de "instantánea del tiempo pasado" en palabras del escritor Camilo José Cela, quien en su obra Viaje a la Alcarria diría "...A la mañana siguiente cuando el viajero se asomó a la Plaza de la Hora y entró de verdad para su uso, en Pastrana, la primera sensación que tuvo fue la de encontrarse con una ciudad medieval, una gran ciudad medieval".


En la Casa de los canónigos vivían los cincuenta clérigos capitulares que realizaban los ritos de la Colegiata, que junto con los treinta niños del colegio de San Buenaventura, le daban una solemnidad en los cultos como una autentica catedral.

Pastrana

La Fuente de los Cuatro Caños, típico ambiente de ruralismo culto. Construida en 1588.

Pastrana

"Skyline" de Pastrana.

Pastrana

La Plaza y la Casa del Deán recuerda el esplendor de otras épocas pasadas.

Pastrana

La casa del Deán es un palacio del siglo XVII construido como residencia del clérigo que presidía el Cabildo de la Iglesia Colegiata. Era por tanto una especie de palacio episcopal dentro de este obispado de segunda categoría que los duques de Pastrana habían conseguido implantar en su señorío.

Pastrana

La Casa de Moratín fue donde vivió Leandro Fernández de Moratín, el autor de "El Sí de las Niñas", huyendo de las intrigas de la corte y comprando esta casa en Pastrana, cuna de su abuela paterna. Actualmente es el convento de las Hermanas Misioneras de María Inmaculada.

Pastrana

Pastrana

Ruta por el Sur de la Alcarria

A continuación, tienes el mapa de los lugares que vemos en los sucesivos posts de la ruta.



Los demás post los puedes encontrar en el enlace:


Ruta por el Sur de la Alcarria



Si te ha gustado este post puedes pulsar el botón "G+" de más abajo y compartirlo en tus redes sociales mediante los cuadros de la izquierda. Gracias.


This post first appeared on Las Imágenes Que Yo Veo, please read the originial post: here

Share the post

Pastrana, donde la célebre Princesa de Eboli perdió su ojo

×

Subscribe to Las Imágenes Que Yo Veo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×