Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Nunca te rindas

Aconteció que estando Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, Le Dijo uno de Sus discípulos: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó también a sus discípulos.”

Y El les dijo: “Cuando oren, digan:

‘Padre, santificado sea Tu nombre.
Venga Tu reino.
Danos hoy el pan nuestro de cada día.
Y perdónanos nuestros pecados,
Porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben.
Y no nos metas en tentación.’”

También les dijo: “Supongamos que uno de Ustedes tiene un amigo, y va a él a medianoche y le dice: ‘Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha llegado de viaje a mi casa, y no tengo nada que ofrecerle;’ y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: ‘No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme para darte nada.’ Les digo que aunque no se levante a darle algo por ser su amigo, no obstante, por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite.

“Así que Yo les digo: pidan, y se les dará; busquen, y hallarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que Pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

O supongan que a uno de ustedes que es padre, su hijo le pide pan, ¿acaso le dará una piedra? O si le pide un pescado, ¿acaso le dará una serpiente en lugar del pescado? O si le pide un huevo, ¿acaso le dará un escorpión? Pues si ustedes siendo malos, saben dar buenas dádivas a sus hijos, ¿cuánto más su Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se Lo pidan?”

Lucas



This post first appeared on Canción De Amor | Una Meditación Diaria, please read the originial post: here

Share the post

Nunca te rindas

×

Subscribe to Canción De Amor | Una Meditación Diaria

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×