Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Por qué nos gusta el morbo más que antes? - | RSS Feed

Por Qué Nos Gusta El Morbo Más Que Antes? -  | RSS Feed
Tiempo de Lectura: 3 Minuto(s)

Por qué nos gusta el Morbo más que antes?
Esta es una serie de tres días que se estará publicando en Café de Papel para entender por qué experimentamos una mayor satisfacción al leer noticias negativas y cómo nuestra percepción de la realidad es afectada, por ejemplo, cuando respondemos a publicaciones provocativas de periódicos, críticos sociales, “artistas” y otros.

Parte 2.
Las presiones sociales y los tabúes entorno a presenciar cosas prohibidas, escuchar música que promueva la violencia, hacen que éstas se vuelvan más interesantes para nosotros, por su rareza, prohibición, singularidad y porque son, también, fácilmente accesibles. Al verlas o escucharlas obtenemos la sensación de sentirnos libres de poder ser quienes somos y de hacer lo que queremos. Después de ver noticias escandalosas, por ejemplo, solemos sentirnos más fuertes, porque en principio, verlas se convierte en un reto que normalmente aprendemos a desafiar sin complicaciones.

Glenn Sparks de la Universidad Purdue en Indiana, ha estudiado la manera en la que las películas de terror nos afectan. Nos produce satisfacción cuando al terminar de presenciarlas no nos hemos espantado o tapado los ojos. La sensación es como si al terminar de verla, hubiésemos conquistado algún tipo de nivel de control sobre nosotros mismos. Eso podría explicar porque algunas personas prefieren ese tipo de películas.

En otro aspecto más negativo, seguir noticias sobre escándalos de artistas, especialmente esos relativos a la moral o a la salud mental de los mismos, nos hace sentir bien. Un titular de periódico sobre una atleta que haya vencido a otra que se asumía invencible nos causa mucha curiosidad. Este efecto se llama “el juego del daño”, donde experimentamos placer inconscientemente con las tragedias de otros. Un buen ejemplo de esa conducta es lo que los sociológicos han estudiado que sucede después de un examen, o de una publicación de calificaciones, que tendemos a comparar las nuestras con las calificaciones de los demás. Al principio nos causa mucha ansiedad desconocer nuestro resultado, y en la mayoría de los casos deseamos estar entre los primeros lugares. En ese momento no solemos sentirnos mal al saber que hay mucha gente por debajo de nosotros, y hasta hace sentido que así sea.

En un caso similar, los practicantes de acoso escolar liberan su ansiedad y estrés emocional al burlarse de otros. Sensación que puede volverse adictiva, ya que después de las agresiones, el individuo experimenta una mayor necesidad de calmar su agonía, lo cual le motiva a volver a agredir. Al ver a los demás sufrir, el sufrimiento propio se vuelve, temporalmente menor que el de sí mismos.

Cuando observamos escenas llenas de violencia, venganza, o donde otras personas son dañadas, pero que no nos implican directamente a nosotros, nuestra ira e impulso agresivo se calman, como si estuviesen siendo satisfechos cuando los observamos en otras personas. Eso explica porque en parte no accionamos virtualmente ante las noticias de injusticia que le afectan a otros que no están conectados emocionalmente con nosotros.

Eso se llama catarsis, algo que nos libera, un tipo de purificación. La presentación de imágenes dramáticas engancha nuestras emociones. El problema es que no siempre estamos conscientes de dónde proceden las emociones que sentimos. Y ese es el escenario que se usa para manipular nuestra percepción. Uno de los aspectos más importantes y constructivos del morbo en la sociedad, es que se convierte en un tipo de símbolo de empatía, por el cual también obtenemos sentido como humanos. En su libro “En contra de la felicidad”, Erig G. Wilson dice que nuestra atracción morbosa es otro manera de expresar de nuestro deseo de sentir el sufrimiento de los demás, cuando la empatía ha sido afectada previamente por sucesos traumáticos, tristes, o desesperanzadores.

La curiosidad por el morbo tiene mucho que ver con la imaginación. Imaginamos qué sería estar en los zapatos de los otros, qué sería si nos pasara a nosotros, nos podría suceder?. Esa es una representación de “empatía”, la que nos recuerda que somos frágiles, como humanos, y que deberíamos estar más juntos, en más armonía con los demás.

Sentimos más morbo, porque seguimos interesados en conocer el dolor de los demás. Pero tenemos miedo de ser heridos directamente.

Continuará….
#amet #fiscal #policia #noticias #republicadomininicana #morbo #manipulacion #periodicos #elpoetacallejero

La entrada Por qué nos gusta el morbo más que antes? aparece primero en Café de Papel.



This post first appeared on Café De Papel - Historias Que Vale La Pena Compar, please read the originial post: here

Share the post

Por qué nos gusta el morbo más que antes? - | RSS Feed

×

Subscribe to Café De Papel - Historias Que Vale La Pena Compar

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×