Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

La última vez que revisé mi cartera había más plástico que papel.

El viento frio de la calle lo sentía muy adentro de los huesos. Preferí este horrible frío a Cargar un sweater sobre mi delgada playera. Saqué un paquete de lucky strike y el zippo que si preferí cargar y me senté en la acera a fumar y a esperar a mi cita.
Llegó, veinte minutos tarde y aproximadamente dos horas de maquillaje encima. Pero brillaba. Y lo mejor era que brillaba para mí: tacones rojos, vestido negro.
Conforme el carácter evoluciona en un hombre, la reacción primera ante esta imagen varía al opuesto: a los 16, una erección, a los 21, cara de idiota y erección, a los 25 contemplas, si la situación lo permite, lo que te vas a cenar más tarde. Así que la examine sin miedo.
Entramos a la barra de sushi. Ella pidió sake y yo una corona. Me la bebí de un sorbo mientras ella agitaba su bebida caliente.

- Queremos que te unas al proyecto…

Y dos horas y sakes después.

- No sé cómo lograste que me pusiera esto…
- Jajajajajaja – apunté.

The Shinji Studio 2005-2011 [email protected]


This post first appeared on .:: The Shinji Studio ::.., please read the originial post: here

Share the post

La última vez que revisé mi cartera había más plástico que papel.

×

Subscribe to .:: The Shinji Studio ::..

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×