Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Vivir fuera del país y la nostalgia al estar lejos de ti papá

Hay una canción ochentera que el autor escribió para su papá, una de las estrofas dice: "una canción no es Suficiente para explicar que tras un sueño voy y un día lo he de alcanzar", como buenachavorucasoy ochentera, súperpoperay el festival OTI fue motivo para sentarme frente a la tele por tardes largas. Así encontré ésta canción en esa época. Después compramos el disco y me la aprendí de memoria.
Ahora a mi edad...me da nostalgia cada vez que la escucho porque es un poquito la idea de mi historia, aunque yo a mis 10 años en ese entonces  pensaba que cuando la canción decía: "tras un sueño voy" que era algo así como cuando me vaya a casar y me cambie de casa. Hmmm. Sí me cambié de casa y me casé...pero también me cambié de país y sí, dejé a mi papá atrás. Y sí, le tuve que decir "no olvides que te amo mucho y no voy a fallar" como también dice la canción, pero desde lejos pienso que si le he fallado: Cuando he tomado decisiones irresponsables respecto al dinero, tontas respecto a los hombres, inmaduras respecto a cómo enfrentar obstáculos o al decidir poner una súper larga pausa a mi carrera profesional para dedicarme a ser mamá.
Mi papá es uno de esos hombres estrictos, duros, no muy cariñoso ni afectuoso, pero a veces de repente nos suelta unos besos y abrazos espontáneos, unas miraditas tiernas de aprobación, mensajes llenos de consejos sabios cuando pedimos su opinión. Y así nos dice que nos ama.
Y yo, me fui de México. Y dejé de verlo diario. De ver sus ojos negros detrás de sus lentes y de verlo dibujar diagramas en servilletas de los restaurantes. Dejé de manejar sus coches y de llamarlo porque se ponchó una llanta. Dejé de visitarlo en la oficina y de irnos juntos de vacaciones al norte.
Y esa canción ya la entendí.No era casarme y mudarme de casa. Era crecer e irme de mi país.Lo que siempre quise, viajar, conocer, vivir en inglés, tener una familia padrisima. Y nadie me pudo haber advertido que era ésto, como sabía la distancia, la nostalgia, el extrañamiento, los huecos en el corazón.
Nadie podía explicarme qué se sentía extrañar tanto a alguien que te ahogas el dolor en un lugar recóndito del estómago para que no salga más que en los días que escuchas una canción, pruebas una comida, ves pasar a alguien que se parece, encuentras una foto...y se te agolpan los recuerdosy explotas en llanto. Porque extrañas a tu papá. Al que corrías  a agarrarle la mano cuando salías con él a la calle. Al que te regañó cuando te fuiste a la fiesta y no regresaste cuando dijiste. Al que te obligó a cambiarte de ropa cuando querías irte al antro con la mini más chiquita del estándar en tu casa. Al que llamaste cuando te corrieron del trabajo. Y el que manejó 7 horas para entrenarte para tu próxima entrevista laboral. Y el que te sermoneaba cuando reprobabas materias y al que te compró tu primer coche. Al que te dió permiso de viajar a otro país pero no te daba permiso de casarte con "el que solo se quiere aprovechar de ti".
Extrañas a ese hombre que es todo tu principio, tu brújula, tu norte franco, tu lucidez y raciocinio. Tu esperanza, fuerza, roca. Tu primer contacto con tu fé. Tu equilibrio. Tu mesura. Tu lógica. Tu reflexión. Tu contacto con tu origen. Tu maestro en escenarios desconocidos. Tu seguridad en un mundo tan inseguro.
La canción ochentera tenía razón: "una canción no es suficiente al intentar decirte lo que siento dentro al tenerme que marchar".
Una canción no es suficiente. Ésta carta no es suficiente. Irte a ver cada tanto no es suficiente. Llamarte no es suficiente.Nada. Nunca.
Y sigo tras ese sueño que me salí a perseguir, quisiera encontrarlo desde aquí, pero contigo.
Todos los días. Con todos mis años y todos los tuyos.Te sigo extrañando papá.


This post first appeared on MexicanAbroad, please read the originial post: here

Share the post

Vivir fuera del país y la nostalgia al estar lejos de ti papá

×

Subscribe to Mexicanabroad

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×