Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

subte

“Será/ que aun no se llenaba la luna/ será/ que el tiempo fue menguando nuestras ganas/ será/ será/ será/ será la luna” la primera estrofa pesca con sorpresa a algunos de los que están alrededor de él. Antes de bajar la mirada al piso, intentan identificar el posible espectáculo de una parada de duración. Pero no hay nada en el centro. Entonces se buscan los ojos de los que están cerca para ver a través de su atención. Hay uno de pie al lado de la puerta que mira con raptos de fijeza a un hombre parado también, que mira hacia fuera, hacia la pared de los túneles. El hombre tiene unos auriculares que se pierden en el abrigo. Y canta. Canta bien fuerte. No queda muy claro si para sacar lo que tiene dentro o para darle a los otros una distracción, un momento. Lo cierto es que entre tanta confusión, una vez que se piensa terminada la melodía algunos tímidamente aplauden sin mucha seguridad de que sea esa la respuesta. Como para decirle “que simpático” o “callate”. Pasa al siguiente track y esta canción algunos parecen reconocerla y lo acompañan con palmas, que siguen desorientadas en su quehacer de espectador. O no. En su calidad de testigo del momento del otro que canta con la intención de ser escuchado aunque él sea el único que escuche la música.


This post first appeared on Dejalo En Remojo, please read the originial post: here

Share the post

subte

×

Subscribe to Dejalo En Remojo

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×