Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

10 maneras en que el estrés está dañando tu cuerpo

Si bien es difícil ponerlo en palabras, todos sabemos qué es y cómo se siente el estrés. Sus niveles pueden ser diferentes y sus causantes múltiples, pero sea cual sea el tipo de estrés si lo padecemos con mucha frecuencia puede ser muy dañino para la salud.
7180_efectos_del_estres_en_el_cuerpo7
Además, el estrés es muy personal y depende de cada persona. Mientras que a unos una experiencia les puede parecer una aventura, a otros puede incrementarles su nivel de estrés al máximo. Una mínima porción de estrés puede ser beneficiosa para la memoria e incluso motivarnos, pero cuando este se apodera de nuestra vida puede afectar mucho nuestra salud y manifestarse en diversas enfermedades.

Para que tomes conciencia de que es necesario que controles tus niveles de estrés, te gustará saber cómo puede afectar éste tu salud:

El peso: no es nada nuevo que el estrés puede provocar un aumento de peso. No solo porque nos lleva a hacer malas elecciones a la hora de comer, sino también porque la hormona del estrés (cortisol) puede aumentar la cantidad de tejido graso en el cuerpo y aumentar el tamaño de las células de grasa.

Según estudios, un nivel más alto de cortisol está relacionado con mayor grasa abdominal, un tipo de grasa que es muy peligroso para tu salud.

Corazón:

a pesar de que la relación directa entre el estrés y los ataques al corazón no está del todo clara, no cabe ninguna duda de que existe. Un estudio realizado en Europa comprobó que las personas con trabajos estresantes y poco poder de decisión tienen un 23% más posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

Digestión: diarrea, calambres, acidez, el caos que está ocurriendo en tu estómago puede ser consecuencia del estrés. Una condición muy normal es el síndrome de colon irritable que se caracteriza por dolor, estreñimiento y diarrea. Las ulceras también son propias de sufrir mucho estrés.

Piel: la adolescencia no es la única que provoca acné, sino que un nivel muy alto de estrés también puede provocar erupciones en la piel. Según un estudio aquellos alumnos que padecen mayor estrés en períodos de examen tienen mayor tendencia a aquellos que lo viven con más calma.

Esto se debe al aumento de andrógenos en el cuerpo, especialmente en mujeres.

Deseo sexual: si estás atravesando momentos de mucho estrés, no es tu pareja la que reduce tu deseo sexual, sino que el culpable es tu cuerpo estresado. Según investigadores esto se debe a que cuando uno no está estresado tiene mayores deseos de transmitirle salud y calma a su pareja a través de las relaciones.

Sistema inmune: si una persona está atravesando un momento de mucho estrés psicológico es probable que tenga mayor dificultad para combatir los gérmenes y virus a los que se exponga. Se cree que esto es porque las células inmunes de personas con estrés son menos sensibles a las hormonas que eliminan la inflamación.

Cerebro: a través de tomografías del cerebro se ha comprobado que el estrés puede reducir la cantidad de tejido en las regiones del cerebro que regula las emociones y el autocontrol. Este daño puede hacer comenzar a empeorar la habilidad de las personas para lidiar con el estrés.

Cabello: estar bajo un nivel de estrés muy alto puede dañar tu cabellera, ya que se cree que el estrés juega un papel principal cuando hay una importante pérdida de cabello.

Dolores de cabeza: los químicos en nuestra cabeza como la epinefrina y el cortisol pueden provocar cambios vasculares que se manifiestan con un insoportable dolor de cabeza y a veces hasta migraña. El estrés también deja los músculos tensos lo que puede empeorar la migraña.

Presión de la sangre:
una situación de mucho estrés puede aumentar la presión en sangre temporalmente, pero si comienza a ser cada vez más recurrente se pueden provocar cambios permanentes en la presión.

¿Cómo darle batalla al estrés?

Por todas estas razones y más es muy necesario que todos tomemos conciencia de que por muy de moda que esté, el estrés es una condición que puede ser muy nociva para nuestra salud. Por eso es importante eliminarlo o reducir sus niveles. Puede resultar confuso cómo hacerlo al principio pero existen muchas técnicas y terapias para eso.

Actividades tan simples como escuchar a música, conversar con un amigo y dormir un poco más ya pueden marcar la diferencia. Mantener una alimentación equilibrada también es clave si queremos estar prontos para combatir el estrés. Y por mucho que insistas en que ’’no tienes tiempo’’, realizar ejercicio o practicar meditación serán imprescindibles para que puedas vencer al estrés.



This post first appeared on 10 Curiosidades, please read the originial post: here

Share the post

10 maneras en que el estrés está dañando tu cuerpo

×

Subscribe to 10 Curiosidades

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×