Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

La gente de la universal - Felipe Aljure (Reseña)





El ex-sargento de Policía Diógenes Hernández es dueño de -La Universal-¸agencia de detectives privados¸ que funciona en el mismo apartamento en el que conviven él y su esposa Fabiola¸ quien a su vez sostiene un romance con Clemente Fernández¸ sobrino de Diógenes y también trabajador de la agencia. La historia comienza cuando Gastón Arzuaga¸ un mafioso español preso en Colombia¸ contrata a -La Universal- para que vigile a su amante¸ Margarita¸ una actriz de cine porno.







La gente de la universal es una comedia que representa totalmente a los colombianos, principalmente, porque nos hace reír de lo cruda que es, como nuestra realidad. En todo momento hay caos, problemas, desorden, y aun encontramos el espacio de reírnos de eso, y de los Personajes, algo muy nuestro, la risa como alivio y la risa de saber que en cada uno hay una representación innegable de nuestra cultura.

La cultura de los vivos, quien lo es más que quién y cómo sobrevivir y sacar provecho, eso en nuestro país es educación, es como se avanza, a veces sucio, a veces con trampa pero siempre adelante por más vueltas que haya, el pueblo colombiano y su dicho sagrado del vivo vive del bobo está plantadísimo en los personajes principales.

Personajes que parecen sacados de nuestro día a día como los porteros, del edificio y del cinema, ambos mañosos,  queriéndose hacerse ver intachables pero rendidos ante un billete, y aun así queriendo conservar su autoridad. Los dormidos y los bravos al mismo tiempo, es increíble como figuras como esa son tan comunes y quien sabe, sin en algún otro lugar se pudieron ver exageradas en la película, pero un colombiano puede decir que en algún momento trató con ese mismo celador.

La frase estrella de la película “por eso le digo” , es un clásico de años para intentar escapar de dar explicaciones lógicas, de ordenar amablemente, y es todo un clásico colombiano desde hace años. Puede no tener sentido, puede estar mal, puede parecer loco, pero si dicen “por eso le digo” , por eso le dice y punto. Lo más chistoso de la frase es ver la reacción de los personajes extranjeros al escucharla, un colombiano ya está acostumbrado al sistema, pero enfrentarse a tanto problema sin respuesta y solo encontrar esa frase a ellos les desespera.

En todo momento la ciudad está presente, la gente, el desorden, los trámites lentos, el movimiento, en el centro de cualquier ciudad se puede ver el mismo ambiente. No se necesita ser de Bogotá para sentirse identificado con ese ambiente.
Los personajes, el entorno, las situaciones y los diálogos, todo es una representación total de Colombia como sistema y de los colombianos en nuestra cultura, la parte fea, cruda, pero eso es lo interesante, como entretiene y da risa ver nuestra parte fea de manera más cruda y aun reírnos.










This post first appeared on El Arte Me Llama, please read the originial post: here

Share the post

La gente de la universal - Felipe Aljure (Reseña)

×

Subscribe to El Arte Me Llama

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×