Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Al-Qaeda norteamericano: QAnon

Fotografía: Marc Nozell

 

A poco más de 40 días del evento electoral más importante en la historia moderna en Estados Unidos, surge una nueva tendencia fundamentalista que se alimenta de la conspiración, la falsedad y la división.


Similar a lo que aprendimos dolorosamente décadas atrás como Al-Qaeda, estos movimientos de culto ven en la destrucción de la verdad el camino para atacar despiadadamente la sociedad, la diversidad religiosa y sexual incluyendo los estilos de vida que disfrutamos hoy día.


Si tomamos brevemente los precedentes de Al-Qaeda, encontramos que, tras la retirada de las tropas soviéticas en Afganistán al filo de 1988, Osama Bin Laden creó este grupo para convertir los países árabes en regímenes musulmanes estableciendo que Estados Unidos era su principal enemigo.


Han sido muchos los ataques y cientos de miles las muertes a manos de esta organización terrorista:


  • 26 de febrero de 1993: Seis personas murieron cuando una bomba en una camioneta explotó bajo las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York. Osama Bin Laden se vinculó a este ataque.

  • 25 de junio de 1996: Una bomba en un camión de combustible mató a 19 soldados estadounidenses y lesionó a casi 400 personas en la ciudad de Khobar, en Arabia Saudita. Osama Bin Laden se le refirió como el principal sospechoso.

  • 7 de agosto de 1998: Camiones bomba explotaron en las embajadas de Estados Unidos en Nairobi, Dar Es Salaam, causando la muerte de 224 personas. El presidente de Estados Unidos en aquel entonces calificó a Osama Bin Laden como el enemigo número 1 de Washington.

  • 12 de octubre de 2000: 17 marineros murieron como consecuencia de un ataque bomba contra el buque de guerra estadounidense Cole en el puerto yemení de Aden.

  • 11 de septiembre de 2001: Tres aviones comerciales fueron secuestrados, golpeando puntos claves en Estados Unidos, destruyendo las Torres Gemelas del World Trade Center en Nueva York e impactando el Pentágono. Este ha sido el peor ataque directo a la nación norteamericana en su historia contemporánea. Un cuarto avión se estrelló en Pennsylvania muriendo todos sus pasajeros. En total murieron más de tres mil personas.

Esto es solo un pequeño recuento de los ataques más importantes registrados por este grupo.


El 2 de mayo de 2011, El presidente de Estados Unidos, Barack Obama le anunciaba a la nación y al mundo la muerte del fundador y líder de Al-Qaeda, en un operativo llevado a cabo por militares estadounidenses en Pakistán.


Según Carlos Rizowi, especialista en terrorismo, la muerte del líder de este grupo no se trataba de un golpe mortal, pero sí un efecto difícil de revertir—agregó.


Todo esto nos debe enseñar la peligrosidad de los discursos fundamentalistas que miran a una ideología como una filosofía de vida única y cuyos lazos con la violencia y el terror se sumaron a cientos de miles de víctimas incluyendo mujeres, niños, ancianos y soldados entre muchos otros.


Lamentablemente hay sectores que no aprenden de la historia. 


Este es caso de lo que les vengo hablar ahora: QAnon


Su nombre proviene de la autorización “Q” que tienen pocos funcionarios militares que supuestamente acceden información privilegiada y clasificada y al ser anónimo le agregan la marca: Anon.

 

QAnon es el término que incluye un sinnúmero de teorías de conspiración en Internet, que promulgan falsamente que este mundo está gobernado por un grupo de pedófilos que adoran el mal, conspiran en contra de Trump y al mismo tiempo son dueños de una red global de trafico sexual de menores.

 

Los seguidores de QAnon creen firmemente que entre este grupo de traficantes y adoradores están figuras como Hillary Clinton, Barack Obama al igual que un gran grupo de estrellas como Oprah Winfrey y Tom Hanks incluyendo personalidades religiosas como el papa Francisco. 

 

Afirman además que estas figuras de renombre matan y se comen a sus víctimas con el propósito de extraer de su sangre y un químico que prolonga la vida.

 

Para ellos, Donald Trump es el único que fue reclutado para que contendiera en la presidencia de 2016 con el objetivo de disolver esta conspiración criminal, acabando con su control político en los medios de comunicación para eventualmente hacer justicia.

 

Si piensan que todo esto es absurdo deben saber que, a mediados de agosto de este año, QAnon logró que Marjorie Taylor Grene, una simpatizante abiertamente declarada de QAnon en Georgia, ganara la elección en las primarias republicanas en un distrito estrictamente conservador, lo que constituye una victoria prácticamente segura en las elecciones del Congreso en noviembre. Trump la describió como la “futura estrella republicana”.

 

A pesar de lo absurdo de sus postulados, este culto de Internet en suelo norteamericano está lejos de disiparse. Hay otros candidatos al Congreso afines con esta ideología que muy probablemente puedan entrar en estas elecciones o quedarse en el ruedo político para una próxima vuelta.

 

Pero si pensábamos que esto se circunscribe únicamente a Estados Unidos, nos equivocamos. A pesar de que desde mediados de agosto del presente año Facebook anunció el cierre de más de 790 grupos, 100 páginas y 1,500 anuncios vinculados a esta teoría, aun hoy están más presentes que nunca, operando en redes sociales clandestinas desde América Latina.

 

El 28 de junio de este año se creó una página QAnon Costa Rica, con más de 6,700 seguidores. Esto fue investigado por el Diario costarricense La Nación.

 

Semanas después, 14 de julio de 2020, crearon QAnon Argentina con 4,283 miembros.

 

QAnon Colombia opera desde 9 de noviembre de 2020, con 1,700 miembros.

 

De la misma forma cuando se evaluaron estas páginas se revelaron grupos QAnon en México, Guatemala, Panamá, Brasil, Uruguay incluyendo uno en particular QAnon Latinoamérica con más de 4 mil m miembros.

 

Tal y como lo expresamos brevemente sobre los antecedentes de Al-Qaeda, grupos de esta índole profesan un culto equivocado y erróneo de la vida en sociedad, fundamentando su ideología en falsedades y teorías inconsecuentes y absurdas que dislocan la sensatez y la racionalidad.

 

La pretensión de estas fórmulas de conspiración similar a los fundamentalistas religiosos que creen que por medio del terror aglutinan y destruyen el marco de vida de occidente debe enseñarnos a estar atentos para rechazar estos cultos y discursos peligrosos en la vida en sociedad.

 

Aunque es sorprendente que esto suceda dentro de la nación norteamericana, realmente nadie está exento que nada de esto pueda insertarse del territorio norteamericano.

 

Muchos de estos componentes están armados, inciden y operan de forma similar a aquellos que promulgan el Yihad en el medio oriente como vehículo de liberación.

 

Cuando le sumamos a un ente en Casa Blanca que se nutre de la mentira, el acoso y las aptitudes divisorias y raciales es como encender una pólvora que está a punto de explotar.

 

Seamos vigilantes, sensatos y libres para escoger. Seamos firmes en la denuncia y valientes en nuestro desempeño. 

 

El 3 de noviembre está cerca y lo puede cambiar todo. Está en nuestras manos.



This post first appeared on La Otra Cara, please read the originial post: here

Share the post

Al-Qaeda norteamericano: QAnon

×

Subscribe to La Otra Cara

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×