Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

El valor de la oración

Tags: poco pensar peor
De La Capilla Franciscana, Viejo San Juan, Puerto Rico / Foto: José Carlo Burgos: Fotoperiodista
A veces tenemos que hacer un alto. Detener ese ritmo acelerado que nos va consumiendo poco a poco y elevar la vista y mirar allá arriba como dice "Lynyrd Skynyrd" (Simple Man) "Don't Forget that it's someone up above".., y comenzar a dar gracias.

Obviamente la parte económica nos quita el sueño o por lo menos a mí me pasa...

La salud y las emociones que se nutren de un diario y sus circunstancias...

las interacciones y los juegos mentales que se tiene continuamente con otros y las prolongadas horas de trabajo en oficinas, no dan el espacio para parar y pensar un poco. Pero debemos hacerlo.

Debemos buscar un momento, un silencio, cierta intimidad espiritual que nos ayude a pensar un poquito más allá. Y compartir nuestra esencia en aquello que creemos, en ese algo que no vemos pero nos protege.., a pesar que para algunos eso sea un cuento de hadas.

Pienso además que los pueblos nunca deben perder la Fé. La esperanza y el deseo de caminar un poquito más lejos. Lograr la libertad y aceptar quiénes son distintos sin mediar la injusticia o la desigualdad. Aunque suene utópico, el foco central de nuestras vidas se debe acercar cada vez a algo que nos mueva a ser mejores seres humanos para alcanzar la paz.

Y somos testigos de las atrocidades que aparecen día a día en las noticias, o circunstancias trágicas que se graban en segundos, que arropan las redes; se convierten en muestras virales de lo peor en el mundo. Cosas que jamás pensé, podían suceder. Y es mucho peor cuando se pueda pensar que eso es normal en un mundo como este. Y no, no es normal. Cualquiera  que ve cómo se matan los unos a los otros, se explotan en actos de terror o se meten a escuelas de niños y jóvenes o discotecas homosexuales y acribillan a media humanidad; jamás puede ser normal.

Y por eso, que la oración es tan importante. Es un momento sagrado en donde la conciencia le abre la puerta a nuestro espíritu para que humildemente, pueda dar gracias por las bendiciones y le pida ya sea al universo, o a "papa Dios", en fin, lo que usted crea; que aquellos que sufren lo peor de la vida, haya misericordia y piedad. Los que sufren torturas inimaginables en otras partes del mundo; que puedan liberarse, que se derrumben para siempre esos regímenes basados en el miedo y la crueldad y a los que roban, se lucran, amenazan o utilizan la debilidad de sus semejantes para lograr o ampararse en su propios beneficios, que al final haya justicia.









This post first appeared on La Otra Cara, please read the originial post: here

Share the post

El valor de la oración

×

Subscribe to La Otra Cara

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×