Get Even More Visitors To Your Blog, Upgrade To A Business Listing >>

Mundo mascota contesta ¿A qué le tienen miedo los perros?

Visitas al veterinario, los ruidos fuertes entre los cuales se deben incluir los fuegos artificiales y la pirotecnia las tormentas, las personas extrañas, otros perros, las jaulas, los viajes en carro o avión… la lista de posibilidades se puede extender indefinidamente; resumiendo, cualquier estímulo abrupto y repentino al cual nuestra Mascota pueda percibir como una amenaza se puede convertir en fuente de temor para ella. Tenerle miedo a algo en sí mismo no es el problema. Tanto para humanos como para nuestros animales, cuando sentimos temor o miedo a algo podemos ser cautelosos y, reconociendo un peligro potencial, podemos actuar en nuestro beneficio. Demasiado miedo, sin embargo, nos paraliza o nos impulsa a escapar; en otras palabras, Nuestras Reacciones Emocionales extremas, carentes de cautela, tienden a perjudicarnos en lugar de ayudarnos. Lo cierto es que tanto en humanos como en animales nuestras reacciones emocionales son muy parecidas. A fin de cuentas, todos somos animales.

En otro aspecto emocional donde los humanos y los animales nos parecemos, nuestro miedo puede ser innato (nacemos con aprensiones y temores particulares) o aprendido (causado por experiencias pasadas). Una mascota rescatada, por ejemplo, puede experimentar un miedo a la soledad exagerado (visible cuando su humano sale a trabajar) como consecuencia del abandono que sufrió cuando era un cachorro. Algunas reacciones de miedo que podemos ver en nuestras mascotas son: ladrar excesivamente, esconderse bajo la cama, tiritar o temblar, paralizarse, sollozar o salir corriendo entre otras. Cuando nos encontramos con una mascota temerosa, nuestra primera intervención de apoyo debe ser entender la causa del miedo; nuestra empatía es vital para ayudarlos mejor. Por ejemplo, en mayor o menor grado, todos le tenemos miedo a las tormentas, por lo tanto, es fácil empatizar con nuestra mascota o ponerse en su situación. También es importante que entendamos que en el caso de nuestra mascota con una capacidad auditiva mayor a la del humano los truenos se escuchan de una manera más intensa, resultando doloroso a su oído. Algunas estrategias que podemos aplicar para calmarla pueden ser:
  • Si tu mascota llora y se queja, NO debes acariciarla porque podría interpretarlo como un premio o una recompensa a una conducta que es inapropiada. Por la misma razón, a una mascota que está actuando histéricamente o que se siente aterrada, nuestra voz debe ser firme y nuestro mensaje corto (una o dos palabras cada vez); no debemos usar voz suave ni debemos intentar explicaciones largas que nuestra mascota no entendería.
  • El castigo con sus consabidos regaños no solo son una soberana pérdida de tiempo sino que también resultan contraproducentes. Gritos y castigos no calman a nadie, ni humano ni animal, todo lo contrario, gritar es agitar. Así que, nuevamente, usa una voz moderada pero firme y con pocas palabras.
  • NO trates de abrazar a una mascota con miedo. En ese momento, el abrazo para tu mascota es sinónimo de retener y de aguantar. Su instinto de conservación la va a impulsar a querer escaparse de tu abrazo, y eso es lo que va a hacer.
  • No sobre expongas a tu mascota al estímulo aversivo; en otras palabras, si no quiere nadar, no la tires al lago para que aprenda. No va a aprender, se va a aterrar y estarás contribuyendo a crearle un miedo de por vida. Dependiendo del tipo de miedo, la exposición gradual (poco a poco) es siempre la mejor alternativa.
  • Mientras mejor entiendas y conozcas a tu mascota, más puedes prevenir. Previo al viaje largo, asegúrate de mantener sus rutinas al día; paséala y aliméntala a la misma hora. Actúa calmado para que ella te vea calmado. Adelántate a la tormenta; la mañana previa, haz que todo sigua igual para que tu mascota perciba que nada ha cambiado. Prepara un rincón o zona de confort segura y dale su juguete favorito con una colcha calientita que la acurruque. En su zona de confort, apaga el televisor, y si lo prendes, que no sea en una de las películas de terror de Freddy Krueger. Una mejor alternativa es que prendas la radio con volumen bajo y música suave. La clave es calma, calma, calma. Irrespectivo del tipo de miedo en tu mascota, actúa normal y relajado; tú eres una gran fuente de apoyo y de influencia positiva para tu mascota. En otras palabras, tú eres el dominante alfa.



¡Fortalece a tu mascota con Omega 3/6/9!

¡Nuevo! Suplemento Omega 3/6/9 para la salud óptima de tu mascota, perro o gato. Altamente beneficioso para la piel, el cerebro, el corazón, las articulaciones y el sistema inmunológico de tu mascota. Seguro para todas las mascotas, pero especialmente beneficioso para mascotas en crecimiento, “viejitas” y aquellas con problemas de salud. Fortalece a las mascotas que están tomando medicamentos. Cada botella incluye 60 pastillas tipo gelatinoso; no te ensucias con aceite ni tienes que medir. Con la compra de tres botellas, pagas por dos y la tercera es gratis  Puedes adquirirlo aquí: OMEGA3/6/9

Cada artículo que compras a través de Mundo mascota genera las ganancias que nutren nuestro Fondo Mundo mascota (a beneficio de los rescatistas de animales).

Compras por internet disponible para los siguientes países: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, Portugal, España y Venezuela


This post first appeared on Mundo Mascota, please read the originial post: here

Share the post

Mundo mascota contesta ¿A qué le tienen miedo los perros?

×

Subscribe to Mundo Mascota

Get updates delivered right to your inbox!

Thank you for your subscription

×